Dedo del pie en martillo

Definición

Es una deformidad de un dedo del pie, en la cual el extremo de dicho dedo está doblado hacia abajo.

Causas

El dedo del pie en martillo por lo general afecta el segundo dedo; sin embargo, también puede afectar los otros dedos del pie. El dedo gira hacia una posición similar a una garra.

La causa más común de dedo del pie en martillo es usar zapatos cortos y estrechos que queden demasiado apretados. El dedo del pie es forzado a estar en una posición flexionada. Los músculos y los tendones en el dedo se aprietan y se vuelven más cortos.

El dedo del pie en martillo es más probable que se presente en:

  • Mujeres que usan zapatos que no ajusten bien o que tengan tacones altos
  • Niños que sigan usando zapatos que les queden pequeños

La afección puede estar presente al nacer (congénita) o desarrollarse con el paso del tiempo.

En raras ocasiones, todos los dedos del pie están afectados. Esto puede ser causado por un problema con los nervios o la médula espinal.

Síntomas

La articulación de la mitad del dedo del pie está doblada. La parte final del dedo del pie se dobla hacia abajo en una deformidad similar a una garra. Al principio, usted puede mover y estirar el dedo, pero con el tiempo, ya no podrá hacerlo y le dolerá.

Con frecuencia, se forma un callo sobre la parte superior del dedo del pie y se detecta una callosidad en la planta del pie.

Caminar o usar zapatos puede ser doloroso.

Pruebas y exámenes

Un examen físico del pie confirmará si usted tiene dedo del pie en martillo. El médico puede detectar disminución o dolor en el movimiento de los dedos del pie.

Tratamiento

Los casos leves del dedo del pie en martillo en niños se pueden tratar con manipulación del pie y colocación de férula en el dedo afectado.

  • Use calzado de un tamaño apropiado o zapatos amplios por comodidad y para evitar el empeoramiento de esta deformidad.
  • Evite los tacones altos en lo posible.
  • Use plantillas suaves para aliviar la presión sobre el dedo del pie.
  • Proteja la articulación que protruye con cojinetes para callos o cojinetes de fieltro.

Un podólogo le puede elaborar dispositivos para los pies llamados enderezadores o reguladores del dedo del pie en martillo o usted puede comprarlos en una tienda.

Los ejercicios pueden servir. Usted puede ensayar ejercicios de estiramiento suaves si el dedo del pie no está ya en una posición fija. Recoger una toalla con los dedos de los pies puede ayudar a estirar y enderezar los pequeños músculos en el pie.

Para un caso serio de dedo del pie en martillo, usted necesitará una operación para enderezar la articulación.

  • La cirugía con frecuencia implica cortar o mover tendones y ligamentos.
  • Algunas veces, es necesario conectar (fusionar) los huesos a cada lado de la articulación.

La mayoría de las veces, usted se irá para la casa el mismo día de la cirugía. El dedo del pie aún puede estar rígido después de esto y puede estar igualmente más corto.

Expectativas (pronóstico)

Si la afección se trata de manera temprana, a menudo se puede evitar la cirugía. El tratamiento reducirá el dolor y la dificultad para caminar.

Cuándo contactar a un profesional médico

Si usted tiene un dedo del pie en martillo, solicite una cita con el médico si:

Prevención

Evite el uso de calzado demasiado corto o estrecho. Revise con frecuencia el tamaño de los zapatos de los niños, especialmente durante períodos de rápido crecimiento.

Figures

Dedo de pie en martillo

Referencias

Krug RJ, Lee EH, Dugan S, Mashey K. Hammer toe. In: Frontera WR, Silver JK, Rizzo TD Jr., eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 2nd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2008:chap 82.

Ishikawa SN, Murphy GA. Lesser toe abnormalities. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 11th ed. Philadelphia,Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 80.

Revision

Last reviewed 8/11/2012 by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc. C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com