Biopsia de lesión de piel

Definición

Es la extracción de un pedazo de piel anormal sospechosa para diagnosticar o descartar una enfermedad.

Nombres alternativos

Biopsia de piel; Biopsia en sacabocados; Biopsia de lesión cutánea; Biopsia por raspado

Forma en que se realiza el examen

Existen varias formas para realizar una biopsia de piel. La mayoría de los procedimientos se pueden llevar a cabo fácilmente en un centro médico ambulatorio o en el consultorio del médico.

El tipo de procedimiento que le realicen depende de la ubicación, el tamaño y el tipo de lesión. Una lesión es un área anormal de la piel y puede ser una protuberancia, una llaga o un área de color de piel que no es normal.

A usted se le aplicará algún tipo de anestesia antes de cualquier tipo de biopsia de piel. Los tipos de biopsias de piel se describen a continuación.

Biopsia por raspado

Una biopsia por raspado es el método menos invasivo. El médico utiliza una pequeña cuchilla para extraer las capas más superficiales de la piel. El área extraída incluye todo o parte de la lesión. No se necesitan suturas. Al final del procedimiento, se aplica un medicamento en el área para detener cualquier sangrado.

Biopsia en sacabocados

Una biopsia en sacabocados se emplea con mayor frecuencia para lesiones cutáneas más profundas. El médico usa un instrumento en sacabocado para la piel con el fin de extraer un pedazo de piel pequeño y redondo. El área extraída es aproximadamente del tamaño de un borrador de lápiz e incluye todo o parte de la lesión. Se aplica un medicamento en el área para detener cualquier sangrado. A menudo, el área se cierra con suturas.

Biopsia por escisión

Una biopsia por escisión por lo general la realiza un cirujano. Durante el procedimiento, se extrae toda la lesión. Se inyecta anestesia en el área; luego, se extrae toda la lesión, profundizando hasta donde sea necesario para llegar a toda el área afectada. Se cierra luego la incisión con puntos de sutura. Si la biopsia abarca una zona grande, se puede utilizar un injerto de piel o un colgajo de piel normal para reemplazar la piel extraída.

Biopsia quirúrgica

En una biopsia quirúrgica, se saca sólo un pedazo de una lesión grande para su evaluación. El área se inyecta con anestesia. Se corta un pedazo del tumor y se envía a un laboratorio para su análisis. Se pueden utilizar suturas si es necesario. El resto del tumor se puede tratar después de que se haga el diagnóstico.

Preparación para el examen

Coméntele al médico:

  • Acerca de los medicamentos que está tomando, incluso vitaminas y suplementos, hierbas medicinales y preparaciones que no requieren receta médica
  • Si tiene cualquier alergia
  • Si tiene problemas de sangrado
  • Si está o piensa que podría estar embarazada
Siga las instrucciones del médico sobre cómo prepararse para la biopsia.

Lo que se siente durante el examen

Hay un leve pinchazo y sensación de picadura a medida que se inyecta la anestesia. Después de esto, el área de la biopsia puede quedar sensible por unos días.

Razones por las que se realiza el examen

El médico puede ordenar una biopsia de piel si usted tiene signos o síntomas de:

  • Erupciones cutáneas agudas o crónicas
  • Tumores no cancerosos (benignos)
  • Cáncer de piel
  • Otras afecciones cutáneas

Valores normales

Un resultado normal significa que el área de piel extraída está sana. Los médicos llaman a esto un resultado negativo de la biopsia.

Significado de los resultados anormales

El examen puede revelar cáncer de piel o una afección no cancerosa (benigna). Igualmente, se pueden identificar bacterias y hongos. El examen también puede revelar algunas enfermedades inflamatorias de la piel. Una vez que se confirma el diagnóstico con la biopsia, generalmente se comienza un plan de tratamiento.

Riesgos

Los riesgos de la biopsia de piel pueden abarcar:

Usted sangrará un poco durante el procedimiento, por lo que debe comentarle al médico si tiene antecedentes de problemas hemorrágicos.

Referencias

Affleck AG, Colver G. Skin biopsy techniques. In: Robinson JK, Hanke CW, Siegel DM, Fratila A, eds. Surgery of the Skin: Procedural Dermatology. 2nd ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Mosby; 2010:chap 11.

Habif TP. Clinical Dermatology: A Color Guide to Diagnosis and Therapy. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Mosby; 2009:chap 27.

Revision

Last reviewed 9/20/2013 by Kevin Berman, MD, PhD, Atlanta Center for Dermatologic Disease, Atlanta, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com