Medicamentos para la insuficiencia cardíaca

Descripción

La mayoría de las personas que tienen insuficiencia cardíaca necesitan tomar medicamentos. Algunos se emplean para tratar sus síntomas. Otros pueden ayudar a prevenir el empeoramiento de la insuficiencia cardíaca y permitirle vivir por más tiempo.

Cómo tomar los medicamentos

Usted deberá tomar la mayoría de sus medicamentos para la insuficiencia cardíaca todos los días, algunos sólo una vez al día y otros dos o más veces al día. Es muy importante que tome sus fármacos a la hora correcta del día como el médico le indicó.

Nunca deje de tomar los medicamentos para el corazón sin hablar primero con su médico. Esto es igualmente válido para otros medicamentos que tome, como los fármacos para la diabetes, la hipertensión arterial y otras afecciones serias.

El médico también puede pedirle que tome ciertos medicamentos o cambie las dosis cuando sus síntomas empeoren. No cambie sus medicamentos o dosis sin consultar con el médico.

Siempre coméntele al médico antes de tomar cualquier nuevo medicamento. Esto incluye medicamentos de venta libre como ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Aleve, Naprosyn), al igual que fármacos como sildenafil (Viagra), vardenafil (Levitra) y tadalafil (Cialis).

Asimismo, coméntele al médico antes de tomar cualquier hierba o suplemento. 

Inhibidores IECA y BRA

Los inhibidores IECA (inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina) y los BRA (bloqueadores de los receptores de angiotensina II) funcionan abriendo los vasos sanguíneos y disminuyendo la presión arterial. Estos medicamentos pueden:

  • Reducir el trabajo que su corazón tiene que hacer.
  • Ayudar a que el miocardio bombee mejor.
  • Impedir que la insuficiencia cardíaca empeore. 
También pueden prevenir o reducir cambios dañinos en el miocardio. 

Los efectos secundarios comunes de estos fármacos abarcan:

  • Tos seca
  • Mareo
  • Fatiga
  • Malestar estomacal
  • Edema
  • Dolor de cabeza
  • Diarrea

Cuando usted tome estos medicamentos, el médico ordenará exámenes de sangre para verificar qué tan bien están funcionando sus riñones y medir los niveles de potasio.

Betabloqueadores

Los betabloqueadores retardan la frecuencia cardíaca y disminuyen la fuerza con la cual el miocardio se contrae en el corto plazo. Los betabloqueadores a largo plazo ayudan a evitar que la insuficiencia cardíaca empeore y también ayudan a fortalecer el corazón.

Los betabloqueadores comunes empleados para la insuficiencia cardíaca abarcan carvedilol (Coreg), bisoprolol (Zebeta) y metoprolol (Toprol).

No deje de tomar abruptamente estos fármacos. Esto puede aumentar el riesgo de angina e incluso de un ataque cardíaco. Otros efectos secundarios abarcan mareo, depresión, fatiga y pérdida de la memoria.

Diuréticos

Los diuréticos le ayudan al cuerpo a eliminar el líquido extra. Algunos tipos de diuréticos también pueden ayudar de otras maneras. Con frecuencia se les llama "píldoras de agua". Hay muchas marcas de diuréticos. Algunos se toman una vez al día y otros dos veces. Los tres tipos más comunes son:

  • Tiazidas: clorotiacida (Diuril), clortalidona (Hygroton), indapamida (Lozol), hidroclorotiazida (Esidrix, HydroDiuril) y metolazona (Mykrox, Zaroxolyn).
  • Los diuréticos del asa: bumentanida (Bumex), furosemida (Lasix) y torasemida (Demadex).
  • Los agentes ahorradores de potasio: amilorida (Midamor), espironolactona (Aldactone) y triamtereno (Dyrenium).

Cuando usted tome estos medicamentos, necesitará exámenes de sangre para verificar qué tan bien están funcionando sus riñones y medir sus niveles de potasio.

Otros fármacos para la insuficiencia cardíaca

Muchas personas con cardiopatía toman ácido acetilsalicílico (aspirin) o clopidogrel (Plavix). Estos fármacos ayudan a prevenir la formación de coágulos de sangre en las arterias. Esto puede disminuir el riesgo de un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco.

El Coumadin (warfarina) sólo se recomienda para pacientes con insuficiencia cardíaca que tengan un riesgo más alto de coágulos de sangre. Usted necesitará hacerse exámenes de sangre adicionales para verificar que la dosis sea correcta. También deberá hacer cambios en su alimentación.

Los fármacos empleados con menor frecuencia para la insuficiencia cardíaca abarcan:

  • La digoxina para ayudar a incrementar la fuerza de bombeo del corazón y disminuir la frecuencia cardíaca.
  • La hidralazina y los nitratos para abrir las arterias y ayudar a que el miocardio bombee mejor. Estos fármacos se usan principalmente para pacientes que sean incapaces de tolerar los inhibidores IECA y los bloqueadores de los receptores de angiotensina. 
  • Los bloqueadores de los canales del calcio para controlar la presión arterial o la angina (dolor torácico) a raíz de una arteriopatía coronaria.

Las estatinas y otros fármacos hipocolesterolemiantes se emplean en caso de necesidad.

Algunas veces, se usan medicamentos antiarrítmicos para pacientes con insuficiencia cardíaca que tengan ritmos cardíacos anormales. Uno de tales fármacos es la amiodarona.

Referencias

Jessup M, Abraham WT, Casey DE, Feldman AM, Francis GS, Ganiats TG, et al. 2009 focused update: ACCF/AHA Guidelines for the Diagnosis and Management of Heart Failure in Adults: a report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines: developed in collaboration with the International Society for Heart and Lung Transplantation. Circulation. 2009 Apr 14;119(14):1977-2016. Epub 2009 Mar 26.

Mann DL. Management of heart failure patients with reduced ejection fraction. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 28.

Revision

Last reviewed 7/17/2013 by Michael A. Chen, MD, PhD, Associate Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, Washington Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com