Estiramiento de la piel de la frente - Serie

Indicaciones

El estiramiento de la piel de la frente se realiza comúnmente en personas entre los 40 y 60 años de edad con el fin de reducir los efectos visibles del envejecimiento.

En las personas más jóvenes, se puede realizar un estiramiento de la piel de la frente para levantar las cejas caídas de origen congénito que dan al rostro una expresión triste. Las personas cuyas cejas están tan caídas que interfieren con el campo superior de la visión, el estiramiento de la piel de la frente se puede llevar a cabo como un procedimiento reconstructivo.

El candidato ideal para un estiramiento de la piel de la frente tiene que ser una persona con una o más de las siguientes características faciales:

  • Cejas caídas
  • Tejido flácido que cuelga en la parte exterior de los párpados
  • Arrugas horizontales en la frente o
  • Nariz disfuncional.

Las arrugas profundas entre los ojos también se pueden reducir con el estiramiento de la piel de la frente.

Indicaciones

Procedimiento

Muchos cirujanos usan anestesia de infiltración local combinada con un sedante, así el paciente está despierto pero soñoliento e insensitivo al dolor. Algunos pacientes requieren una anestesia general para estar dormidos durante la operación. Las secciones de cabello se mantienen fuera del área de la cirugía. Es probable que sea necesario cortar el cabello que está delante de la incisión; sin embargo, la cabeza no se afeita. La incisión se hace a la altura de la oreja y continúa a través de la parte superior de la frente, al nivel de la línea del nacimiento del pelo, para no hacer que la frente parezca demasiado alta. Si el paciente es calvo o con tendencia a la calvicie, el cirujano puede hacer una incisión en la mitad del cuero cabelludo para evitar una cicatriz visible.

La piel de la frente se estira y se mide para extraer el tejido, la piel y el músculo sobrante. La incisión se cierra con puntos de sutura o con grapas.

Procedimiento

Cuidados postoperatorios

El área operada se envuelve con un apósito estéril y con un vendaje elástico para evitar el sangrado y el edema. Hay insensibilidad y molestia temporal en el área quirúrgica que puede aliviarse con medicamentos.

Para evitar la inflamación, la cabeza se mantiene levantada de dos a tres días después de la cirugía. La equimosis y el edema alrededor de los ojos y las mejillas son inevitables, pero comienzan a desaparecer más o menos en una semana. A medida que los nervios se regeneran, la insensibilidad en la frente y en el cuero cabelludo se convierten en prurito (picazón).

Pueden pasar hasta seis meses para que estas sensaciones desaparezcan por completo. Los vendajes se retiran uno o dos días después de la cirugía. Entre los 10 y 14 días se retiran los puntos de sutura o grapas.

Cuidados postoperatorios

Revision

Last reviewed 11/7/2011 by Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine; David A. Lickstein, MD, FACS, specializing in cosmetic and reconstructive plastic surgery, Palm Beach Gardens, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com