Cambios en el cabello y en las uñas con la edad

Información

El cabello y las uñas tienen como función proteger su cuerpo. También mantienen constante la temperatura corporal. Otra función importante del cabello y de las uñas es ayudarle a sentir las cosas.

A medida uno envejece, el cabello y las uñas comienzan a cambiar.

Cambios en el cabello y sus efectos

Cambio en el color del cabello.  Es uno de los signos más obvios del envejecimiento. El color del cabello se debe a un pigmento, llamado melanina, producido por los folículos pilosos, las cuales son estructuras en la piel que producen y permiten el crecimiento del cabello. Con la edad, el folículo produce menos melanina. El encanecimiento comienza con frecuencia hacia los 30 años de edad.

El pelo del cuero cabelludo a menudo empieza a encanecer generalmente en las sienes y se extiende hacia la parte superior del cuero cabelludo. El color del cabello se torna cada vez más claro y finalmente blanco.

El vello corporal y facial también se vuelve gris, pero generalmente más tarde que el del cuero cabelludo. El vello de la axila, del pecho y del área púbica puede encanecerse menos o no encanecer.

El encanecimiento está determinado por los genes. Las canas tienden a aparecer de manera más temprana en los caucásicos y de manera más tardía en las razas asiáticas. Los suplementos nutricionales, las vitaminas y otros productos no detienen ni disminuyen la velocidad de dicho proceso de encanecimiento.

Cambios en el grosor del cabello. El cabello está hecho de muchas fibras de proteína. Una sola fibra tiene una vida normal entre 2 y 6 años. Ese cabello luego cae y es reemplazado por uno nuevo. La cantidad de vello que uno tenga en el cuerpo y en la cabeza también está determinada por los genes.

Con la edad, casi todas las personas experimentan alguna pérdida de cabello y disminución en su velocidad de crecimiento.

Las fibras de cabello se vuelven más pequeñas y tienen menos pigmento, de ahí que el cabello grueso y áspero de un adulto joven se convierta finalmente en un cabello delgado, fino y de color claro. Asimismo, muchos folículos pilosos dejan de producir nuevos cabellos.

Muchos hombres comienzan a mostrar signos de calvicie hacia los 30 años de edad y muchos están casi calvos hacia la edad de 60 años. Un tipo de calvicie relacionada con la hormona masculina testosterona se denomina calvicie de patrón masculino. El cabello se puede perder en el área de la sien o en la parte superior de la cabeza.

Las mujeres pueden desarrollar un tipo similar de calvicie a medida que envejecen, denominado calvicie de patrón femenino. El cabello se vuelve menos denso y el cuero cabelludo puede hacerse visible.

A medida que uno envejece, el vello corporal y facial también se pierde, aunque los vellos que permanecen se pueden volver más gruesos. Las mujeres pueden perder vello corporal. El vello facial puede volverse más grueso, especialmente en el mentón y alrededor de los labios. En los hombres, el pelo de las cejas, las orejas y la nariz se hace más largo y áspero.

Consulte con el médico si presenta una pérdida repentina de cabello, lo cual puede ser un síntoma de un problema de salud. 

Cambios en las uñas y sus efectos

Las uñas también cambian con la edad: crecen más lentamente y se vuelven pálidas y frágiles. Se pueden volver amarillentas y opacas.

Las uñas, especialmente las de los dedos de los pies, pueden volverse duras y gruesas y encarnarse con más frecuencia; mientras que las puntas de las uñas de las manos se pueden partir.

Se pueden desarrollar rebordes longitudinales en las uñas de las manos y los pies.

Consulte con el médico si las uñas desarrollan hoyuelos, rebordes, líneas, cambios en el contorno u otros cambios, ya que esto puede estar relacionado con deficiencia de hierro, enfermedad renal y deficiencias nutricionales.

A medida que usted envejezca, habrá otros cambios, entre ellos: 

Figures

Referencias

Habif TP, ed. Hair diseases. Clinical Dermatology. 5th ed.St. Louis, Mo: Mosby Elsevier; 2009:chap 24.

Habif TP, ed. Nail diseases. Clinical Dermatology. 5th ed.St. Louis, Mo: Mosby Elsevier; 2009:chap 25.

Minaker KL. Common clinical sequelae of aging. In: Goldman L,Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 24.

Tosti A. Diseases of hair and nails. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed.Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 450.

Revision

Last reviewed 11/5/2012 by David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com