Cuidado de la piel e incontinencia

Nombres alternativos

Incontinencia y cuidado de la piel

Información

Las personas que tienen problemas para controlar su orina o deposiciones (llamado incontinencia) tienen  riesgo de sufrir problemas con la piel alrededor de los glúteos, las caderas, los genitales y el área entre la pelvis y el recto (perineo).

La humedad excesiva en estas áreas hace que problemas como el enrojecimiento, la descamación, la irritación y las candidiasis sean probables.

También se pueden presentar llagas (úlceras de decúbito) si la persona:

  • No ha estado comiendo bien (están desnutridas)
  • Ha recibido radioterapia en el área
  • Pasa la mayor parte o todo el día en una silla de ruedas, una silla regular o una cama

CUIDADO DE LA PIEL

El uso de pañales y otros productos puede realmente empeorar los problemas de la piel. Aunque pueden mantener los tendidos de cama y la ropa más limpios, estos productos mantienen la orina o heces en contacto constante con la piel. Con el tiempo, la piel se rompe. Se debe tener especial cuidado para mantenerla limpia y seca. Esto se puede hacer:

  • Limpiando y secando el área inmediatamente después de orinar y defecar.
  • Limpiando la piel con agua y jabón suave y diluido, enjuagando bien y secando con palmaditas suaves.

Utilice limpiadores cutáneos que no causen resequedad o irritación. Siga las instrucciones del producto. Algunos de los productos no requieren enjuague. 

Las cremas humectantes pueden ayudar a mantener la humedad de la piel. Evite productos que contengan alcohol, debido a que esto puede irritar la piel. Si está recibiendo radioterapia, pregúntele al médico si no es problema usar cualquier crema o lociones.

Contemple la posibilidad de usar un sellador o barrera contra la humedad. Las cremas o ungüentos que contienen óxido de zinc, lanolina o vaselina forman una barrera protectora sobre la piel. Algunos productos para el cuidado de la piel, con frecuencia en forma de atomizadores o toallitas, crean una película protectora y transparente sobre la piel. Un médico o el personal de enfermería pueden recomendar cremas de barrera para ayudar a proteger la piel.

Incluso si utiliza estos productos, igualmente debe limpiar la piel después de cada episodio de incontinencia. Vuelva a aplicar la crema o el ungüento después limpiar y secar completamente la piel.

Los problemas de incontinencia pueden ocasionar candidiasis cutánea, la cual es una erupción pruriginosa, roja y con apariencia de granos. La  piel  puede sientirse como en carne viva. Existen productos para tratar la candidiasis:

  • Si la piel está húmeda la mayor parte del tiempo, use un talco con medicamento antimicótico, como el talco con nistatina.
  • Se puede también aplicar una barrera contra la humedad o sellador cutáneo sobre el talco.
  • Si se presenta una irritación grave de la piel, visite al médico.

La Asociación Nacional para la Incontinencia de los Estados Unidos (National Association For Continence, NAFC) publica una guía de recursos sobre productos y servicios para la incontinencia en su página de Internet : www.nafc.org.

SI LA PERSONA ESTÁ POSTRADA EN UNA CAMA O USANDO UNA SILLA DE RUEDAS

Revise la piel en búsqueda de úlceras de decúbito todos los días. Busque áreas enrojecidas que, al presionarlas, no se pongan blancas. También busque ampollas, llagas o cráteres. Coméntele al médico o al personal de enfermería si tiene cualquier secreción maloliente.

Una dieta saludable y bien equilibrada que contenga suficientes calorías y proteínas ayuda a mantenerlo sano.

Si la persona tiene que permanecer en cama:

  • Hágala cambiar con frecuencia de posición, al menos cada dos horas.
  • Cambie sábanas y ropa inmediatamente después de que se han ensuciado.
  • Use elementos que puedan ayudar a reducir la presión tales como cojines o almohadillas de espuma.

Si la persona está en una silla de ruedas:

  • Verifique que la silla ajuste apropiadamente.
  • Procure que cambie su peso cada 15 a 20 minutos.
  • Use elementos que puedan ayudar a reducir la presión tales como cojines o almohadillas de espuma.

Figures

Sistema urinario masculino

Referencias

Beeckman, D, Schoonhoven, L, Verhaeghe, S, et al. Prevention and treatment of incontinence-associated dermatitis: literature review. J Adv Nurs. 2009;65:1141-1154.

Nazarko, L. Skin care: Incontinence dermatitis. Nurs Residential Care. 2007;9:310-313.

Revision

Last reviewed 3/18/2014 by Michael Langan, MD, Department of Geriatrics, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com