Hipertensión

Definición

La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a través del cuerpo. Hipertensión es un término empleado para describir la presión arterial alta.

Las lecturas de la presión arterial generalmente se dan como dos números. Por ejemplo, 120 sobre 80 (escrito como 120/80 mmHg). Es posible que uno de estos números o ambos estén demasiado altos.

El número superior se denomina presión arterial sistólica y el número inferior, presión arterial diastólica.

  • Una presión arterial normal es una presión arterial menor que 120/80 mmHg la mayoría de las veces.
  • Una presión arterial alta (hipertensión) es una presión arterial de 140/90 mmHg o mayor la mayoría de las veces.
  • Si los valores de su presión arterial están entre 120/80 y 140/90 o más, pero por debajo de 140/90, esto se denomina prehipertensión.
Presión arterial

Si tiene problemas cardíacos o renales, o si tuvo un accidente cerebrovascular, es posible que el médico le recomiende que su presión arterial esté incluso más baja que la de las personas que no padecen estas afecciones.

Nombres alternativos

Hipertensión arterial; Presión arterial alta (tensión arterial alta)

Causas

Muchos factores pueden afectar la presión arterial, como:

  • Cuánta cantidad de agua y sal tiene uno en el organismo
  • El estado de los riñones, el sistema nervioso o los vasos sanguíneos
  • Los niveles de diferentes hormonas en el cuerpo

A usted muy probablemente le digan que su presión arterial está demasiado alta a medida que vaya envejeciendo. Esto se debe a que los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos con la edad. Cuando esto sucede, la presión arterial se eleva. La hipertensión arterial aumenta la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal y muerte temprana.

Usted tiene un riesgo más alto de sufrir hipertensión arterial si:

  • Es afroamericano.
  • Es obeso.
  • Con frecuencia está estresado o ansioso.
  • Toma demasiado alcohol (más de un trago al día para las mujeres y más de dos para los hombres).
  • Consume demasiada sal en la dieta.
  • Tiene un antecedente familiar de hipertensión arterial.
  • Tiene diabetes.
  • Fuma.

La mayoría de las veces no se identifica ninguna causa de presión arterial alta, lo cual se denomina hipertensión esencial.

La hipertensión causada por otra afección médica o medicamento se denomina hipertensión secundaria y puede deberse a:

Síntomas

La mayor parte del tiempo, no hay síntomas. En la mayoría de las personas, la hipertensión arterial se detecta cuando van al médico o se la hacen medir en otra parte.

Debido a que no hay ningún síntoma, las personas pueden desarrollar cardiopatía y problemas renales sin saber que tienen hipertensión arterial

Si usted tiene un dolor de cabeza fuerte, náuseas o vómitos, confusión, cambios en la visión o sangrado nasal, puede tener una forma grave y peligrosa de hipertensión arterial llamada hipertensión maligna.

Pruebas y exámenes

El médico medirá la presión arterial varias veces antes de diagnosticarle hipertensión arterial. Es normal que su presión arterial sea distinta según la hora del día.

  • Todos los adultos deben hacerse revisar la presión arterial cada 1 o 2 años si ésta fue menor de 120/80 mmHg en la lectura más reciente.
  • Si usted tiene presión arterial alta, diabetes, cardiopatía, problemas renales o algunas otras afecciones, hágase revisar la presión arterial con mayor frecuencia, por lo menos una vez al año.

Las lecturas de la presión arterial que usted se toma en su casa pueden ser una mejor medida de su presión arterial habitual que las que se toman en el consultorio médico.

  • Cerciórese de conseguir un tensiómetro casero de buen ajuste y de buena calidad. Debe tener el manguito del tamaño apropiado y un lector digital.
  • Practique con el médico o la enfermera para verificar que esté tomando su presión arterial correctamente. 
  • Lleve el tensiómetro casero a sus citas con el médico para que él pueda verificar que está funcionando correctamente.

