Injerto de piel

Definición

Es un parche cutáneo que se extrae quirúrgicamente de un área del cuerpo y se trasplanta o se pega a otra área.

Nombres alternativos

Trasplante de piel; Autoinjerto de piel; Injerto de piel de grosor parcial; Injerto de piel de grosor total; FTSG; STSG

Descripción

Esta cirugía generalmente se hace mientras usted está bajo anestesia general. Esto significa que estará inconsciente y no sentirá dolor durante el procedimiento.

Se toma piel sana de un lugar en el cuerpo, llamado el sitio donante. A la mayoría de las personas que se someten a un injerto de piel les practican un injerto de piel de grosor parcial, en el cual se toma piel de las dos capas cutáneas superiores del sitio donante (la epidermis) y de la capa por debajo de la epidermis (la dermis).

El sitio donante puede ser cualquier área del cuerpo. La mayoría de las veces, es un área que se oculta con las ropas como los glúteos o la parte interior del muslo.

El injerto se extiende con cuidado en el área descubierta a donde se va a trasplantar y se sostiene en su lugar, ya sea presionando suavemente con un vendaje grueso que lo cubra o por medio de grapas o unos cuantos pequeños puntos de sutura. El área donante se cubre con un vendaje estéril por 3 a 5 días.

Las personas con una pérdida de tejido más profundo pueden necesitar un injerto de piel de grosor total. Esto requiere el grueso completo de la piel del sitio donante y no sólo las dos capas superiores.

Un injerto de piel de grosor total es un procedimiento más complicado. El colgajo de piel del sitio donante abarca los músculos y el riego sanguíneo que se trasplantan al área del injerto. Los sitios donantes comunes para estos injertos incluyen la pared torácica, la espalda o la pared abdominal.

Por qué se realiza el procedimiento

Los injertos de piel se pueden recomendar para:

  • Áreas donde ha habido infección que causó una gran cantidad de pérdida de piel.
  • Quemaduras.
  • Razones estéticas o cirugías reconstructivas donde ha habido daño de la piel o pérdida de ésta.
  • Cirugía para cáncer de piel.
  • Cirugías que necesitan injertos de piel para sanar.
  • Úlceras venosas, úlceras de decúbito o úlceras diabéticas que no sanan.
  • Heridas muy grandes.
  • Cuando el cirujano es incapaz de cerrar una herida apropiadamente.

Los injertos de grosor total se hacen cuando se pierde mucho tejido, lo cual puede suceder con fracturas abiertas de la parte inferior de la pierna o después de infecciones graves.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado.
  • Dolor crónico (en muy pocas ocasiones).
  • Infección.
  • La pérdida de piel injertada (injerto que no sana o injerto que sana lentamente).
  • Reducción, pérdida o aumento de la sensibilidad cutánea.
  • Cicatrización.
  • Cambio de color de la piel.
  • Superficie de piel desigual.

Antes del procedimiento

Coméntele siempre al médico o al personal de enfermería:

  • Qué fármacos está tomando, incluso los medicamentos o las hierbas que haya comprado sin una receta.
  • Si ha estado tomando mucho alcohol.

Durante los días antes de la cirugía:

  • Se le puede solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno, warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Si fuma, trate de dejar el hábito.

Si tiene diabetes, siga con la alimentación y tome los medicamentos como de costumbre.

En el día de la cirugía:

  • Generalmente, se le solicitará no beber ni comer nada durante 8 a 12 horas antes de la cirugía.
  • Tome los medicamentos que el médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua.

Prepare su casa. Planee para tener la ayuda que necesite de su cónyuge, de un amigo o de un vecino.

Cerciórese de que el cuarto de baño y el resto de la casa estén dispuestos con seguridad, de modo que no tropiece ni se caiga. Asegúrese de que pueda salir y entrar de su casa fácilmente.

Después del procedimiento

Usted debe recuperarse rápidamente después del injerto de piel de grosor parcial, excepto en casos de quemaduras graves. El injerto de piel se debe proteger contra trauma, como golpearlo o estirarlo mucho, durante al menos 2 a 3 semanas.

Dependiendo de la localización del injerto, se puede necesitar un apósito por 1 a 2 semanas. Evite el ejercicio que podría estirar o lesionar el injerto por 3 a 4 semanas. Algunas personas necesitan fisioterapia después del injerto de piel.

Los injertos de grosor total necesitan un período de recuperación más largo. La mayoría de las personas con estos injertos necesitan permanecer en el hospital por 1 a 2 semanas.

Pronóstico

Los nuevos vasos sanguíneos comienzan a crecer al cabo de 36 horas. La mayoría de los injertos de piel son efectivos, pero algunos no sanan bien y puede ser necesario un segundo injerto.

Figures

Injerto de pielCapas de la pielInjerto de piel - Serie

Referencias

Mackay DR, Miraliakbari R, eds. Skin grafts. Operative Techniques in General Surgery. December 2006; 8(4);197-206.

Revision

Last reviewed 1/28/2013 by John A. Daller, MD, PhD, Department of Surgery, Crozer-Chester Medical Center, Chester, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com