Alargamiento de la pierna - Serie

Indicaciones

Los huesos más comunes que se tratan con procedimientos de elongación (alargamiento) son los huesos de la pierna, especialmente la tibia y el fémur.

El tratamiento quirúrgico puede recomendarse para longitudes desiguales severas de la pierna, causadas por:

  • Poliomielitis y parálisis cerebral
  • Músculos pequeños y débiles (atrofiados) o músculos cortos o rígidos (espásticos), los cuales pueden ocasionar deformidades y pueden impedir el crecimiento normal de la pierna
  • Enfermedades de la cadera, como la enfermedad de Legg-Perthes
  • Lesiones anteriores o fracturas del hueso que pueden estimular el crecimiento excesivo del hueso
  • Curvaturas anormales de la columna vertebral (escoliosis)
  • Defectos de nacimiento (deformidades congénitas) de huesos, articulaciones, músculos, tendones o ligamentos
Indicaciones

Procedimiento

Los cirujanos estudian cuidadosamente los vasos sanguíneos y el suministro de sangre al hueso, mientras el niño se encuentra profundamente dormido y sin sentir dolor (bajo anestesia general).

Se realiza una incisión en el hueso que se va a alargar; normalmente, el hueso inferior de la pierna (tibia) o el hueso superior de la pierna (fémur). Se insertan clavos de metal o tornillos en y a través de la piel y el hueso por encima y por debajo de la incisión del hueso. A continuación, se cierra la incisión de la piel con puntos de sutura.

Se adhiere un dispositivo de metal (tal como un dispositivo de Ilizarov) a los tornillos en el hueso y se usa después para gradualmente palanquear y separar el hueso cortado, creando un espacio entre los extremos del hueso cortado, el cual se consolida formando hueso nuevo. El dispositivo para la elongación es utilizado muy gradualmente, alargando el hueso en pasos sumamente cortos, normalmente por espacio de varios meses.

Procedimiento

Cuidados postoperatorios

El aparato que se utiliza para alargar la pierna después de la colocación de los clavos comúnmente permanece en su sitio por varios meses. La pierna se alarga gradualmente durante este período y el paciente por lo general puede caminar con el aparato puesto. A menudo se necesitan cirugías múltiples para lograr un alargamiento significativo de la extremidad.Cuidados postoperatorios

Revision

Last reviewed 11/12/2012 by Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com