Flujo y prurito vaginal en las niñas

Definición

La picazón, enrojecimiento e hinchazón de la piel de la vagina y el área circundante (vulva) es un problema común en las niñas antes de la pubertad. También se puede presentar flujo vaginal. El color, olor y consistencia del flujo pueden variar según la causa del problema.

Nombres alternativos

Prurito en el área vaginal; Prurito vulvar; Picazón en la vulva

Causas

Las causas comunes del prurito y el flujo vaginal en las niñas jóvenes son, entre otras:

  • Químicos como perfumes y colorantes en detergentes y suavizantes de tela, aerosoles femeninos, ungüentos y cremas pueden irritar la vagina o la piel a su alrededor.
  • Candidiasis vaginal.
  • Vaginitis: es común en las niñas antes de la pubertad. Sin embargo, si una niña pequeña tiene un infección vaginal de transmisión sexual, se debe considerar la posibilidad de abuso sexual y abordarse como tal.
  • Un cuerpo extraño como papel higiénico o un lápiz de color que una joven puede colocarse en la vagina. Una infección con flujo puede ocurrir si el objeto extraño permanece en la vagina.
  • Oxiuros (una infección parasitaria que afecta especialmente a los niños).

Cuidados en el hogar

Para prevenir y tratar la irritación vaginal su hija debe:

  • Evitar el papel higiénico perfumado o de color y los baños de espuma.
  • Usar jabón natural sin aroma.
  • Limitar el tiempo del baño a 15 minutos o menos. Pídale a su hija que orine inmediatamente después del baño.
  • Usar sólo agua tibia corriente. No le agregue bicarbonato de soda, tratamientos con baños de avena ni nada más al agua de la tina.
  • No deje que el jabón flote en el agua de la tina. Si necesita echarse champú, hágalo al final del baño.
Enséñele a su hija a mantener el área genital limpia y seca. Ella debe:
  • Secarse la parte externa de la vagina y la vulva dando palmaditas en lugar de frotarse con el papel higiénico. Hacer esto ayudará a evitar que se desprendan pequeñas bolitas de papel higiénico.
  • Limpiar o lavar el área de adelante hacia atrás (desde la vagina hasta el ano) después de orinar o defecar.
Su hija también debe:
  • Usar ropa interior de algodón. Evite la ropa interior fabricada con materiales sintéticos.
  • Procurar que la niña se cambie la ropa interior todos los días.
  • Evitar los pantalones o pantalonetas apretadas.
  • Cambiarse la ropa húmeda, especialmente vestidos de baño húmedos o ropa para hacer ejercicio lo más pronto posible.
  • No tratar de retirar ningún objeto extraño de la vagina de una niña. Usted puede introducir el objeto aún más o lesionar a la niña por error. Llévela al médico inmediatamente para que le retiren el objeto. 

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico de inmediato si:

  • Su hija se queja de dolor abdominal bajo o pélvico o tiene fiebre.
  • Se sospecha abuso sexual.

Llame igualmente si:

  • Hay ampollas o úlceras en la vagina o la vulva.
  • Su hija presenta ardor con la micción u otros problemas para orinar.
  • Presenta inflamación, sangrado vaginal o flujo.
  • Los síntomas de su hija empeoran, duran más de 1 semana o siguen reapareciendo.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico examinará a su hija o puede hacer un examen de la pelvis. Se harán preguntas para ayudar a diagnosticar la causa del prurito vaginal. Se pueden hacer preguntas para encontrar la causa.

El médico puede recetar fármacos como:
  • Crema o loción para candidiasis.
  • Ciertos medicamentos antialérgicos (antihistamínicos) para el alivio de la picazón.
  • Cremas o lociones de hidrocortisona las cuales se pueden comprar en la tienda (consulte siempre primero con el médico)

Figures

Anatomía reproductiva femeninaCausas de prurito vaginalÚtero

Referencias

Margesson LJ. Pediatric vulvar disorders. In: Black M, Ambros-Rudolf CM, Edwards L, Lynch PJ, eds. Obstetric and Gynecologic Dermatology. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2008:chap 26.

Davis AJ, Katz VL. Pediatric and adolescent gynecology: Gynecologic examination, infections, trauma, pelvic mass, precocious puberty. In: Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, Katz VL, eds. Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2012:chap 12.

Revision

Last reviewed 2/26/2014 by Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com