Aspiración o ingestión de objetos extraños

Definición

Si usted inhala un objeto extraño hacia la nariz, la boca o el tracto respiratorio, éste puede atorarse y causar problemas respiratorios o asfixia. También puede llevar a que se presente inflamación e infección.

Si usted se traga un objeto extraño, éste puede atorarse a lo largo del tubo digestivo, lo cual puede llevar a una infección, una oclusión o una ruptura en el tracto gastrointestinal.

Nombres alternativos

Obstrucción de las vías respiratorias; Vías respiratorias bloqueadas

Consideraciones

Los niños de 1 a 3 años de edad son más propensos a tragarse o inhalar un objeto extraño. Estos elementos pueden incluir una moneda, una canica, el borrador de un lápiz, botones, cuentas u otros elementos o alimentos pequeños.

Causas

Los niños pequeños pueden fácilmente inhalar ciertos alimentos (como nueces, semillas o palomitas de maíz) y objetos pequeños (como botones y cuentas). Esto puede provocar una obstrucción de las vías respiratorias parcial o total.

Si el objeto pasa por el esófago hasta el estómago sin atorarse, es probable que atraviese todo el tubo digestivo.

Síntomas

  • Asfixia
  • Tos
  • Ausencia de la respiración o problemas para respirar (dificultad respiratoria)
  • Sibilancias

Algunas veces, sólo se observan síntomas menores inicialmente. El objeto se puede olvidar hasta que se presentan síntomas como inflamación o infección.

Primeros auxilios

CUANDO SE INHALA UN OBJETO:

Cualquier niño que pueda haber inhalado un objeto debe ser evaluado por un médico. Los niños con problemas respiratorios obvios pueden tener una obstrucción total de las vías respiratorias que requiere atención médica de emergencia.

Si desaparecen la asfixia o la tos y el niño no presenta otros síntomas, se le debe vigilar en busca de signos o síntomas de irritación o infección. Es posible que se necesiten radiografías.

Se puede necesitar una broncoscopia para confirmar el diagnóstico y extraer el objeto. Se pueden necesitar antibióticos y terapia respiratoria si se presenta infección.

EN CASO DE INGESTIÓN DE UN OBJETO:

Se debe vigilar a cualquier niño que se crea que ha ingerido un objeto extraño para verificar si presenta dolor, fiebre, vómitos o sensibilidad localizada y se deben examinar las heces (deposiciones) para ver si el objeto salió del cuerpo. Algunas veces, esto puede causar sangrado rectal o anal.

Incluso los objetos puntiagudos (como alfileres y tornillos) generalmente atraviesan el tracto gastrointestinal sin complicaciones. Algunas veces, se necesitan radiografías, en especial si el niño presenta dolor o si el objeto no sale al cabo de 4 a 5 días.

Se puede necesitar esofagogastroduodenoscopia (EGD) para confirmar el diagnóstico y extraer el objeto. Este procedimiento implica colocar una sonda a través de la boca hasta el tracto gastrointestinal.

En casos graves, se puede necesitar cirugía para extraer el objeto. 

No se debe

NO obligue a comer a los bebés que estén llorando o respirando rápidamente.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico o al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si piensa que un niño ha inhalado o se ha tragado un objeto extraño.

Prevención

  • Corte los alimentos en tamaños apropiados para niños pequeños y enséñeles a masticar bien.
  • Enséñele a los niños a no reírse, hablar ni jugar mientras tengan comida en la boca.
  • No les dé a los niños menores de tres años alimentos que puedan representar un riesgo potencial como perros calientes, uvas enteras, nueces, palomitas de maíz o caramelos duros.
  • Mantenga los objetos pequeños fuera del alcance de los niños pequeños.

Figures

Referencias

Thomas SH, White BA. Foreign bodies. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009:chap 57.

Munter,DW. Esophageal Foreign Bodies. In: Roberts JR, Hedges, JR, eds. Roberts: Clinical Proceduresin Emergency Medicine. 5th ed. Philadelphia, Pa. Saunders Elsevier; 2009: chap 39.

Revision

Last reviewed 1/1/2013 by Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com