Aborto médico

Definición

El aborto médico es el uso de medicamentos para terminar un embarazo. El fármaco ayuda a eliminar el feto y la placenta de la matriz (útero) de la madre.

Hay diferentes tipos de abortos médicos. 

  • El aborto médico terapéutico se hace porque la mujer tiene una enfermedad.
  • El aborto provocado se hace porque una mujer opta por (decide) terminar el embarazo.  

Un aborto provocado no es lo mismo que un aborto espontáneo. Éste último es cuando un embarazo termina por sí solo antes de la semana 20.

En el aborto quirúrgico, se utiliza cirugía para terminar un embarazo.

Nombres alternativos

Aborto médico terapéutico; Aborto médico provocado; Aborto provocado; Aborto no quirúrgico

Descripción

Un aborto médico, o no quirúrgico, se puede hacer dentro de las 7 semanas desde el primer día del último periodo menstrual de la mujer. Se utiliza una combinación de medicamentos hormonales recetados para ayudar al cuerpo a expulsar el feto y el tejido de la placenta. El médico puede darle medicamentos después de llevar a cabo un examen físico y hacerle preguntas respecto a su historia clínica.

Los medicamentos empleados abarcan mifepristona, metotrexato, misoprostol, prostaglandinas o una combinación de estos medicamentos.

Por qué se realiza el procedimiento

Un aborto médico se podría considerar cuando:

  • El feto tiene una anomalía congénita o un problema genético.
  • El embarazo es dañino para la salud de la mujer (aborto terapéutico).
  • El embarazo se dio después de un evento traumático como una violación o incesto.
  • La mujer posiblemente no desea estar embarazada (aborto provocado).

Riesgos

Los riesgos del aborto médico (no quirúrgico) abarcan:

  • Sangrado continuado
  • Diarrea
  • Tejido del embarazo que no sale completamente del cuerpo, haciendo necesaria la cirugía
  • Infección
  • Náuseas
  • Dolor
  • Vómitos

Antes del procedimiento

La decisión de terminar un embarazo es muy personal. Para ayudarle a sopesar sus opciones, analice sus sentimientos con un asesor, el médico, un familiar o un amigo.

Exámenes que se realizan antes de este procedimiento:

  • Se lleva a cabo un examen pélvico para confirmar el embarazo y calcular cuántas semanas tiene de estar embarazada.
  • Se puede hacer un examen de sangre para GCH con el fin de confirmar el embarazo.
  • Se puede realizar una ecografía vaginal o abdominal para determinar la edad exacta del feto y su localización en el útero.

Después del procedimiento

La recuperación física por lo regular ocurre al cabo de unos días, dependiendo de la etapa del embarazo. Es de esperar una pequeña cantidad de sangrado vaginal y calambres leves durante unos días.

Un baño caliente o el uso de una almohadilla térmica configurada en bajo o una botella de agua caliente en el abdomen pueden ayudar a aliviar la molestia. Descanse lo que sea necesario y no realice ninguna actividad extenuante durante unos días. El trabajo doméstico suave está bien. Las relaciones sexuales deben evitarse durante 2 a 3 semanas. Un periodo menstrual normal debe darse en aproximadamente 4 a 6 semanas.

Usted puede quedar embarazada antes de su próximo periodo menstrual. Cerciórese de hacer los arreglos necesarios para prevenir un embarazo, especialmente durante el primer mes después del aborto. 

Pronóstico

Rara vez se presentan complicaciones (problemas).

Referencias

American College of Obstetricians and Gynecologists. Clinical management guidelines of obstetrician-gynecologists. Medical management of abortion. Obstet Gynecol. 2005 Oct;106(4):871-82. Reaffirmed 2009.

Annas GJ, Elias S. Legal and ethical issues in obstetric practice. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 54.

Jensen JT, Mishell Jr DR. Family planning: contraception, sterilization, and pregnancy termination. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012:chap 13.

Simpson JL, Jauniaux ERM. Pregnancy loss. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 26.

Revision

Last reviewed 11/8/2012 by Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Bellevue, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com