Intoxicación con destapadores de drenajes

Definición

Los destapadores de drenajes son químicos empleados para destapar drenajes o cañerías, con frecuencia en las casas. La intoxicación puede ocurrir si un niño accidentalmente bebe estos químicos o si alguien salpica el tóxico en los ojos al verterlo o inhala los vapores de la "espuma" que producen estos destapadores.

Esto es sólo para fines de información y no para usarse en el tratamiento o manejo de una exposición tóxica real. Si usted resulta expuesto, debe llamar al número local de emergencias (tal como 911 en los Estados Unidos) o al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center) a la línea 1-800-222-1222.

Nombres alternativos

Agentes destapadores de drenajes

Elemento tóxico

  • Ácido clorhídrico
  • Lejía (hidróxido de sodio o soda cáustica)
  • Hidróxido de potasio
  • Ácido sulfúrico

Dónde se encuentra

Nota: es posible que esta lista no incluya todas las fuentes de destapadores de drenajes.

Síntomas

  • Sangre
    • cambio severo del nivel ácido de la sangre (equilibrio del pH) que lleva a daño en todos los órganos del cuerpo
  • Ojos, oídos, nariz y garganta
    • quemaduras en los ojos que pueden derivar en pérdida de la visión
    • fuerte dolor de garganta
    • fuerte dolor o ardor en nariz, ojos, oídos, labios o lengua
  • Gastrointestinales
  • Corazón y sangre
  • Pulmones y vías respiratorias
    • dificultad para respirar (por la inhalación del destapador de drenajes)
    • inflamación de la garganta (que también puede causar dificultad respiratoria)
  • Piel
    • quemaduras
    • orificios (necrosis) en la piel o tejidos subyacentes
    • irritación

Cuidados en el hogar

Busque ayuda médica inmediata y NO le provoque el vómito a la persona, a menos que así lo indique el Centro de Toxicología o un profesional de la salud.

Si el químico entró en contacto con la piel o los ojos, enjuague con abundante agua durante al menos 15 minutos.

Si la persona ingirió el químico, suminístrele agua o leche inmediatamente, a menos que el médico haya dado otras instrucciones. NO suministre leche ni agua si el paciente está presentando síntomas que dificultan la deglución, tales como vómitos, convulsiones o disminución de la lucidez mental.

Si la persona inhaló el tóxico, llévela inmediatamente a tomar aire fresco.

Antes de llamar a emergencias

Determine la siguiente información:

  • Edad, peso y estado del paciente
  • Nombre del producto, con sus ingredientes y concentración, si se conocen
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Se puede llamar al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center) al 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Ver: Número de emergencia del Centro de Toxicología

Lo que se puede esperar en la sala de urgencias

El médico medirá y vigilará sus signos vitales, entre ellos la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas se tratan en la forma apropiada. Usted puede recibir:

  • Tubo de respiración
  • Broncoscopia: colocación de una cámara a través de la garganta para observar las quemaduras en las vías respiratorias y en los pulmones
  • Endoscopia: colocación de una cámara a través de la garganta para observar las quemaduras en el esófago y el estómago
  • Líquidos por vía intravenosa
  • Medicamentos para el dolor
  • Oxígeno
  • Extirpación quirúrgica de la piel quemada (desbridamiento cutáneo)
  • Lavado de la piel (irrigación), quizá con intervalos de pocas horas durante varios días

Pronóstico

La evolución del paciente depende de la cantidad de tóxico ingerido y de la prontitud con que se recibe el tratamiento. Cuanto más rápido llegue la asistencia médica, mayor será la probabilidad de recuperación.

Si este tipo de tóxico cae en los ojos, puede ser muy peligroso y difícil de manejar; con frecuencia se presenta pérdida de la visión. Asimismo, ingerir estos tóxicos puede tener efectos graves en muchas partes del cuerpo.

El daño puede seguir ocurriendo en el esófago y en el estómago por varias semanas después de haber ingerido el tóxico.

Referencias

Wax PM, Yarema M. Corrosives. In: Shannon MW, Borron SW, Burns MJ, eds. Haddad and Winchester's Clinical Management of Poisoning and Drug Overdose. 4th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 98.

Revision

Last reviewed 2/28/2012 by Eric Perez, MD, St. Luke's / Roosevelt Hospital Center, NY, NY, and Pegasus Emergency Group (Meadowlands and Hunterdon Medical Centers), NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network.Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com