Sobredosis de laxantes

Definición

Un laxante es un medicamento utilizado para producir deposiciones. La sobredosis de laxantes se presenta cuando alguien accidental o intencionalmente toma más de la cantidad normal o recomendada de este medicamento.

La mayoría de las sobredosis de laxantes en niños son accidentales. Sin embargo, algunas personas abusan de los laxantes tomando sobredosis de manera regular en un esfuerzo por bajar de peso.

Esto es únicamente para información y no para el uso en el tratamiento o manejo de una exposición real a tóxicos. Si usted experimenta una exposición, debe llamar al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) o al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center) a la línea 1-800-222-1222.

Nombres alternativos

Abuso de laxantes

Elemento tóxico

  • Bisacodil
  • Carboximetilcelulosa
  • Cáscara sagrada
  • Casantranol
  • Aceite de ricino
  • Ácido deshidrocólico
  • Docusato
  • Glicerina
  • Lactulosa
  • Citrato de magnesio
  • Hidróxido de magnesio
  • Óxido de magnesio
  • Sulfato de magnesio
  • Extracto de sopa de malta
  • Metilcelulosa
  • Leche de magnesia
  • Aceite mineral
  • Fenolftaleína
  • Poloxámero 188
  • Policarbófilo
  • Bitartrato de potasio y bicarbonato de sodio
  • Psilio
  • Musiloide hidrofílico con psilio
  • Sen
  • Senósidos
  • Fosfato de sodio

Nota: es posible que esta lista no los incluya a todos.

Dónde se encuentra

  • Bisacodilo (Dulcolax)
  • Cáscara sagrada
  • Aceite de ricino
  • Docusato (Colace)
  • Docusato y fenolftaleína (Correctol)
  • Supositorios de glicerina
  • Lactulosa (Duphalac)
  • Citrato de magnesio
  • Extracto de sopa de malta (Maltsupex)
  • Metilcelulosa
  • Leche de magnesia
  • Aceite mineral
  • Fenolftaleína (Ex Lax)
  • Psilio
  • Sen

Nota: es posible que esta lista no los incluya a todos.

Síntomas

Los síntomas más comunes son náuseas, vómitos, cólicos abdominales y diarrea. La deshidratación y los problemas de electrólitos son más comunes en los niños que en los adultos. A continuación se presentan síntomas específicos para el producto real.

Bisacodilo

  • Cólicos
  • Diarrea

Sen, cáscara sagrada

  • Dolor abdominal
  • Heces con sangre
  • Síncope
  • Diarrea

Fenolftaleína

  • Dolor abdominal
  • Síncope
  • Diarrea
  • Mareo
  • Descenso en la presión arterial
  • Glucemia baja
  • Erupción

Fosfato de sodio

  • Dolor abdominal
  • Síncope
  • Diarrea
  • Debilidad muscular
  • Vómitos

Productos con contenido de magnesio

  • Dolor abdominal
  • Síncope
  • Coma
  • Muerte
  • Diarrea (acuosa)
  • Descenso en la presión arterial
  • Sofoco
  • Irritación gastrointestinal
  • Debilidad muscular
  • Evacuaciones dolorosas
  • Micción dolorosa
  • Respiración lenta
  • Sed
  • Vómitos

El aceite de ricino puede causar irritación gastrointestinal.

El aceite mineral puede causar neumonía por aspiración, una afección en la cual se presenta inhalación de los contenidos estomacales al vomitar.

Los productos que contengan metilcelulosa, carboximetilcelulosa, policarbófilo o psilio pueden causar asfixia u obstrucción intestinal si no se toman con suficiente líquido.

Cuidados en el hogar

Busque ayuda médica inmediata. NO provoque el vómito en la persona, a menos que así lo indique el Centro de Toxicología o un profesional de la salud.

Antes de llamar a emergencias

Determine la siguiente información:

  • Edad, peso y estado del paciente
  • Nombre del producto (con sus ingredientes y concentración si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida
  • Si el medicamento se le recetó al paciente

Centro de Toxicología

Se puede llamar al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center) al 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Si es posible, lleve consigo el recipiente de la sustancia al hospital.

Ver: Número de emergencia del Centro de Toxicología

Lo que se puede esperar en la sala de urgencias

El médico medirá y vigilará los signos vitales del paciente, incluso la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria, la función cardíaca y la presión arterial. Los síntomas se tratarán en la forma apropiada. El paciente puede recibir:

  • Carbón activado
  • Exámenes de sangre y orina
  • Radiografía de tórax
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco) 
  • Soporte respiratorio
  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Laxante
  • Sonda a través de la boca hasta el estómago para vaciarlo (lavado gástrico)

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico del paciente depende del tipo de laxante ingerido, la cantidad ingerida y el tiempo transcurrido antes de recibir tratamiento.

Los síntomas realmente graves son más probables en pacientes que abusan de los laxantes tomando grandes cantidades para bajar de peso. Se pueden presentar desequilibrios de electrólitos (químicos corporales) y líquidos e igualmente se puede experimentar incontinencia fecal (incapacidad para controlar las deposiciones). Las sobredosis de laxantes por primera vez en raras ocasiones son graves.

Los laxantes que contienen magnesio pueden causar graves alteraciones electrolíticas y del ritmo cardíaco en individuos con función renal deficiente.

Prevención

Mantenga todos los medicamentos en recipientes a prueba de niños y fuera del alcance de ellos.

Referencias

Malagelada JR, Malagelada C. Nausea and vomiting. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger & Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 8th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2006:chap 8.

Sackeyfio AH, Gottlieb SJ. Anorexia nervosa and bulimia nervosa. In: Tintinalli JE, Kelen GD, Stapczynski JS, Ma OJ, Cline DM, eds. Emergency Medicine: A Comprehensive Study Guide. 6th ed. New York, NY: McGraw-Hill; 2004:chap 291.

White SR, Hedge MW. Gastrointestinal toxicology. In: Shannon MW, Borron SW, Burns MJ, eds. Haddad and Winchester's Clinical Management of Poisoning and Drug Overdose. 4th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 13.

Revision

Last reviewed 10/13/2013 by Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com