Decidirse por una artroplastia de cadera o de rodilla

Introducción

Un análisis y reflexión cuidadosos puede ayudar a tomar una decisión respecto a someterse o no a una artroplastia de rodilla o de cadera. La cirugía puede o no ser la mejor opción para usted. Un paso clave es hablar con el médico sobre la calidad de vida y las metas ante la posibilidad de realizarse una cirugía. Usted también puede leer acerca de la operación que está contemplando y charlar con otras personas con problemas de cadera o de rodilla.

¿Quién se beneficia de una artroplastia de cadera o derodilla?

La razón más común para someterse a una artroplastia de rodilla es brindar alivio al dolor de la artritis grave que limita lo que una persona puede hacer. El médico puede recomendar la artroplastia de rodilla cuando:

  • Usted está teniendo síntomas de artritis de rodilla, como:
    • No puede dormir de corrido por la noche debido al dolor de rodilla.
    • El dolor de rodilla lo limita o le impide poder realizar sus actividades normales, como bañarse, preparar la comida, hacer las tareas domésticas y otras actividades.
  • El dolor de rodilla no ha mejorado con otro tratamiento.
  • Usted entiende cómo será la cirugía y la recuperación después de ella.

Algunas personas están más dispuestas a aceptar los límites que su dolor de rodilla les ha puesto. Esto significa esperar hasta que el dolor las despierte por la noche o les impida realizar las actividades cotidianas.

Otras pueden estar interesadas en la cirugía de artroplastia de rodilla si su dolor le está impidiendo hacer caminatas más largas, jugar al tenis o al golf o poder realizar otras actividades ocasionales importantes.

Por lo regular, las artroplastias de cadera y de rodilla se hacen en personas de 60 años y más, pero muchas personas que se someten a esta cirugía son más jóvenes. Cuando se lleva a cabo esta intervención, la nueva articulación puede desgastarse con el tiempo, lo cual es más probable que ocurra en personas con un estilo de vida más activo o en aquallas que probablemente van a vivir por más tiempo. Infortunadamente, si se necesita una segunda artroplastia en el futuro, posiblemente no funcione tan bien como la primera.

¿Existe algún riesgo al esperar?

En la mayoría de los casos, las artroplastias de cadera y de rodilla son procedimientos electivos. Esto significa que estas cirugías se hacen para brindar alivio a su dolor y no por alguna otra razón médica.

Demorar la cirugía no debe hacer que la artroplastia sea menos efectiva si decide someterse a ella en el futuro. Sin embargo, si el dolor le está impidiendo movilizarse bien, los músculos alrededor de su articulación pueden volverse más débiles y los huesos más delgados. Esto puede afectar su tiempo de recuperación una vez que le realicen la artroplastia.

Es posible que no pueda someterse a una artroplastia

El médico puede desaconsejar la artroplastia de cadera o de rodilla si usted tiene cualquiera de los siguientes problemas:

  • Es muy obeso (pesa más de 300 libras o 136 kg).
  • Sus cuádriceps, los músculos en la parte frontal de su muslo, están muy débiles. Los cuádriceps débiles podrían llevar a que sea muy difícil para usted caminar y usar su rodilla.
  • Tiene piel enferma alrededor de la rodilla.
  • Ha tenido una infección previa de la rodilla.
  • Tiene antecedentes de problemas cardíacos o pulmonares, los cuales pueden hacer que una cirugía mayor sea más riesgosa.
  • Tiene cualquier otro problema de salud que posiblemente no le permite recuperarse bien de una artroplastia.

Referencias

Mihalk WM. Arthroplasty of the knee. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2012:chap 7.

Harkess JW, Crockarell JR. . Arthroplasty of the hip In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2012:chap 3.

Revision

Last reviewed 8/12/2013 by C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com