Estenosis mitral

Definición

La válvula mitral separa las cámaras inferior y superior del lado izquierdo del corazón. Estenosis se refiere a una condición en la cual la válvula no se abre completamente, restringiendo el flujo de sangre. La estenosis mitral es un trastorno en el cual la válvula mitral no se abre por completo.

Estenosis mitral

Nombres alternativos

Obstrucción de la válvula mitral

Causas

La sangre que fluye en las cámaras del corazón tiene que hacerlo a través de una válvula. La válvula entre las dos cámaras en el lado izquierdo del corazón se denomina válvula mitral. Dicha válvula se abre lo suficiente para que la sangre pueda fluir desde una cámara del corazón (aurícula izquierda) hasta la siguiente cámara (ventrículo izquierdo). Luego, se cierra para impedir que la sangre se devuelva.

Estenosis mitral significa que la válvula no se puede abrir lo suficiente y, como resultado, hay menos flujo de sangre hacia el cuerpo. La cámara superior del corazón se hincha a medida que la presión se acumula. La sangre y el líquido se pueden acumular luego en el tejido pulmonar (edema pulmonar), dificultando la respiración. Ver también: insuficiencia cardíaca.

En los adultos, la estenosis mitral ocurre con mayor frecuencia en personas que han sufrido fiebre reumática (una afección que puede desarrollarse después de amigdalitis estreptocócica o escarlatina sin tratamiento o con tratamiento insuficiente). Los problemas en las válvulas se desarrollan de 5 a 10 años o más después del episodio de fiebre reumática y los síntomas pueden no aparecer incluso por más tiempo. Esta fiebre se está volviendo infrecuente en los Estados Unidos debido al tratamiento de las infecciones por estreptococos, de manera que la estenosis mitral también es menos común.

Sólo en raras ocasiones, otros factores llevan a estenosis mitral en adultos. Estos abarcan:

  • Depósitos de calcio que se forman alrededor de la válvula mitral
  • Radioterapia en el tórax
  • Algunos medicamentos

Los niños pueden nacer con estenosis mitral (congénita) u otros defectos de nacimiento que comprometen el corazón y causan estenosis mitral. Con frecuencia, hay otras anomalías cardíacas presentes junto con la estenosis mitral.

La estenosis mitral puede ser hereditaria.

Síntomas

En los adultos, puede no haber ningún síntoma. Sin embargo, los síntomas pueden aparecer o empeorar con el ejercicio o cualquier actividad que eleve la frecuencia cardíaca. En los adultos, los síntomas se desarrollan por lo regular entre los 20 y 50 años de edad.

Los síntomas pueden comenzar con un episodio de fibrilación auricular (especialmente si ésta causa una frecuencia cardíaca rápida). También pueden desencadenarse por el embarazo u otra situación de estrés corporal, como una infección en los pulmones o el corazón u otros trastornos cardíacos.

Los síntomas pueden abarcar:

  • Molestia en el pecho (rara):
    • se incrementa con la actividad, disminuye con el reposo
    • se irradia al brazo, cuello, mandíbula u otras áreas
    • rigidez, opresión, presión, compresión, constricción
  • Tos, posiblemente con sangre (hemoptisis)
  • Dificultad respiratoria durante o después del ejercicio o al estar acostado; puede despertarse con problemas para respirar (el síntoma más común) 
  • Fatiga, cansancio con facilidad
  • Frecuentes infecciones respiratorias (como la bronquitis)
  • Sensación de percibir los latidos del corazón (palpitaciones)
  • Hinchazón de los pies o de los tobillos

En los bebés y los niños, los síntomas pueden estar presentes desde el nacimiento (congénitos) y casi siempre se desarrollan dentro de los primeros dos años de vida. Los síntomas abarcan:

  • Tos
  • Alimentación deficiente o sudoración al alimentarse
  • Crecimiento deficiente
  • Dificultad para respirar

Pruebas y exámenes

El médico auscultará el corazón y los pulmones con un estetoscopio. Se puede escuchar un soplo característico, crujido u otros ruidos cardíacos anormales. El soplo típico es un ruido seco que se escucha en el corazón durante la fase de reposo del latido cardíaco y que a menudo se acentúa justo antes de que el corazón comience a contraerse.

El examen también puede revelar un latido cardíaco irregular o congestión pulmonar. La presión arterial generalmente es normal.

El estrechamiento u obstrucción de la válvula o la inflamación de las cámaras superiores del corazón pueden aparecer en:

Tratamiento

El tratamiento depende de los síntomas y del estado del corazón y de los pulmones. Las personas con síntomas leves o sin ningún síntoma en absoluto posiblemente no necesiten tratamiento. En caso de síntomas graves, posiblemente necesite ir al hospital para hacer un diagnóstico o tratamiento.

