Intoxicación con la planta caladio

Definición

Este artículo describe la intoxicación causada por comer partes de la planta llamada caladio y otras plantas pertenecientes a la familia Araceae.

Esto es sólo para fines de información y no para usarse en el tratamiento ni en el manejo de una exposición tóxica real. Si usted sufre una exposición, debe llamar al número local de emergencias (tal como 911 en los Estados Unidos) o al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center) a la línea 1-800-222-1222.

Nombres alternativos

Intoxicación con la planta Alocasia; Intoxicación con la planta alas de ángel; Intoxicación con la planta colocasia; Intoxicación con la planta corazón de Jesús; Intoxicación con la planta maravilla de Texas

Elemento tóxico

  • Cristales de oxalato de calcio
  • Asparagina, una proteína que se encuentra en la planta

Nota: todas las partes de la planta son tóxicas si se consumen en gran cantidad.

Dónde se encuentra

El caladio y plantas conexas se pueden conseguir como plantas para el hogar o emplearse en la jardinería ornamental. Los tipos de esta planta abarcan Caladium esculentum y Caladium bicolor.

Síntomas

Comer partes de la planta causa un fuerte ardor en la boca y la garganta. Otros síntomas pueden abarcar:

  • Ardor en la boca o la garganta
  • Daño a la córnea del ojo
  • Diarrea
  • Dolor ocular
  • Voz ronca
  • Náuseas o vómitos
  • Hinchazón de boca y lengua
Las ampollas y la hinchazón de la boca pueden ser tan graves que impiden hablar y tragar normalmente.

Cuidados en el hogar

Limpie la boca con un paño mojado y frío y dé a beber leche. Llame al Centro de Toxicología para obtener mayor información acerca del tratamiento. Si sus ojos o la piel entraron en contacto con la planta, enjuáguelos bien con agua.

Antes de llamar a emergencias

Determine la siguiente información:

  • Edad, peso y estado del paciente
  • Nombre de la planta y partes ingeridas
  • Cantidad ingerida
  • Hora en que se ingirió

Centro de Toxicología

Se puede llamar al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center) al 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Si es posible, lleve consigo la planta al hospital.

Ver: Número de emergencia del Centro de Toxicología

Lo que se puede esperar en la sala de urgencias

El médico medirá y vigilará los signos vitales del paciente, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas se tratarán en la forma apropiada.

Expectativas (pronóstico)

Para aquellas personas que no tienen contacto oral grave con la planta, los síntomas por lo general se resolverán al cabo de unos cuantos días. Para las personas que en realidad tienen contacto grave con la planta, puede ser necesario un tiempo de recuperación más prolongado.

Prevención

No toque ni coma ninguna planta con la cual usted no esté familiarizado. Lávese las manos después de trabajar en el jardín o caminar en el bosque.

Referencias

Hostetler MA, Schneider SM. Poisonous plants. In: Tintinalli JE, Kelen GD, Stapczynski JS, Ma OJ, Cline DM, eds. Emergency Medicine: A Comprehensive Study Guide. 6th ed. New York, NY: McGraw-Hill; 2004:chap 205.

Shofner JD, Kimball AB. Plant-Induced Dermatitis. In: Auerbach PS, ed. Wilderness Medicine. 6th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2011:chap 63.

Graeme, KA. Toxic Plant Ingestions. In: Auerbach PS, ed. Wilderness Medicine. 6th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2011:chap 64.

Revision

Last reviewed 10/21/2013 by Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com