Infección aguda por citomegalovirus (CMV)

Definición

Es una afección causada por un miembro de la familia de los herpesvirus.

Nombres alternativos

Mononucleosis por CMV; Citomegalovirus (CMV)

Causas

La infección con citomegalovirus (CMV) es muy común y se propaga por medio de:

  • Transfusión sanguínea
  • Trasplante de órganos
  • Gotitas de la respiración
  • Saliva
  • Contacto sexual
  • Orina

La mayoría de las personas entra en contacto con el CMV en algún momento de su vida, pero generalmente sólo las personas con un sistema inmunitario debilitado resultan enfermas a raíz de la infección. Algunas personas con esta infección y por lo demás sanas desarrollan un síndrome similar a la mononucleosis.

En los Estados Unidos, la infección por CMV aparece con mayor frecuencia en personas de 10 a 35 años de edad. La mayoría de las personas están expuestas al CMV a comienzos de la vida y no se dan cuenta de ello debido a que no tienen síntomas. Las personas con un sistema inmunitario comprometido pueden tener una forma más grave de la enfermedad.

El CMV es un tipo del virus del herpes. El virus permanece en el cuerpo durante toda la vida. Si su sistema inmunitario resulta debilitado en el futuro, este virus puede tener la posibilidad de activarse y causar síntomas.  

Síntomas

Los síntomas que se presentan con menos frecuencia son, entre otros:

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico y palpará el área del abdomen. El hígado y el bazo pueden estar sensibles al presionarlos suavemente (palparlos), y puede que haya erupción cutánea.

Se pueden hacer exámenes de laboratorio especiales, como la prueba de RCP en suero para ADN de CMV, para buscar sustancias en la sangre que sean producidas por el citomegalovirus. Igualmente, se pueden hacer otros exámenes, como una prueba de anticuerpos para CMV, para verificar la respuesta del cuerpo a la infección por citomegalovirus.

Otros exámenes abarcan:

Tratamiento

La mayoría de los pacientes se recupera en un período de 4 a 6 semanas sin medicación. Se requiere reposo, algunas veces por un mes o más para recuperar los niveles plenos de actividad. Los analgésicos y los gargarismos de agua caliente con sal pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Los medicamentos antivirales generalmente no se usan en personas con un sistema inmunitario que está funcionando normalmente.

Expectativas (pronóstico)

La fiebre normalmente desaparece en 10 días y los ganglios linfáticos inflamados y el bazo vuelven a su normalidad en 4 semanas, pero la fatiga puede persistir por 2 ó 3 meses.

Posibles complicaciones

La infección de garganta es la complicación más común. Entre las complicaciones menos frecuentes están:

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si tiene síntomas de infección aguda por citomegalovirus.

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si presenta un dolor agudo y súbito en la parte superior izquierda del abdomen, ya que esto podría ser un signo de ruptura del bazo, lo cual requiere cirugía de emergencia.

Prevención

La infección por CMV puede ser contagiosa si la persona infectada entra en contacto cercano o íntimo con otra persona. Se deben evitar los besos o el contacto sexual con una persona infectada.

El virus también se puede diseminar entre los niños pequeños en las guarderías.

Al planear transfusiones de sangre o trasplantes de órganos, se puede examinar el estado del donante para detectar CMV con el fin de evitar transmitírselo al receptor que no ha estado expuesto a este virus.

Figures

Mononucleosis, microfotografía de célulasMononucleosis, microfotografía de célulasMononucleosis infecciosa #3Mononucleosis infecciosaMononucleosis, microfotografía de la célulaMononucleosis, bocaAnticuerpos

Referencias

Crumpacker CS II, Zhang JL. Cytomegalovirus. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 138.

Drew WL. Cytomegalovirus. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 384.

Revision

Last reviewed 8/15/2012 by David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com