Tomografía computarizada de la columna lumbosacra

Definición

Es una tomografía computarizada de la parte baja de la columna y tejidos circundantes.

Nombres alternativos

TC de la columna; TC de la columna lumbosacra

Forma en que se realiza el examen

A usted se le pedirá que se acueste sobre una mesa estrecha que se desliza hacia el centro del escáner para la tomografía computarizada. Será necesario que se acueste boca arriba para este examen.

Una vez dentro del escáner, el haz de rayos X de la máquina rota a su alrededor. 

Los pequeños detectores que están dentro del escáner miden la cantidad de rayos X que atraviesan la parte del cuerpo que debe ser estudiada. Una computadora toma esta información y la utiliza para crear varias imágenes individuales, llamadas cortes. Estas imágenes se pueden almacenar, ver en un monitor o imprimir en una película. Se pueden crear modelos tridimensionales de órganos juntando los cortes individuales.

Usted debe estar quieto durante el examen, debido a que el movimiento ocasiona imágenes borrosas. Es posible que le pidan contener la respiración durante períodos cortos.

En algunos casos, se inyecta un tinte a base de yodo, llamado medio de contraste, en una vena antes de tomar las imágenes. Este medio de contraste puede resaltar áreas específicas dentro del cuerpo, lo cual crea una imagen más clara.

En otros casos, se puede realizar una tomografía computarizada de la columna lumbosacra después de la inyección de un medio de contraste en el conducto raquídeo durante una punción lumbar, para evaluar posteriormente la presión sobre los nervios.

El procedimiento generalmente dura unos pocos minutos.

Preparación para el examen

Usted debe quitarse todas las joyas u otros objetos metálicos antes del examen, dado que pueden causar imágenes imprecisas.

Lo que se siente durante el examen

El procedimiento con rayos X es indoloro. Algunas personas pueden sentir incomodidad por el hecho de acostarse sobre una mesa dura.

El medio de contraste puede causar una ligera sensación de ardor, un sabor metálico en la boca y una sensación de calor en el cuerpo. Estas sensaciones son normales y generalmente desaparecen al cabo de unos pocos segundos.

Razones por las que se realiza el examen

Una tomografía computarizada crea rápidamente imágenes del cuerpo. Una tomografía computarizada de la columna lumbosacra es una excelente herramienta para la evaluación de fracturas y cambios degenerativos de la columna, como aquéllos debidos a la artritis.

Significado de los resultados anormales

La tomografía computarizada de la columna lumbosacra puede revelar las siguientes afecciones o enfermedades:

Riesgos

El tipo de contraste más común que se inyecta en la vena contiene yodo. Si a una persona con alergia a este elemento se le administra este tipo de medio de contraste, se pueden presentar ronchas, picazón, náuseas, dificultad respiratoria u otros síntomas.

Si usted padece diabetes o está con diálisis para el riñón, hable con el médico antes del examen acerca de sus riesgos.

Los rayos X y la tomografía computarizada se vigilan y controlan estrictamente para garantizar que se utilice la menor cantidad de radiación. Las tomografías computarizadas en verdad crean niveles bajos de radiación ionizante, la cual tiene el potencial de causar cáncer y otros defectos. Sin embargo, el riesgo asociado con cualquier gammagrafía individual es pequeño, pero se incrementa a media que se llevan a cabo numerosos estudios adicionales.

En algunos casos, una tomografía computarizada aún se puede efectuar si los beneficios superan con creces a los riesgos. Por ejemplo, puede ser más riesgoso no practicar el examen, especialmente si el médico piensa que usted podría tener cáncer.

Las mujeres embarazadas o lactantes deben consultar con su médico acerca del riesgo de las tomografías computarizadas para el bebé.

Figures

TCColumna vertebralVértebras lumbares (parte baja de la espalda)Vértebras torácicas (parte media de la espalda)Vértebras lumbares

Referencias

Ajtai B, Lindzen E, Masdeu JC. Neuroimaging: structura limaging: magnetic resonance imaging, computed tomography. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC, eds. Bradley’s Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 33A.

Grainger RG, Thomsen HS, Morcos SK, Koh DM, Roditi G. Intravascular contrast media for radiology, CT and MRI. In: Adam A, Dixon AK, eds. Grainger & Allison's Diagnostic Radiology. 5th ed. New York, NY: Churchill Livingstone; 2008:chap 2.

Revision

Last reviewed 8/11/2012 by Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com