Profesión de Asistente Médico Profesional

Información

HISTORIA DE LA PROFESIÓN

El primer programa de formación de asistentes médicos profesionales fue fundado en 1965, en Duke University, por el Dr. Eugene Stead.

La mayoría de los programas exigen que los solicitantes tengan al menos dos años de experiencia universitaria. Los solicitantes también necesitan algo de experiencia en el ámbito de la atención médica, por ejemplo como paramédicos, auxiliares de ambulancia, educadores sanitarios, auxiliares de enfermería o técnicos auxiliares en enfermería. Debido al ambiente competitivo, el estudiante promedio que aspira ser asistente médico profesional tiene una licenciatura en algún campo y alrededor de cuatro años de experiencia relacionada con salud. Los programas educativos para los asistentes médicos profesionales generalmente están asociados con facultades de medicina y varían de 25 a 27 meses de duración.

Los primeros estudiantes para asistente médico profesional eran, en su mayoría, paramédicos militares (o auxiliares médicos de la marina). Ellos podían ampliar sus conocimientos y experiencias recibidos en el ejército para pasar a desempeñar un papel en la atención primaria de salud. Con el paso de los años, la profesión se ha vuelto menos dominada por los hombres y, hoy en día, alrededor del 58% de los asistentes médicos profesionales son mujeres. El papel del asistente médico profesional les ha permitido realizar tareas que antes eran reservadas sólo para los médicos, tales como toma de historias clínicas, examen físico, diagnóstico y manejo del paciente.

Numerosos estudios han resaltado que los asistentes médicos profesionales pueden brindar una atención médica de alta calidad, comparable con la ofrecida por un médico, para aproximadamente un 80% de las afecciones atendidas en centros de atención primaria.

CAMPO DE ACCIÓN

El asistente médico profesional está preparado, tanto académica como clínicamente, para brindar servicios de atención médica bajo la dirección y supervisión responsable de un médico (MD) o un osteópata (DO). Entre las funciones del asistente médico profesional se encuentran servicios diagnósticos, terapéuticos, preventivos y de mantenimiento de la salud.

Los asistentes médicos profesionales tienen autorización para recetar en todos los 50 estados, Washington, D.C. y Guam. Es posible que algunos asistentes médicos no reciban reembolsos directos de terceras partes (seguros) por sus servicios, pero estos se cobran por medio de su médico supervisor o su empleador.

Ver también: tipos de profesionales de la salud.

ESCENARIOS DE PRÁCTICA

Los asistentes médicos profesionales ejercen su práctica en una variedad de escenarios en casi todas las áreas de especialización médica y quirúrgica. Muchos se desempeñan en áreas de atención primaria, incluyendo medicina familiar. Otras áreas de práctica comunes son cirugía general, especialidades quirúrgicas y medicina de urgencias. El resto participa en enseñanza, investigación, administración u otros roles no clínicos.

Los asistentes médicos profesionales pueden desempeñarse en cualquier ambiente en que brinde atención un médico. Esto le permite a los médicos enfocar sus habilidades y conocimientos de una manera más efectiva. Los asistentes médicos profesionales desempeñan su práctica en comunidades tanto rurales como urbanas y aproximadamente el 30% de ellos se desempeña en poblaciones menores de 50,000 habitantes. La capacidad y disposición de los asistentes médicos profesionales para practicar en áreas rurales ha mejorado la distribución de los profesionales de la salud entre la población general.

REGULACIÓN DE LA PROFESIÓN

Como muchas otras profesiones, los asistentes médicos profesionales están regulados en dos niveles diferentes. Reciben la licencia a nivel estatal según las leyes específicas del estado y la certificación se establece a través de una organización nacional. Los requerimientos para los estándares mínimos de práctica son uniformes en todos los estados.

Otorgamiento de la licencia: las leyes específicas para el otorgamiento de la licencia a los asistentes médicos profesionales pueden variar un poco entre los estados; sin embargo, casi todos los estados exigen la certificación nacional antes de la obtención de la licencia.

Todas las leyes estatales exigen que los asistentes médicos profesionales tengan un médico supervisor. Este médico no necesariamente tiene que estar al lado en el mismo sitio que el asistente médico. La mayoría de los estados permite la supervisión de un médico por vía telefónica con visitas periódicas al sitio. Los médicos supervisores y los asistentes médicos profesionales a menudo tienen un plan de práctica y supervisión, y algunas veces este plan se registra en las agencias estatales.

La certificación: en las primeras etapas de la profesión, la Asociación Estadounidense de Asistentes Médicos Profesionales (American Association of Physicians Assistants, AAPA) se unió con la Asociación Médica Estadounidense (American MedicalAssociation, AMA) y la Junta Nacional de Examinadores Médicos (National Board of Medical Examiners) para desarrollar un examen de competencia nacional.

En 1975, se estableció una organización independiente, la Comisión Nacional para la Certificación de Asistentes Médicos Profesionales (National Commission on Certification of Physician Assistants), para administrar un programa de certificación, que incluye un examen de ingreso, educación médica continua, así como exámenes periódicos de renovación de la certificación. Sólo los asistentes médicos profesionales que se han graduado de programas aprobados y que han completado y conservado dicha certificación pueden utilizar las credenciales PA-C (certificado).

Ver también: tipos de profesionales de la salud.

Figures

Tipos de profesionales de la salud

Revision

Last reviewed 8/12/2011 by Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com