Los medicamentos se utilizan para tratar los síntomas de insuficiencia cardíaca o ritmos cardíacos anormales (más comúnmente la fibrilación auricular) e hipertensión arterial, al igual que para prevenir coágulos sanguíneos.

  • Éstos abarcan diuréticos, nitratos, betabloqueadores, bloqueadores de los canales del calcio, inhibidores ECA, bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA) o digoxina.
  • Los anticoagulantes se utilizan para evitar que los coágulos de sangre se formen y viajen a otras partes del cuerpo.

Se pueden emplear antibióticos para algunas personas con estenosis mitral:

  • Las personas que hayan tenido fiebre reumática pueden necesitar tratamiento prolongado con penicilina.
  • En el pasado, a la mayoría de los pacientes con problemas de válvulas cardíacas, como la estenosis mitral, se les administraba antibióticos antes de trabajos dentales o un procedimiento invasivo, como una colonoscopia. Los antibióticos se administraban para prevenir una infección de la válvula cardíaca dañada. Sin embargo, los antibióticos ahora se utilizan con menor frecuencia antes de trabajos dentales y otros procedimientos. Pregúntele al médico si necesita tomar antibióticos.

Algunos pacientes pueden necesitar procedimientos cardíacos para tratar la estenosis mitral. Se puede considerar la posibilidad de llevar a cabo una comisurotomía mitral percutánea con globo (también llamada valvuloplastia) en lugar de una cirugía en pacientes con una válvula mitral menos dañada. Durante este procedimiento, se introduce un catéter (sonda) dentro de una vena, generalmente en la pierna y se lleva hasta el corazón. Se infla un globo en la punta del catéter para ensanchar la válvula mitral y mejorar el flujo sanguíneo.

Otras personas necesitan la reparación o el reemplazo de la válvula mitral. Las válvulas de reemplazo se pueden hacer de diferentes materiales, algunos de los cuales pueden durar por décadas y otros se pueden desgastar y requerir reemplazo.

Para más información, ver:

Los niños a menudo requieren cirugía ya sea para repararles o reemplazarles la válvula mitral.

Pronóstico

El pronóstico varía. El trastorno puede ser leve, asintomático o puede ser más severo y con el tiempo incapacitante. Las complicaciones pueden ser severas o potencialmente mortales. La estenosis mitral generalmente se puede controlar mediante tratamiento y se puede mejorar por medio de una cirugía o una valvuloplastia.

Posibles complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Tiene síntomas de estenosis mitral.
  • Presenta estenosis mitral y los síntomas no mejoran con tratamiento o aparecen síntomas nuevos.

Prevención

Siga el tratamiento recomendado por el médico para afecciones que pueden ocasionar valvulopatía y trate a tiempo las infecciones ocasionadas por estreptococos para prevenir la fiebre reumática. Coméntele al médico si tiene antecedentes familiares de cardiopatías congénitas.

La estenosis mitral en sí a menudo no se puede prevenir, pero sí sus complicaciones. Coméntele al médico acerca de cualquier valvulopatía cardíaca antes de recibir cualquier tratamiento médico. Pregunte si necesita antibióticos preventivos.

Figures

Referencias

Bonow RO, Carabello BA, Chatterjee K, de Leon AC Jr., Faxon DP, Freed MD, et al; 2006 Writing Committee Members; American College of Cardiology/American Heart Association Task Force. 2008 Focused update incorporated into the ACC/AHA 2006 guidelines for the management of patients with valvular heart disease: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines (Writing Committee to Revise the 1998 Guidelines for the Management of Patients with Valvular Heart Disease): endorsed by the Society of Cardiovascular Anesthesiologists, Society for Cardiovascular Angiography and Interventions, and Society of Thoracic Surgeons. Circulation. 2008;118:e523-e661.

Carabello BA. Valvular heart disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 75.

Nishimura Ra, Carabello BA, Faxon DP, Freed MD, Lytle BW, O'Gara PT, et al. ACC/AHA 2008 guideline update on valvular heart disease: focused update on infective endocarditis: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines endorsed by the Society of Cardiovascular Anesthesiologists, Society for Cardiovascular Angiography and Interventions, and Society of Thoracic Surgeons. J Am Coll Cardiol. 2008;52:676-685.

Otto CM, Bonow RO. Valvular heart disease. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. St. Louis, Mo: WB Saunders; 2011:chap 66.

Revision

Last reviewed 6/4/2012 by David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; and Michael A. Chen, MD, PhD, Assistant Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com