Líquidos y diuréticos con insuficiencia cardíaca

Qué esperar en el hogar

Cuando usted tiene insuficiencia cardíaca, su corazón no bombea con la suficiente fuerza, lo cual hace que los líquidos se acumulen en el cuerpo. Si usted toma demasiados líquidos, puede presentar síntomas como hinchazón, aumento de peso y dificultad para respirar. Limitar la cantidad de líquidos que toma y la cantidad de sal (sodio) que consume puede ayudar a prevenir estos síntomas.

Los miembros de su familia pueden ayudar a que usted se cuide y pueden vigilar la cantidad de líquidos que toma. Asimismo, pueden comprobar que usted se esté tomando los medicamentos en la forma correcta y pueden aprender a reconocer sus síntomas oportunamente.

El médico puede solicitarle que reduzca la cantidad de líquidos que toma:

  • Cuando su insuficiencia cardíaca no esté tan mal, es posible que no tenga que limitar demasiado los líquidos.
  • Si la insuficiencia cardíaca empeora, es posible que tenga que limitar los líquidos que toma a entre 6 y 9 tazas al día (aproximadamente 1 1/2 a 2 litros).

Consejos para reducir los líquidos

Recuerde: algunos alimentos, como las sopas, los budines, la gelatina, el helado, las paletas de helado y otros contienen líquidos. Cuando tome sopas con ingredientes en trozos grandes, utilice un tenedor si puede y olvídese del caldo.

Utilice una taza pequeña en la casa para sus líquidos a la hora de las comidas y beba sólo una taza. Después de beber una taza de líquido en un restaurante, voltee la taza para hacerle saber a quien sirve que usted no quiere más. Encuentre formas de evitar que le dé demasiada sed:

  • Cuando tenga sed, mastique alguna goma de mascar, enjuáguese la boca con agua fría y escúpala o chupe algo como un dulce duro, una rodaja de limón o pedazos pequeños de hielo.
  • Permanezca fresco. Tener demasiado calor lo pondrá sediento.

Si tiene problemas para llevar un control de esto, anote cuánto líquido está tomando durante el día. 

Consumir demasiada sal puede provocarle sed, lo cual puede llevarlo a beber demasiado. La sal adicional también hace que se conserve más líquido en el cuerpo. Muchos alimentos contienen "sal oculta", entre ellos los preparados y congelados. Aprenda cómo consumir una dieta baja en sal.

Diuréticos

Los diuréticos le ayudan al cuerpo a eliminar los líquidos adicionales y a menudo se las llama "píldoras de agua". Hay muchas marcas de diuréticos. Algunos se toman una vez al día y otros dos veces. Los tres tipos comunes son:

  • Tiazidas: clorotiazida (Diuril), clortalidona (Hygroton), indapamida (Lozol), hidroclorotiazida (Esidrix, HydroDiuril) y metolazona (Mykrox, Zaroxolyn)
  • Diuréticos de asa: bumentanida (Bumex), furosemida (Lasix) y torasemida (Demadex)
  • Fármacos ahorradores de potasio: amilorida (Midamor), espironolactona (Aldactone) y triamtereno (Dyrenium )

También hay diuréticos que contienen una combinación de dos de los fármacos mencionados arriba.

Cuando esté tomando diuréticos, necesitará hacerse chequeos regulares para que su médico pueda verificar los niveles de potasio y vigilar cómo están funcionando los riñones.

Los diuréticos hacen orinar con más frecuencia. Trate de no tomarlos por la noche antes de acostarse y tómelos todos los días a la misma hora.

Los efectos secundarios comunes de los diuréticos son:

  • Fatiga, calambres musculares o debilidad a causa de los bajos niveles de potasio
  • Vértigo o mareo
  • Entumecimiento u hormigueo
  • Palpitaciones cardíacas o un latido cardíaco "agitado"
  • Gota
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Incontinencia urinaria (no ser capaz de contener la orina)
  • Pérdida de la libido (por los diuréticos ahorradores de potasio) o incapacidad para tener una erección
  • Crecimiento de pelo, cambios menstruales y engrosamiento de la voz en las mujeres (por los diuréticos ahorradores de potasio)
  • Hinchazón de las mamas en los hombres o sensibilidad mamaria en las mujeres (por los diuréticos ahorradores de potasio)
  • Reacciones alérgicas: si usted es alérgico a las sulfamidas, no debe tomar tiazidas.

Asegúrese de tomar el diurético en la forma como el médico le indica.

Pesarse regularmente

Usted debe conocer cuál es su peso adecuado. El hecho de pesarse le ayudará a saber si hay demasiado líquido en su cuerpo. También podría descubrir que está sintiendo su ropa y zapatos más apretados de lo normal cuando hay demasiado líquido en su cuerpo.

Pésese todas las mañanas en la misma balanza cuando se levante: antes de comer y después de usar el baño. Cerciórese de estar usando ropa similar cada vez que se pese. Anote su peso todos los días en una tabla, de manera que pueda llevar un control.

Llame al médico si su peso aumenta más de 2 a 3 libras en un día o 5 libras en una semana. Llame igualmente al médico si pierde mucho peso.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • Está cansado o débil.
  • Se siente con dificultad para respirar cuando está activo o cuando está en reposo.
  • Está presentando sibilancias o teniendo problemas para respirar.
  • Tiene una tos que no desaparece. Puede ser seca o tratarse de una tosecilla o puede sonar productiva y arrojar esputo rosado y espumoso.
  • Presenta hinchazón en pies, tobillos o piernas.
  • Tiene que orinar mucho, especialmente en la noche.
  • Ha subido o bajado de peso.
  • Presenta dolor y sensibilidad en el abdomen.
  • Tiene síntomas que cree podrían ser a causa de los medicamentos.
  • Su pulso, o latido cardíaco, se pone muy lento o muy rápido o no es constante.

Referencias

Mant J, Al-Mohammad A, Swain S, Laramée P; Guideline Development Group. Management of chronic heart failure in adults: synopsis of the National Institute For Health and Clinical Excellence guideline. Ann Intern Med. 2011 Aug16;155(4):252-9.

Greenberg B and Kahn AM. Clinical assessment of heart failure. In: BonowRO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Saunders; 2011:chap 26. 

Riegel B, Moser DK, Anker SD, Appel LJ, Dunbar SB, Grady KL, Gurvitz MZ, Havranek EP, Lee CS, Lindenfeld J, Peterson PN, Pressler SJ, Schocken DD, Whellan DJ; American Heart Association Council on Cardiovascular Nursing; American Heart Association Council on Cardiovascular Nursing; American Heart Association Council on Clinical Cardiology; American Heart Association Council on Nutrition, Physical Activity, and Metabolism; American Heart Association Interdisciplinary Council on Quality of Care and Outcomes Research. State of the science: promoting self-care in persons with heart failure: a scientific statement from the American Heart Association. Circulation. 2009 Sep 22;120(12):1141-63.

Revision

Last reviewed 9/5/2012 by Michael A. Chen, MD, PhD, Assistant Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com