Lesión traumática de la vejiga y la uretra

Definición

Consiste en un daño provocado por una fuerza externa.

Nombres alternativos

Lesión de la vejiga y la uretra; Hematoma vesical; Lesión uretral; Lesión vesical; Fractura pélvica; Ruptura uretral; Fractura de la pelvis

Causas

Las lesiones de la vejiga se pueden dividir en:

  • Traumatismo contundente (como un golpe al cuerpo)
  • Heridas penetrantes (como las heridas de bala o de puñal)

La magnitud de la lesión de la vejiga depende del estado de llenura de ésta en el momento de la lesión y lo que causó dicha lesión.

La lesión traumática de la vejiga no es común y sólo alrededor del 8 al 10% de las fracturas pélvicas llevan a que se presente lesión vesical. Dado que la vejiga está localizada dentro de las estructuras óseas de la pelvis, está protegida de la mayoría de las fuerzas externas. La lesión puede ocurrir cuando hay un golpe en la pelvis tan severo que rompe los huesos y hace que sus fragmentos penetren en la pared vesical.

Otras causas de la lesión de la vejiga o la uretra abarcan:

  • Cirugías de la pelvis o la ingle, incluyendo reparación de hernia e histerectomía abdominal.
  • Cortaduras, rupturas, hematomas y otras lesiones en la uretra (el conducto que lleva la orina fuera del cuerpo), más frecuente en los hombres.
  • Lesiones por posición a horcajadas (fuerza directa que lesiona el área por detrás del escroto)
  • Lesión por desaceleración (por ejemplo, un accidente automovilístico que ocurre cuando usted tiene la vejiga llena y está usando el cinturón de seguridad)

La lesión a la vejiga o a la uretra puede producir escape o fuga de orina al abdomen, lo que lleva a una infección (peritonitis). Este tipo de lesión es más común si la vejiga está llena.

Síntomas

Los síntomas de emergencia que podrían ser signos de shock o hemorragia son:

Nota: los síntomas se presentan después de una lesión.

Si no hay liberación de orina o ésta es poca, puede haber un mayor riesgo de sufrir infecciones urinarias.

Pruebas y exámenes

Una evaluación de los genitales puede revelar una lesión en la uretra. Si el médico sospecha una lesión, se debe efectuar una radiografía de la uretra usando un colorante (uretrografía retrógrada) que muestre la estructura de las vías urinarias bajas.

El examen también puede mostrar:

  • Lesión vesical o vejiga hinchada (distendida)
  • Otros signos de lesión pélvica, como hematomas sobre el pene, el escroto y el perineo
  • Signos de hemorragia o shock, lo que incluye disminución de la presión arterial, especialmente en casos de fractura de la pelvis
  • Sensibilidad y llenura vesical al tacto (causadas por la retención de orina)
  • Huesos pélvicos inestables y sensibles
  • Orina en la cavidad abdominal

Se puede introducir un catéter (una sonda que drena orina del cuerpo) una vez que se haya descartado una lesión. Luego se puede tomar una radiografía de la vejiga usando un colorante para resaltar cualquier daño.

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son:

  • Controlar los síntomas
  • Reparar la lesión
  • Prevenir las complicaciones

El tratamiento de emergencia del sangrado o shock puede incluir:

  • Transfusiones de sangre
  • Administración de líquidos por vía intravenosa
  • Vigilancia en el hospital

El tratamiento de la peritonitis (inflamación de la cavidad abdominal) puede incluir una cirugía de emergencia para reparar la lesión y drenar la orina desde dicha cavidad. Se pueden administrar antibióticos como tratamiento para la peritonitis y para prevenir infecciones urinarias.

La reparación quirúrgica de lesión generalmente es eficaz. Se puede drenar la vejiga mediante un catéter a través de la uretra o de la pared abdominal durante un período de días a semanas. Esto evitará la acumulación de orina en la vejiga, permitiendo la cicatrización de la uretra y vejiga lesionadas. Esto también impide que la inflamación uretral obstruya el flujo de orina.

Si se ha presentado un corte en la uretra, un urólogo especializado puede colocar un catéter. Si esto no se puede hacer, entonces se inserta una sonda, denominada sonda suprapúbica, a través de la pared abdominal y directamente dentro de la vejiga. Esta sonda se dejará puesta allí hasta que la inflamación desaparezca y la uretra se pueda reparar quirúrgicamente. Esto normalmente tarda de 3 a 6 meses.

Expectativas (pronóstico)

La lesión traumática de la vejiga y la uretra puede variar desde una lesión menor hasta una lesión mayor y potencialmente mortal. Puede haber complicaciones graves, inmediatas o a largo plazo.

Posibles complicaciones

  • Uropatía obstructiva bilateral aguda
  • Sangrado, hemorragia, shock
  • Uropatía obstructiva bilateral crónica
  • Peritonitis
  • Formación de tejido cicatricial, obstrucción de la uretra
  • Retención urinaria 

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si tiene síntomas de una lesión traumática en la vejiga o la uretra, sobre todo si se ha lesionado en esas áreas.

Asimismo, consulte con el médico si los síntomas empeoran o si se desarrollan síntomas nuevos, como:

  • Disminución del gasto urinario
  • Fiebre
  • Dolor abdominal intenso
  • Dolor de espalda o de costado fuerte
  • Shock o hemorragia

Prevención

Prevenga los daños externos a la vejiga y la uretra observando precauciones generales de seguridad:

  • No introduzca objetos en la uretra
  • Si necesita autocateterismo, siga las instrucciones del médico
  • Utilice los equipos apropiados al trabajar o jugar

Figures

Cateterización de la vejiga en la mujerCateterización de la vejiga en el hombreTracto urinario femeninoTracto urinario masculino

Referencias

Morey AF, Dugi III DD. Genital and lower urinary tract trauma. In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 88.

Runyon MS. Genitourinary system. In: Marx JA, ed. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009:chap 44.

Revision

Last reviewed 6/18/2012 by Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington; Scott Miller, MD, Urologist in private practice in Atlanta, Georgia. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com