Reparación quirúrgica de una fístula traqueosofágica - Serie

Anatomía normal

La tráquea y el esófago se encuentran dentro de la cavidad torácica, muy cerca una del otro. El esófago se conecta al estómago y le transporta los alimentos y la saliva, mientras que la tráquea se conecta a los pulmones y les lleva el aire.

Anatomía normal

Indicaciones

La fístula traqueosofágica es una anomalía congénita en la cual hay una conexión entre la tráquea y el esófago. Este defecto puede poner la vida en peligro y requiere una intervención inmediata. La saliva y las secreciones gástricas pueden ser aspiradas hacia los pulmones a través de la abertura natural en la tráquea. La deglución y la digestión normal de los alimentos no pueden llevarse a cabo con un esófago anormal.

Indicaciones

Procedimiento (primera parte)

Aunque los procedimientos quirúrgicos varían dependiendo de la localización y del tipo de fístula, por lo general, se hace una incisión en el lado derecho del tórax y se procede a extirpar la sección del esófago que presenta la fístula.

Procedimiento (primera parte)

Procedimiento (segunda parte)

Los extremos del esófago se ligan mediante sutura.

En muchos casos, los lactantes están muy enfermos, por lo que requieren que el tratamiento se realice por etapas. Éste consiste en colocar un tubo en el estómago (sonda gástrica), a fin de descomprimir el estómago y prevenir que el fluido en el estómago fluya hacia arriba por el esófago, a través de la fístula y hacia los pulmones. Después de esta intervención, los lactantes son atendidos en la unidad de cuidados intensivos hasta que estén lo suficientemente bien como para proceder a extirpar la fístula y reparar el esófago de forma definitiva.

Procedimiento (segunda parte)

Cuidados postoperatorios

Antes y después de la intervención, el bebé deberá ser atendido en una unidad de cuidados intensivos para recién nacidos. Se le colocará en una Isolette (incubadora) para mantenerlo caliente y es posible que requiera oxígeno y/ o ventilación mecánica. Se le puede colocar un tubo torácico para drenar los fluidos y se le suministrarán líquidos y calmantes por vía intravenosa. La alimentación debe comenzarse lo más pronto posible, dependiendo del tamaño de la reparación. El tiempo de hospitalización varía de acuerdo a la gravedad de la intervención y a las condiciones del bebé.

Cuidados postoperatorios

Revision

Last reviewed 8/11/2011 by David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; George F. Longstreth, MD, Department of Gastroenterology, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com