Surco nasolabial corto

Definición

Es una distancia entre el labio superior y la nariz más corta de lo normal.

Consideraciones

El surco nasolabial es el que va desde la parte superior del labio hasta la nariz.

La longitud de este surco subnasal se transmite de padres a hijos a través de los genes. Este surco es más corto en personas con ciertas afecciones.

Causas

  • Síndrome de eliminación del cromosoma 18q
  • Síndrome de Cohen
  • Síndrome de DiGeorge
  • Síndrome oral-facial-digital (OFD)

Cuidados en el hogar

Generalmente, no hay necesidad de cuidados en el hogar para el surco nasolabial corto; sin embargo, en la mayoría de los casos, si éste es solamente un síntoma de otro trastorno, siga las instrucciones del médico sobre cómo atender la afección.

Cuándo contactar a un profesional médico

La persona debe consultar con el médico si nota un surco nasolabial corto en su hijo.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Un bebé con un surco nasolabial corto puede tener otros síntomas y signos que, tomados en conjunto, definen un síndrome o padecimiento específico. El médico diagnosticará esta afección con base en antecedentes familiares, historia clínica y examen físico.

Las preguntas de la historia clínica pueden abarcar:

  • ¿Notó esto cuando el niño nació?
  • ¿Han tenido algunos otros miembros de la familia este rasgo?
  • ¿Se ha diagnosticado en otros miembros de la familia un trastorno asociado con el surco nasolabial corto?
  • ¿Qué otros síntomas están presentes?

Exámenes para diagnosticar un surco nasolabial corto:

Si el médico diagnosticó un surco nasolabial corto, es posible que usted desee anotar dicho diagnóstico en su registro médico personal.

Figures

La caraSurco nasolabial

Referencias

Jones KL, Jones MC, Del Campo M. Facial-limb defects as major feature. In: Jones KL, Jones MC, Del Campo M, eds. Smith's Recognizable Patterns of Human Malformation. 7th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2013:chap I.

Revision

Last reviewed 2/26/2014 by Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com