Reparación del tímpano

Definición

Se refiere a uno o más procedimientos quirúrgicos que se hacen para corregir una ruptura u otro daño en el tímpano (membrana timpánica).

La osiculoplastia es la reparación de los huesecillos en el oído medio.

Nombres alternativos

Miringoplastia; Timpanoplastia; Osiculoplastia; Reconstrucción de huesecillos; Cirugía de timpanoesclerosis; Discontinuidad de los huesecillos (cirugía); Cirugía de fijación de los huesecillos

Descripción

La mayoría de los pacientes adultos (y todos los niños) reciben anestesia general. Esto significa que permanecen dormidos y sin dolor.

El cirujano hará un corte por detrás del oído o por dentro del conducto auditivo externo.

Dependiendo de lo que se necesite hacer, el cirujano:

  • Limpiará cualquier infección o tejido muerto en el tímpano o en el oído medio.
  • Colocará un parche en el tímpano con un pedazo del propio tejido del paciente tomado de una vena o vaina del músculo (esto se denomina timpanoplastia). Este procedimiento por lo regular tomará de 2 a 3 horas.
  • Extirpará, reemplazará o reparará uno o más de los tres pequeños huesecillos en el oído medio (esto se denomina osiculoplastia).
  • Reparará agujeros menores en el tímpano colocando ya sea gel o un papel especial sobre el tímpano (esto se denomina miringoplastia). Este procedimiento por lo regular tomará de 10 a 30 minutos.

El cirujano usará un microscopio de operación para ver y reparar el tímpano o los pequeños huesecillos.

Por qué se realiza el procedimiento

El tímpano (membrana timpánica) está entre el oído externo y el oído medio y vibra cuando las ondas sonoras lo golpean. Cuando el tímpano se daña o tiene un agujero, la capacidad auditiva se puede reducir y las infecciones del oído pueden ser más probables.

Las causas de agujeros o aberturas en el tímpano abarcan:

  • Una infección severa en el oído
  • Introducir algo dentro del conducto auditivo externo
  • Cirugía para colocar tubos de timpanostomía
  • Traumatismo

Si el tímpano tiene un agujero bastante pequeño, la miringoplastia puede ser efectiva para cerrarlo. La mayoría de las veces, el médico esperará al menos 6 semanas después de que el tímpano haya presentado un agujero antes de recomendar la cirugía.

La timpanoplastia se puede hacer si:

  • El tímpano tiene un agujero o abertura más grande
  • Hay una infección crónica en el oído y los antibióticos no sirven
  • Hay una acumulación de tejido extra alrededor o detrás del tímpano

Estos mismos problemas también pueden dañar los pequeños huesecillos (osículos) que están exactamente detrás del tímpano. Si esto sucede, el cirujano puede llevar a cabo una osiculoplastia.

Riesgos

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado
  • Infección
  • Problemas respiratorios
  • Reacciones a los medicamentos

Otros riesgos abarcan:

  • Daño al nervio facial o nervio que controla el sentido del gusto
  • Daño a los pequeños huesos en el medio oído, causando hipoacusia
  • Mareo o vértigo
  • Cicatrización incompleta del agujero en el tímpano
  • Empeoramiento de la audición o, en raras ocasiones, pérdida completa de la capacidad auditiva

Antes del procedimiento

Coméntele siempre al médico o a la enfermera:

  • Qué alergias tiene a ciertos medicamentos, el látex, la cinta o el producto de limpieza para la piel.
  • Qué fármacos está tomando, incluyendo hierbas y vitaminas que haya comprado sin una receta.

En el día de la cirugía (para los niños):

  • El médico o la enfermera le dirán si su hijo no debe beber, amamantarse o comer alguna cosa.
  • Déle a su hijo el medicamento que el médico le haya recomendado con un pequeño sorbo de agua.
  • El pediatra o la enfermera de su hijo le dirán a qué hora debe llegar al hospital.
  • El médico verificará que su hijo esté bien saludable para la cirugía. Esto significa que no tenga ningún signo de enfermedad o infección. Si su hijo está enfermo, la cirugía se puede demorar.

En el día de la cirugía (para los adultos):

  • Tome cualquier medicamento que el médico le haya recetado con sólo un pequeño sorbo de agua.
  • Coméntele al médico si tiene signos de enfermedad o infección.
  • Se le solicitará generalmente no beber ni comer nada después de media noche la noche anterior a la cirugía.
  • El médico o la enfermera le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

Los pacientes por lo regular salen del hospital el mismo día de la cirugía.

  • Se colocarán tapones en el oído durante los primeros 5 a 7 días.
  • Algunas veces un apósito nuevo cubre el propio oído.

Hasta que su médico o enfermera le digan que no hay problema:

  • No permita que le entre agua al oído. Al ducharse o lavarse el cabello, colóquese algodón en la oreja y cúbralo con vaselina. O, puede usar una gorra de baño.
  • No estire de repente sus oídos ni se suene la nariz. Si necesita estornudar, hágalo con la boca. Devuelva cualquier moco presente en la nariz hacia la garganta.
  • Evite viajar por aire y nadar.

Limpie suavemente cualquier secreción en la parte externa del oído. Es posible que le receten gotas para el oído durante la primera semana, pero no ponga nada más dentro de éste.

Algunas veces, hay puntos de sutura detrás del oído. Si se humedecen, seque suavemente el área y no la frote.

Usted o su hijo pueden sentir pulsaciones o escuchar estallidos, chasquidos u otros sonidos en el oído. El oído puede sentirse saturado o como si estuviera lleno de líquido. Usted puede notar dolores agudos y punzantes de vez en cuando poco después la cirugía.

Para prevenir los resfriados, apártese de lugares atestados de gente y de personas con síntomas de esta afección.

Pronóstico

En la mayoría de los casos, el procedimiento alivia el dolor y los síntomas de infección por completo. La pérdida auditiva es menor.

El pronóstico puede no ser tan bueno si es necesario reconstruir los huesos en el oído medio junto con el tímpano.

Figures

Referencias

Fayad JN, Sheehy JL. Outer surface grafting technique. In: Brackmann D, Shelton C, Arriaga MA, eds. Otologic Surgery. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2009:chap 9.

Adams ME, El-Kashlan HK. Tympanoplasty and ossiculoplasty. In: Cummings CW, Flint PW, Haughey BH, et al, eds. Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2010: chap 141.

Revision

Last reviewed 9/18/2012 by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc. Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com