Esclerosis múltiple

Definición

Es una enfermedad autoinmunitaria que afecta el cerebro y la médula espinal (sistema nervioso central).

Esclerosis múltiple

Nombres alternativos

EM; Enfermedad desmielinizante

Causas

La esclerosis múltiple (EM) afecta más a las mujeres que a los hombres. El trastorno se diagnostica con mayor frecuencia entre los 20 y 40 años de edad, pero se puede observar a cualquier edad.

La esclerosis múltiple es causada por el daño a la vaina de mielina, la cubierta protectora que rodea las neuronas. Cuando esta cubierta de los nervios se daña, los impulsos nerviosos disminuyen o se detienen.

Mielina y estructura nerviosa

El daño al nervio es causado por inflamación, la cual ocurre cuando las células inmunitarias del propio cuerpo atacan el sistema nervioso. Esto puede ocurrir a lo largo de cualquier área del cerebro, el nervio óptico o la médula espinal.

No se sabe exactamente qué hace que esto suceda. El pensamiento más frecuente es que los culpables son un virus o un defecto genético, o ambos. Es posible que intervengan factores ambientales.

Usted es ligeramente más propenso a contraer esta enfermedad si tiene antecedentes familiares de EM o vive en una parte del mundo donde ésta es más común.

Síntomas

Los síntomas varían porque la localización y magnitud de cada ataque puede ser diferente. Los episodios pueden durar días, semanas o meses. Los ataques van seguidos de períodos de reducción o ausencia de los síntomas (remisiones). La fiebre, los baños calientes, la exposición al sol y el estrés pueden desencadenar o empeorar los ataques.

Es común que la enfermedad reaparezca (recaída). Sin embargo, puede continuar empeorando sin períodos de remisión.

Los nervios en cualquier parte del cerebro o la médula espinal pueden resultar dañados. Debido a esto, los síntomas de la esclerosis múltiple pueden aparecer en muchas partes del cuerpo.

Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico

Síntomas musculares:

  • Pérdida del equilibrio
  • Espasmos musculares
  • Entumecimiento o sensación anormal en cualquier área
  • Problemas para mover los brazos y las piernas
  • Problemas para caminar
  • Problemas con la coordinación y para hacer movimientos pequeños
  • Temblor en uno o ambos brazos o piernas
  • Debilidad en uno o ambos brazos o piernas
Nervios en la pelvis

Síntomas vesicales e intestinales:

Síntomas oculares:

Entumecimiento, hormigueo o dolor:

Otros síntomas cerebrales y neurológicos:

  • Disminución del período de atención, de la capacidad de discernir y pérdida de la memoria
  • Dificultad para razonar y resolver problemas
  • Depresión o sentimientos de tristeza
  • Mareos o pérdida del equilibrio
  • Hipoacusia

Síntomas sexuales:

Síntomas del habla y de la deglución:

  • Lenguaje mal articulado o difícil de entender
  • Problemas para masticar y deglutir

La fatiga es un síntoma común y molesto a medida que la EM progresa y con frecuencia es peor al final de la tarde.

Pruebas y exámenes

Los síntomas de la esclerosis múltiple pueden simular los de muchos otros trastornos neurológicos. La enfermedad se diagnostica descartando otras afecciones.

Las personas que tienen una forma de esclerosis múltiple llamada remitente-recurrente pueden tener antecedentes de al menos dos ataques, separados por un período de ausencia o reducción en los síntomas.

El médico puede sospechar de esclerosis múltiple si hay disminución en el funcionamiento de dos partes diferentes del sistema nervioso central (como los reflejos anormales) en dos momentos diferentes.

Un examen neurológico puede mostrar disminución en la función nerviosa en un área del cuerpo o esto puede extenderse a muchas partes del cuerpo. Esto puede abarcar:

  • Reflejos nerviosos anormales
  • Disminución de la capacidad para mover una parte del cuerpo
  • Sensibilidad anormal o disminuida
  • Otra pérdida de funciones neurológicas

Un examen ocular puede mostrar:

IRM del cerebro

Los exámenes para diagnosticar la esclerosis múltiple abarcan:

Tratamiento

No se conoce cura para la esclerosis múltiple hasta el momento, pero existen tratamientos que pueden retardar el progreso de la enfermedad. El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas y ayudar a mantener una calidad de vida normal.

Los medicamentos con frecuencia se toman durante un tiempo prolongado y pueden abarcar:

  • Medicamentos para retrasar la enfermedad.
  • Los esteroides se pueden utilizar para disminuir la gravedad de los ataques.
  • Medicamentos para controlar los síntomas como los espasmos musculares, los problemas urinarios, la fatiga o los problemas del estado de ánimo

Lo siguiente también puede servir para las personas con EM:

  • Fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional y grupos de apoyo.
  • Dispositivos asistenciales, como sillas de ruedas, montacamas, sillas para baños, caminadores y barras en las paredes.
  • Un programa de ejercicio planificado a comienzos del trastorno.
  • Un estilo de vida saludable, con una buena nutrición y suficiente descanso y relajación.
  • Evitar la fatiga, el estrés, las temperaturas extremas y la enfermedad.
  • Cambios en lo que se come o bebe si hay problemas para deglutir.
  • Hacer cambios en torno a la casa para prevenir caídas.
  • Trabajadores sociales u otros servicios de asesoría que lo ayuden a hacerle frente al trastorno y conseguir ayuda.
  • Vitamina D u otros suplementos (hable con el médico primero). 

Grupos de apoyo

Vivir con esclerosis múltiple puede ser un desafío. El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar uniéndose a un grupo de apoyo para la esclerosis múltiple. El hecho de compartir con otras personas que tengan experiencias y problemas en común puede ayudarle a no sentirse solo. 

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico es variable y difícil de predecir. Aunque el trastorno es crónico e incurable, la expectativa de vida puede ser normal o casi normal. La mayoría de las personas con esclerosis múltiple son activas y se desempeñan en el trabajo con poca discapacidad,

Los siguientes en particular tienen el mejor pronóstico:

  • Las mujeres.
  • Personas que eran jóvenes (menos de 30 años) cuando la enfermedad empezó.
  • Personas con ataques infrecuentes.
  • Personas con un patrón remitente-recurrente.
  • Personas con enfermedad limitada en estudios imagenológicos.

El grado de discapacidad e incomodidad dependen de:

  • Con qué frecuencia y cuán graves son los episodios.
  • La parte del sistema nervioso central que está afectada por cada ataque.

La mayoría de las personas retorna a un desempeño normal o cerca de lo normal entre episodios. Lentamente, hay una mayor pérdida del funcionamiento con menos mejoramiento entre los ataques. 

Posibles complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Presenta cualquier síntoma de esclerosis múltiple.
  • Los síntomas empeoran, incluso con tratamiento.
  • La afección empeora hasta el punto en que ya no es posible el cuidado en el hogar.

Figures

Esclerosis múltipleIRM del cerebroNervios en la pelvisSistema nervioso centralMielina y estructura nerviosa

Referencias

Houtchens MK, Lublin FD, Miller AE, Khoury SJ. Multiple sclerosis and other inflammatory demyelinating diseases of the central nervous system. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC, eds. Bradley’s Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2012:chap 54.

Polman CH, Reingold SC, Banwell B, et al. Diagnostic criteria for multiple sclerosis: 2010 revisions to the McDonald criteria. Ann Neurol. 2011;69:292–302.

Rubin S. Management of multiple sclerosis: an overview. Disease-a-Month. 2013;59:253–260.

Revision

Last reviewed 9/25/2013 by Joseph V. Campellone, MD, Department of Neurology, Cooper University Hospital, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com