Liposucción

Definición

Es la extracción del exceso de grasa corporal por medio de succión con el empleo de un equipo quirúrgico especial. Normalmente, la cirugía la realiza un cirujano plástico.

Liposucción

Nombres alternativos

Extracción de grasa por succión

Descripción

La liposucción es un tipo popular de cirugía estética, con la cual se eliminan los depósitos indeseables de grasa en exceso para mejorar la apariencia corporal y pulir los contornos corporales irregulares o deformes. Algunas veces, este procedimiento se denomina contorneado corporal.

La liposucción puede servir para moldear las áreas por debajo del mentón, el cuello, los pómulos, la parte superior de los brazos, los senos, el abdomen, los glúteos, las caderas, los muslos, las rodillas, las pantorrillas y los tobillos.

Sin embargo, éste es un procedimiento quirúrgico complicado y puede implicar una recuperación dolorosa. Debido a que la liposucción puede tener complicaciones graves u ocasionalmente mortales, se debe pensar cuidadosamente acerca de la decisión de someterse a esta cirugía.

Existen distintos tipos de procedimientos para la liposucción:

  • La liposucción tumescente (inyección de líquido) es el tipo más común de liposucción e implica inyectar una buena cantidad de solución medicada en las áreas a operarse antes de extraer la grasa (algunas veces se necesita inyectar un volumen hasta 3 veces mayor que el volumen de grasa a extraerse). El líquido es una mezcla de anestésico local (lidocaína), una droga que contrae los vasos sanguíneos (epinefrina) y una solución salina intravenosa. La lidocaína en la mezcla ayuda a entumecer el área durante y después de la operación y puede que sea la única anestesia que se necesite para el procedimiento. La epinefrina en la solución ayuda a reducir la pérdida de sangre, la cantidad de hematomas y el grado de hinchazón que acompañan a esta cirugía. La solución intravenosa ayuda a extraer la grasa con mayor facilidad y se la succiona junto con ella. Este tipo de liposucción por lo general toma más tiempo que otros tipos.
  • La técnica superhúmeda es parecida a la liposucción tumescente. La diferencia es que no se utiliza tanto líquido durante la cirugía, pues la inyección contiene una cantidad de líquido igual a la cantidad de grasa que se va a extraer. Esta técnica toma menos tiempo, pero a menudo se necesita sedar al paciente por vía intravenosa o suministrarle anestesia general.
  • La liposucción asistida por ultrasonido (LAU) es bastante nueva y se la viene utilizando en los EE.UU. desde 1996. En este tipo de procedimiento, se utilizan vibraciones ultrasónicas para licuar las células adiposas. Una vez que las células están licuadas, se pueden aspirar. Esta operación se puede realizar de dos formas distintas: externa (sobre la superficie de la piel con un emisor especial) o interna (bajo la superficie de la piel, con ayuda de una pequeña cánula caliente). Esta técnica puede ayudar a eliminar grasa de áreas densas y fibrosas del cuerpo, tales como la parte superior de la espalda o el tejido mamario agrandado en los hombres. Con frecuencia, se utiliza esta técnica en combinación con la técnica tumescente, en procedimientos secundarios o de seguimiento, o para una mayor precisión. Este procedimiento en general toma más tiempo que la técnica superhúmeda.

Para esta cirugía, se utiliza una máquina de liposucción e instrumentos especiales llamados cánulas. El equipo quirúrgico prepara primero el área a ser operada y administra ya sea anestesia general o local. A través de una pequeña incisión en la piel, se introduce un tubo de succión con un punta afilada dentro de los depósitos de grasa y se hace un barrido a través del área donde va a extraerse la grasa. La grasa desprendida se "aspira" a través de un tubo de succión. Una bomba de aspiración o una jeringa de gran tamaño proporcionan la acción de succión. Posiblemente se necesiten varias punciones en la piel para tratar áreas extensas. El cirujano puede abordar las áreas a ser tratadas desde varias direcciones diferentes con el fin de lograr la mejor silueta.

Después de extraer la grasa, se pueden introducir pequeños tubos de drenaje dentro de las áreas ya vacías para retirar la sangre y el líquido que se acumulan durante los primeros días después de la cirugía. Si usted ha perdido bastante sangre o líquido durante la operación, es posible que necesite una reposición de líquidos por vía intravenosa o, en raras ocasiones, una transfusión de sangre.

Por qué se realiza el procedimiento

Los siguientes son algunos de los usos para la liposucción:

  • Razones estéticas, incluyendo pliegues de grasa en la cintura (“llantas o michelines”), acumulaciones de grasa o una línea anormal en el mentón.
  • Mejorar la función sexual, al reducir los depósitos de grasa anormales ubicados en la cara interna de los muslos para así permitir el acceso más fácilmente a la vagina.
  • Moldeamiento del cuerpo para las personas molestas con las acumulaciones de grasa o irregularidades que no pueden eliminarse con la dieta y/o el ejercicio.

