Alta tras cirugía refractiva de la córnea

Nombres Alternativos

Cirugía de miopía - alta; Cirugía refractiva - alta; Queratotomía fotorrefractiva (QFR)- alta

Cuando usted estuvo en el hospital

Le practicaron una cirugía refractiva de la córnea para ayudar a mejorar la visión. Esta cirugía corrige la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo de leves a moderados con el uso de un láser para reformar la córnea. Usted será menos dependiente de las gafas o los lentes de contacto. Algunas veces, ya no necesitará gafas.

La cirugía probablemente tardó menos de 30 minutos y es posible que le hayan operado ambos ojos.

Qué esperar en el hogar

Usted tendrá un protector ocular cuando se vaya para la casa después de la cirugía. Esto impedirá que usted se frote o ejerza presión sobre el ojo y también lo protegerá de golpes o pinchazos.

Los síntomas o problemas que usted puede tener al principio son:

  • Durante la primera semana más o menos, usted puede tener dolor leve, una sensación de ardor o picazón, lágrimas en el ojo, sensibilidad a la luz y visión nublada o borrosa. Para la queratotomía fotorrefractiva, estos síntomas durarán unos días más.
  • La esclerótica de los ojos puede lucir roja o inyectada en sangre hasta por tres semanas después de la cirugía.
  • Usted puede tener ojos resecos hasta por tres meses.

Durante 1 a 6 meses después de la cirugía, usted puede:

  • Notar resplandor, estallido de estrellas o halos en los ojos, sobre todo si conduce de noche. Esto debería mejorar en tres meses.
  • Tener visión fluctuante durante los primeros 6 meses.

Cuidados personales y control

Usted probablemente visitará a su médico 1 o 2 días después de la cirugía y le dirá qué actividades puede hacer. Las pautas comunes son:

  • Tómese unos cuantos días libres del trabajo después de la cirugía hasta que la mayoría de los síntomas mejoren.
  • Evite todas las actividades que no impliquen contacto (como montar en bicicleta y entrenar en el gimnasio) durante al menos 3 días después de la cirugía.
  • Evite los deportes de contacto (como el boxeo y el fútbol americano) durante las primeras 4 semanas después de la cirugía.
  • No nade ni utilice el jaccuzzi ni hidromasajes durante aproximadamente 2 semanas. (Pregúntele al médico).

El médico le dará gotas oftálmicas para ayudar a prevenir infección o reducir la inflamación y el dolor.

Será necesario que se cuide los ojos:

  • NO se frote ni apriete los ojos, ya que esto podría desprender el colgajo, especialmente durante el día de la cirugía. Si esto sucede, necesitará otra cirugía para repararlo. Comenzando el día después de la cirugía, no debería haber problema con el uso de lágrimas artificiales, pero consulte con el médico.
  • NO use lentes de contacto en el ojo operado, ni siquiera si tiene visión borrosa.
  • NO use ningún maquillaje, cremas ni lociones alrededor del ojo durante las primeras dos semanas.
  • Protéjase siempre los ojos de golpes y choques.
  • Use siempre gafas de sol cuando esté afuera.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si usted tiene:

  • Una disminución permanente en la visión.
  • Un aumento constante en el dolor.
  • Cualquier problema o síntoma nuevo con los ojos, como moscas volantes, luces fulgurantes, visión doble o sensibilidad a la luz.

Referencias

Steinert RF, Mccolgin AZ. LASIK. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Ophthalmology. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2009:chap 49.

Mimura T, Azar DT. Refractive surgery. Yanoff M, Duker JS, Augsburger JJ, et al. Ophthalmology. 3rd ed. St. Louis, Mo: Mosby; 2008:chap 3.1.

Wilkinson PS, Davis EA, Hardten DR. Lasik. Yanoff M, Duker JS, Augsburger JJ, et al. Ophthalmology. 3rd ed. St. Louis, Mo: Mosby; 2008:chap 3.5.

Revision

Last reviewed 3/15/2011 by Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine; and Franklin W. Lusby, MD, Ophthalmologist, Lusby Vision Institute, La Jolla, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com