Calambres musculares

Definición

Los calambres musculares se presentan cuando un músculo se tensiona (contrae) sin que uno trate de hacerlo. El músculo se tensiona y no se relaja. Los calambres pueden comprometer todo o parte de uno o más músculos.

Los grupos musculares más comúnmente involucrados son los siguientes: 

  • Parte posterior de la pierna/pantorrilla
  • Parte posterior del muslo (corva)
  • Parte frontal del muslo (cuádriceps)
Los calambres en los pies, las manos, los brazos, el abdomen, y a lo largo de la caja torácica también son muy comunes. 

Los calambres musculares son comunes y se pueden detener estirando el músculo. El músculo afectado por el calambre se puede sentir duro o abultado.

Nombres alternativos

Calambres en los músculos

Consideraciones

Los calambres musculares son diferentes de las fasciculaciones musculares, las cuales se abordan por separado en otro artículo.

Causas

Los calambres musculares son comunes y con frecuencia se presentan cuando un músculo se sobrecarga o se lesiona. Entrenar cuando usted no ha tomado los líquidos suficientes (está deshidratado) o cuando usted tiene niveles bajos de minerales, como potasio o calcio, también puede hacerlo más propenso a tener un espasmo muscular.

Los calambres musculares pueden ocurrir mientras usted practica tenis o golf, bolos, natación o hace cualquier otro ejercicio.

También pueden ser provocados por:

Cuidados en el hogar

Si usted tiene un calambre muscular, suspenda su actividad y trate de hacer estiramiento y masajear el músculo afectado.

El calor relajará el músculo cuando el espasmo empiece, pero el hielo puede servir cuando el dolor haya mejorado.

Si el músculo todavía duele, los antinflamatorios no esteroides pueden ayudar con el dolor. Si los calambres musculares son intensos, su médico puede recetarle otros medicamentos.

La causa más común de calambres musculares durante la actividad deportiva es no tomar suficiente líquido. Con frecuencia, tomar agua los aliviará; sin embargo, el agua sola no siempre ayuda. Las sales efervescentes o las bebidas para deportistas, las cuales también reponen los minerales perdidos, pueden ser útiles.

Otras sugerencias para aliviar los calambres musculares:

  • Cambie sus entrenamientos de manera que usted esté ejercitándose dentro de sus capacidades.
  • Tome bastante líquido mientras hace ejercicio y aumente la ingesta de potasio (el jugo de naranja y los bananos son grandes fuentes de este elemento).
  • Haga estiramiento para mejorar la flexibilidad.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico o el personal de enfermería si los calambres musculares:

  • Son fuertes.
  • No desaparecen con el simple estiramiento.
  • Siguen reapareciendo.
  • Duran mucho tiempo.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico o el personal de enfermería lo examinarán y le harán preguntas acerca de los síntomas y la historia clínica, tales como: 

  • ¿Cuándo comenzaron los espasmos por primera vez?
  • ¿Cuánto tiempo duran?
  • ¿Con qué frecuencia se presentan los espasmos musculares?
  • ¿Cuáles son los músculos afectados?
  • ¿Afectan siempre la misma área?
  • ¿Está embarazada?
  • ¿Ha estado experimentando vómitos, diarrea, sudoración excesiva, volumen urinario excesivo u otras posibles causas de deshidratación?
  • ¿Qué medicamentos toma?
  • ¿Ha estado haciendo mucho ejercicio?
  • ¿Ha estado ingiriendo mucho alcohol?

Se pueden hacer exámenes de sangre para verificar lo siguiente:

  • El metabolismo del calcio, el potasio o el magnesio
  • El funcionamiento del riñón
  • El funcionamiento de la tiroides

Se pueden prescribir analgésicos.

Figures

Estiramiento del tóraxEstiramiento de la ingleEstiramiento de los tendones isquiotibialesEstiramiento de la caderaEstiramiento del musloEstiramiento del tríceps

Referencias

Wang LH, Pestronk A. Muscle pain and cramps In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC, eds. Bradley’s Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 26.

Brinker MR, O'Connor DP, Almekinders LC, et al. Basic science and injury of muscle, tendon, and ligament. In: DeLee JC, Drez D Jr., Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2009:chap 1.

Revision

Last reviewed 8/14/2012 by Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com