Después de una exposición a objetos cortopunzantes o líquidos corporales

Descripción

Estar expuesto a objetos cortopunzantes (agujas) o líquidos corporales significa que la sangre u otro líquido del cuerpo de otra persona toca el suyo. La exposición puede ocurrir:

  • Después de una punción con aguja o una lesión con objetos cortopunzantes.
  • Cuando la sangre u otro líquido del cuerpo le toca la piel, los ojos, la boca u otra superficie mucosa.

La exposición puede ponerlo en riesgo de infección.

Qué hacer

Después de haber estado expuesto, lave el área con agua y jabón.

Informe de la exposición inmediatamente a su supervisor o a la persona encargada. Nunca decida por su cuenta si necesita más atención.

Su lugar de trabajo tendrá una política respecto a qué medidas debe tomar después de estar expuesto. Con frecuencia, hay una enfermera u otro profesional de la salud que es experto en lo que se debe hacer. Usted probablemente necesitará pruebas de laboratorio, medicamentos o una vacuna de inmediato. Entonces, no se demore en comentarle a alguien después que haber resultado expuesto.

Usted deberá informar:

  • Cómo se produjo la punción con la aguja o la exposición al líquido.
  • A qué tipo de aguja o instrumento estuvo expuesto.
  • A qué líquido estuvo expuesto (como sangre, heces, saliva u otro líquido corporal).
  • Por cuánto tiempo estuvo el líquido en su cuerpo.
  • Cuánto líquido había.
  • Si había sangre del paciente visible en la aguja o instrumento.
  • Si se inyectó algo de sangre o líquido.
  • Si el líquido tocó un área abierta de la piel.
  • Qué parte del cuerpo resultó expuesta (como la piel, las membranas mucosas, los ojos, la boca o algún otro sitio).
  • Si el paciente tiene hepatitis, VIH o SARM.

Riesgo de enfermedad

Después de una exposición, hay un riesgo de que usted pueda resultar infectado con microbios, como los siguientes:

La mayoría de las veces, el riesgo de resultar infectado después de una exposición es bajo, pero es necesario informar inmediatamente de todas las exposiciones. No espere.

Referencias

Bader MS, McKinsey DS. Postexposure prophylaxis for common infectious diseases. Am Fam Physician. 2013;88:25-32.

Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Emerging and Zoonotic Infectious Diseases, Division of Healthcare Quality Promotion. Workbook for designing, implementing, and evaluating a sharps injury prevention program. Updated 2008. Available at: http://www.cdc.gov/sharpssafety/pdf/sharpsworkbook_2008.pdf. Accessed February 20, 2014.

Chin RL. Postexposure prophylaxis for HIV. Emerg Med Clin N Am. 2010;28:421-429.

U.S. Public Health Service. Updated U.S. Public Health Service guidelines for the management of occupational exposures to HBV, HCV, and HIV and recommendations for postexposure prophylaxis. MMWR Recomm Rep. 2001;50:1-52.

Revision

Last reviewed 2/3/2014 by Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com