Reparación de fractura ósea

Definición

Es una cirugía para reparar un hueso roto, utilizando placas, tornillos o clavos. Se pueden utilizar injertos óseos para facilitar la cicatrización apropiada o para ayudar en dicho proceso.

Descripción

Mientras el paciente se encuentra libre de dolor, bajo el efecto de la anestesia general o local, se hace una incisión quirúrgica sobre el hueso fracturado. El hueso se coloca luego en la posición apropiada. Se fija con tornillos, clavos o placas de forma temporal o permanente. Los huesos largos se pueden fijar con clavos colocados en la cavidad ósea.

Cualquier vaso sanguíneo roto se liga o se cauteriza. Si se ha perdido mucho hueso debido a la fractura, especialmente si hay un espacio entre los extremos del hueso roto, el cirujano puede decidir hacer un injerto óseo. Estos injertos óseos se pueden llevar a cabo utilizando el hueso del mismo paciente, generalmente tomado de la cadera, o se puede utilizar hueso de un donante.

Si no es necesario el injerto óseo, la fractura se puede reparar por medio de los siguientes métodos:

  • Se pueden insertar uno o más tornillos a través de la ruptura para sostenerlo.
  • Se puede perforar y fijar una placa de acero sostenida por tornillos en el hueso.
  • Se puede introducir un clavo metálico largo y grueso (denominado en ocasiones clavito o varilla) con agujeros, a lo largo de la diáfisis o cuerpo del hueso desde un extremo. Luego, se pasan tornillos a través del hueso y a través de un agujero en el clavo.

En algunos casos, se reparan los vasos sanguíneos y los nervios con microcirugía y luego se cierra la incisión en la piel. Si el hueso fracturado ha perforado la piel, es necesario lavar los extremos de éste con líquido estéril en el quirófano para prevenir una infección. Igualmente, puede ser necesario repetir el proceso de lavado de la herida en caso de estar sucia o resultar infectada.

Por qué se realiza el procedimiento

La reparación quirúrgica se recomienda para casos de fracturas complicadas que no se pueden realinear (reducir) por medio de métodos no quirúrgicos. Esto se aplica especialmente en fracturas que involucren articulaciones. Las superficies articulares mal alineadas pueden contribuir al desarrollo de artritis.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia abarcan los siguientes:

  • Reacciones a los medicamentos
  • Problemas respiratorios

Los riesgos de la cirugía abarcan los siguientes:

  • Sangrado
  • Infección
  • Lesiones a nervios, vasos y tendones

Después del procedimiento

La cirugía con frecuencia permite que los pacientes recuperen el movimiento y cicatricen más rápido que con el tratamiento no quirúrgico. El pronóstico a largo plazo depende de la severidad de la fractura.

Generalmente no es necesario retirar un dispositivo de fijación interna a menos que cause problemas.

Pronóstico

La duración de la estadía en el hospital depende de:

  • El estado del riego sanguíneo y la inervación
  • El estado del hueso
  • La presencia de una infección
  • La presencia de otras lesiones
  • La gravedad de la fractura

La mayoría de las fracturas sanan en un período de 6 a 12 semanas. Los huesos de los niños sanan en forma rápida, generalmente en 6 semanas.

Figures

Tipos de fractura (1)Fractura, antebrazo - Rayos XTratamiento de fracturas de huesos - Serie

Referencias

Browner BD, DeAngelis JP. Emergency care of musculoskeletal injuries. In: Townsend CM Jr., Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2007:chap 21.

Revision

Last reviewed 7/28/2010 by Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington School of Medicine; and C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com