Incontinencia pigmentaria

Definición

Es una afección cutánea transmitida de padres a hijos que causa inusual formación de ampollas y cambios en el color de la piel.

Ver también: incontinencia pigmentaria acrómica.

Nombres alternativos

Síndrome de Bloch-Sulzberger

Causas, incidencia y factores de riesgo

La incontinencia pigmentaria (IP) es causada por una anomalía genética y, en la mayoría de los casos, hay un problema con uno de los genes localizados en el cromosoma X.

Ver también: rasgo ligado al cromosoma X.

La afección se observa con más frecuencia en las mujeres y puede ser mortal cuando ocurre en los hombres.

La mayoría de los bebés que nacen con esta afección desarrollan una decoloración de la piel en las primeras dos semanas. La piel decolorada se presenta cuando una sustancia llamada melanina, que le da el color a la piel, se acumula debajo de ésta.

Síntomas

Los bebés con incontinencia pigmentaria nacen con área veteadas con ampollas, que al sanar, se tornan en protuberancias ásperas. Finalmente, estas protuberancias desaparecen, pero dejan tras de sí una piel oscurecida, llamada hiperpigmentación. Después de algunos años, la piel retorna a la normalidad. En algunos adultos, puede haber áreas de piel de color más claro ( hipopigmentación).

La incontinencia pigmentaria está asociada con problemas en el sistema nervioso central, como:

  • Retraso en el desarrollo
  • Pérdida del movimiento (parálisis)
  • Discapacidad intelectual
  • Espasmos musculares
  • Convulsiones

Las personas con incontinencia pigmentaria también presentan dientes anormales, pérdida del cabello y problemas visuales.

Signos y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico, examinará los ojos y evaluará el movimiento muscular.

Puede haber patrones inusuales y ampollas en la piel, al igual que anomalías óseas. Un examen ocular puede revelar cataratas, estrabismo (ojos bizcos) u otros problemas.

Tratamiento

No hay un tratamiento específico para la incontinencia pigmentaria. El tratamiento está encaminado hacia los síntomas individuales; por ejemplo, las gafas pueden ser necesarias para mejorar la visión. Se pueden prescribir medicamentos para ayudar a controlar las convulsiones o los espasmos musculares.

Expectativas (pronóstico)

La recuperación de una persona depende de la gravedad del compromiso del sistema nervioso central y los problemas oculares.

Complicaciones

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe llamar al médico si:

  • Se presentan antecedentes familiares de este trastorno y se está considerando la posibilidad de tener hijos.
  • Si el niño muestra síntomas de este trastorno.

Prevención

La asesoría genética puede servir para personas con antecedentes familiares de este trastorno que estén pensando en tener hijos.

Figures

Referencias

Islam MP, Roach ES. Neurocutaneous syndromes. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC, eds. Bradley’s Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2012:chap 65.

Moss C. Mosaicism and linear lesions. In: Bolognia JL, Jorizzo JL, Schaffer JV, eds. Dermatology. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2012:chap 62.

Revision

Last reviewed 5/15/2013 by Kevin Berman, MD, PhD, Atlanta Center for Dermatologic Disease, Atlanta, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com