Fontanelas hundidas

Definición

Son una notoria curvatura hacia adentro del "punto blando" (fontanela) en la cabeza de un bebé.

Nombres alternativos

Hundimiento de las fontanelas; Puntos blandos hundidos

Consideraciones

El cráneo está conformado por muchos huesos. Hay 7 huesos en el cráneo mismo y 14 en el área facial que se unen para formar una cavidad ósea sólida que protege y sostiene al cerebro. Las áreas donde los huesos se unen se denominan suturas.

Al momento del nacimiento, los huesos no están unidos de una manera firme, lo cual permite que la cabeza cambie de forma para ayudarla a atravesar la vía del parto. Las suturas gradualmente obtienen minerales y se endurecen, uniendo con firmeza los huesos del cráneo, en un proceso que se denomina osificación.

En un bebé, el espacio donde se unen 2 suturas forma un "punto blando" cubierto de membranas denominado fontanela. Las fontanelas permiten el crecimiento del cerebro y el cráneo durante el primer año de vida del bebé.

Normalmente hay varias fontanelas en el cráneo de un recién nacido, principalmente en la parte superior y posterior de la cabeza y a sus lados. Al igual que las suturas, las fontanelas se endurecen con el tiempo y se convierten en áreas óseas sólidas y cerradas.

  • La fontanela ubicada en la parte de atrás de la cabeza (fontanela posterior) se cierra usualmente cuando el bebé tiene uno o dos meses de edad.
  • La fontanela ubicada en la parte de arriba de la cabeza (fontanela anterior) se cierra generalmente entre los 7 y los 19 meses de edad.

Las fontanelas deben sentirse firmes y muy ligeramente curvadas hacia adentro al tacto. Una fontanela notablemente hundida es una señal de que el bebé no tiene suficiente líquido en el cuerpo.

Causas

Cuándo contactar a un profesional médico

Una fontanela hundida puede ser una emergencia médica y el médico la debe revisar de inmediato.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico llevará a cabo un examen físico y hará preguntas acerca de la historia clínica y los síntomas del niño, tales como:

  • ¿Cuándo se notó por primera vez que la fontanela lucía hundida?
  • ¿Qué tan severo es? ¿Cómo la describiría?
  • ¿Cuáles fontanelas están afectadas?
  • ¿Qué otros síntomas se presentan?
  • ¿Ha estado el bebé enfermo, especialmente con vómitos, diarrea o sudor excesivo?
  • ¿La turgencia de la piel es poca?
  • ¿El bebé experimenta sed?
  • ¿El bebé se muestra despierto?
  • ¿Están los ojos del bebé resecos?
  • ¿Presenta boca húmeda?

Algunos de los exámenes pueden ser:

Se podría hacer una remisión a un lugar en donde se puedan suministrar líquidos por vía intravenosa, en caso de que la fontanela hundida sea causada por deshidratación.

Figures

Referencias

Carlo W. Physical Examination of the Infant. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 88.2.

Revision

Last reviewed 2/21/2013 by Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com