El médico llevará a cabo un examen físico para buscar signos de cardiopatía, daño en los ojos y otros cambios en el cuerpo.

También se pueden hacer exámenes para buscar:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es reducir la presión arterial, de tal manera que el riesgo de complicaciones sea menor. Usted y su médico deben establecer una meta de presión arterial para usted.

Si usted tiene prehipertensión, el médico le recomendará cambios en el estilo de vida para bajar la presión arterial a un rango normal. Rara vez se utilizan medicamentos para la prehipertensión.

Usted puede hacer muchas cosas para ayudar a controlar su presión arterial en casa, como:

  • Consumir una alimentación cardiosaludable, que incluya potasio y fibra, y tomar bastante agua. Ver: hipertensión arterial y dieta.
  • Hacer ejercicio regularmente (al menos 30 minutos de ejercicio aeróbico por día).
  • Si usted fuma, dejar de hacerlo (encuentre un programa que le ayude a dejar de fumar).
  • Reducir la cantidad de alcohol que toma (1 trago al día para las mujeres, 2 para los hombres).
  • Reducir la cantidad de sodio (sal) que consume (procure consumir menos de 1,500 mg por día).
  • Reducir el estrés. Trate de evitar factores que le causen estrés. También puede probar la práctica de meditación o yoga.
  • Mantener un peso corporal saludable (busque un programa para adelgazar que le ayude, si lo necesita).
Cambios en el estilo de vida

Su médico puede ayudarle a encontrar programas para bajar de peso, dejar de fumar y hacer ejercicio. Usted también puede pedirle al médico que lo remita a un nutricionista que pueda ayudarle a planear una dieta saludable en su caso.

Hay muchos medicamentos que se pueden emplear para tratar la hipertensión arterial.

  • A menudo un solo fármaco para la presión arterial puede no ser suficiente para controlarla, y es posible que usted necesite tomar dos o más.
  • Es muy importante que usted tome los medicamentos que le recetaron.
  • Si presenta efectos secundarios, el médico puede sustituirlos por un medicamento diferente.

Pronóstico

La mayoría de las veces, la presión arterial alta se puede controlar con medicamentos y cambios en el estilo de vida.

Cuando la presión arterial no está bien controlada, usted está en riesgo de:

  • Sangrado de la aorta, el vaso sanguíneo grande que irriga el abdomen, la pelvis y las piernas
  • Enfermedad renal crónica
  • Ataque al corazón e insuficiencia cardíaca
  • Riego sanguíneo deficiente a las piernas
  • Problemas con la visión
  • Accidente cerebrovascular

Cuándo contactar a un profesional médico

Si usted padece hipertensión arterial, tendrá citas programadas regularmente con el médico.

Incluso, si no le han diagnosticado hipertensión arterial, es importante hacerse revisar la presión durante los chequeos anuales, especialmente si alguien en la familia tiene o ha tenido hipertensión.

Llame al médico de inmediato si el monitoreo en el hogar muestra que la presión arterial sigue siendo alta.

Prevención

Los mismos cambios de estilo de vida que se pueden seguir para ayudar a controlar la presión arterial también ayudarán a evitar que se presente hipertensión arterial en la mayoría de la gente.

Figures

Cambios en el estilo de vida

Referencias

Goldstein LB, Bushnell CD, Adams RJ, et al. Guidelines for the primary prevention of stroke: a guideline for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke. 2011 Feb;42:517-84.

Kaplan NM. Systemic hypertension: Treatment. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 46.

Victor, RG. Systemic hypertension: Mechanisms and diagnosis. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 45.

Chobanian AV, et al. and the National High Blood Pressure Education Program Coordinating Committee. The seventh report of the Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure: The JNC 7 report. JAMA. 2003;298:2560-2572.

Revision

Last reviewed 6/23/2012 by David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; and Michael A. Chen, MD, PhD, Assistant Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com