Alta tras derivación ventriculoperitoneal

Nombres alternativos

Altas tras colocación de derivación ventriculoperitoneal; Alta tras fístula VP; Alta tras revisión de derivación

Cuando su hijo estuvo en el hospital

Su hijo tiene hidrocefalia y fue necesario que le colocaran una derivación para drenar el exceso de líquido y aliviar la presión en el cerebro. Esta acumulación de líquido (líquido cefalorraquídeo o LCR) en el cerebro y la médula espinal y la presión hacen que el tejido cerebral oprima (se comprima) el cráneo. El exceso de presión o la presión que se mantiene por mucho tiempo puede dañar el tejido cerebral.

A su hijo le hicieron una incisión por detrás del oído y le abrieron un pequeño agujero a través del cráneo. También le hicieron una pequeña incisión o corte en el abdomen. Le colocaron una válvula bajo la piel por detrás del oído y un catéter dentro del cerebro para llevar el líquido hasta la válvula. Se le conectó otro catéter a la válvula y se deslizó bajo la piel hasta el abdomen.

Qué esperar en el hogar

Cualquier sutura o grapa que se pueda ver se quitará en aproximadamente 7 a 14 días.

Todas las partes de la derivación están bajo la piel. Al principio, el área en la parte superior de la derivación puede estar levantada por debajo de la piel, pero a medida que la hinchazón desaparezca y el cabello de su hijo crezca de nuevo, habrá una pequeña área elevada más o menos del tamaño de una moneda de 25 centavos que, por lo general, no será notoria.

Cuidados personales

No duche ni le eche champú al niño en la cabeza hasta que le quiten las suturas y las grapas. Es preferible darle un baño de esponja. La herida no se debe empapar en lo absoluto con agua hasta que la piel esté completamente sana.

No presione sobre la parte de la derivación que usted puede sentir o ver bajo la piel de su hijo por detrás del oído.

Su hijo debe ser capaz de seguir su dieta normal cuando vaya a casa, al igual que de realizar la mayoría de las actividades.

  • Si tiene un bebé, trátelo normalmente. No hay problema con hacerlo saltar.
  • Los niños mayores pueden realizar la mayoría de las actividades regulares, pero hable con el médico respecto a los deportes de contacto.
  • La mayoría de las veces, su hijo puede dormir en cualquier posición; sin embargo, pregúntele al médico o a la enfermera.

Su hijo puede tener un poco de dolor cuando vaya a casa. Los niños menores de 4 años pueden tomar paracetamol (Tylenol) y a los niños de 4 años o más se les puede recetar analgésicos más fuertes, de ser necesario.

Cuándo llamar al médico

Los mayores problemas de los cuales hay que estar pendiente son la infección u obstrucción de la derivación.

Llame al pediatra si su hijo:

  • Tiene confusión o parece estar menos alerta.
  • Tiene fiebre de 101° F (38° C) o más alta.
  • Tiene dolor en el abdomen que no desaparece.
  • Presenta rigidez de nuca o dolor de cabeza.
  • Presenta inapetencia o no está comiendo bien.
  • Tiene venas en la cabeza o el cuero cabelludo que parecen más grandes de lo que solían ser.
  • Tiene problemas en la escuela.
  • Presenta desarrollo deficiente o ha perdido una habilidad del desarrollo previamente alcanzada.
  • Se ha vuelto de mal genio o irritable.
  • Presenta enrojecimiento, hinchazón, sangrado o aumento de la secreción de la incisión.
  • Presenta vómitos que no desaparecen.
  • Tiene problemas para dormir o está más dormilón de lo habitual.
  • Tiene llanto chillón.
  • Ha estado luciendo más pálido.
  • Le está creciendo la cabeza.
  • Presenta protrusión o sensibilidad en la fontanela en la parte superior de la cabeza.
  • Tiene hinchazón alrededor de la válvula o alrededor de la sonda que va desde la válvula hasta el abdomen.
  • Tiene una convulsión.

Referencias

Etilogical categories of neurological disease. In: Goetz CG, ed. Textbook of Clinical Neurology. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 28.

Kinsman SL, Johnston MV. Congential anomalies of the central nervous system. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 585.

Revision

Last reviewed 8/20/2012 by Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine; and Luc Jasmin, MD, PhD, Department of Neurosurgery at Cedars-Sinai Medical Center, Los Angeles, and Department of Anatomy at UCSF, San Francisco, CA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com