La liposucción generalmente no es apropiada en los siguientes casos:

  • Como sustituto para el ejercicio y la dieta o como cura para lo obesidad general. Sin embargo, se la puede emplear para remover la grasa de áreas aisladas en diferentes momentos.
  • Como tratamiento para la celulitis (la apariencia con hoyuelos y desigual de la piel en caderas, muslos y glúteos).
  • En ciertas áreas del cuerpo, como la grasa a los lados de las mamas, debido a que éstas son sitios comunes de cáncer.

Existen muchas alternativas en lugar de la liposucción, como la abdominoplastia, la extirpación de tumores grasos (lipomas), la cirugía de reducción de mamas (mamoplastia de reducción) o una combinación de métodos de cirugía plástica.

Riesgos

Se deben vigilar y controlar ciertas afecciones preexistentes antes de una liposucción, entre ellas:

  • Antecedentes de problemas cardíacos (ataque cardíaco).
  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes.
  • Reacciones alérgicas a los medicamentos.
  • Problemas pulmonares (dificultad para respirar, bolsas de aire en el torrente sanguíneo).
  • Alergias (antibióticos, asma, preparación quirúrgica).
  • Tabaquismo, alcohol o drogadicción.

También hay riesgos asociados con la liposucción, como:

  • Shock (generalmente cuando no se repone suficiente líquido durante la cirugía).
  • Sobrecarga de líquidos (generalmente a raíz del procedimiento).
  • Infecciones (estreptococos, estafilococos).
  • Sangrado, coágulos sanguíneos.
  • Glóbulos pequeños de grasa en el torrente sanguíneo que bloquean el flujo de sangre a los tejidos (embolia de grasa).
  • Daño a los nervios, la piel, los tejidos u órganos, o quemaduras debido al calor o a los instrumentos utilizados para la liposucción.
  • Extracción desigual de grasa (asimetría).
  • Abolladuras en su piel o problemas de contorno.
  • Reacciones a los medicamentos o sobredosis por la lidocaína utilizada en el procedimiento.
  • Cicatrización o piel irregular, asimétrica o incluso "floja", especialmente en las personas de edad avanzada.

Por último, asegúrese de revisar y firmar cualquier autorización (legal) y formularios de permisos para fotografías.

Antes del procedimiento

Antes de la cirugía, usted tendrá una consulta inicial, que incluye una historia clínica, examen físico completo y una evaluación psicológica. Es posible que sea necesario llevar a alguien, como el cónyuge, durante la visita. Se puede necesitar una segunda consulta para darle tiempo a usted de pensar bien respecto a la cirugía.

Usted debe sentirse con confianza para hacer preguntas y sentirse satisfecho con las respuestas a dichas preguntas. Una persona bien informada es un mejor paciente. Usted debe comprender bien las preparaciones preoperatorias, el procedimiento de la liposucción y los cuidados posoperatorios. Entienda que la liposucción puede mejorar su apariencia y confianza en sí mismo, pero probablemente no le proporcionará un cuerpo ideal.

Antes del día de la operación, puede que sea necesario extraerle sangre y pedirle que lleve una muestra de orina, lo cual le permite al médico descartar complicaciones potenciales. Si a usted no lo van a hospitalizar, necesitará que alguien lo transporte hasta la casa después de la cirugía.

Después del procedimiento

Después de la cirugía, se aplican vendajes y fajas de compresión para mantener la presión sobre el área y detener cualquier sangrado, al igual que para ayudar a conservar la forma. Por lo general, los vendajes se dejan en su sitio por lo menos 2 semanas y se necesitará compresión durante varias semanas. De vez en cuando, el médico puede llamar para verificar su estado de salud y vigilar el proceso de cicatrización. Se requerirá una visita nueva al cirujano. Algunas veces, las personas aumentan de peso después de la liposucción, lo cual se debe al incremento de líquido a raíz de la cirugía.

Es posible que la liposucción no requiera hospitalización, dependiendo de la localización y magnitud de la cirugía. La liposucción se puede llevar a cabo en un consultorio médico, en un centro quirúrgico como paciente ambulatorio o en un hospital. Por motivos de costo y conveniencia, la liposucción de volúmenes más pequeños se realiza por lo general en forma ambulatoria. Si se va a extraer un gran volumen de grasa o si se van a llevar a cabo otros procedimientos simultáneos, usted tal vez deba permanecer en el hospital.

La mayoría de los pacientes informados quedan satisfechos con los resultados estéticos de su cirugía. Estos pacientes comprenden que existen límites en cuanto a lo que la liposucción puede lograr.

Pronóstico

El área operada puede aparecer más grande que antes de la cirugía debido a la hinchazón. Usted debe usar una media, faja o vendaje elástico ceñido y apretado sobre el área tratada con el fin de reducir la hinchazón y el sangrado, y ayudar a encoger la piel para que se ajuste al nuevo contorno. Estas prendas se deben llevar puestas por el tiempo que el cirujano le haya dicho.

Usted probablemente tendrá hinchazón, hematomas, entumecimiento y dolor, pero esto se puede manejar con medicamentos. Los puntos de sutura se retiran en 5 a 10 días y se pueden prescribir antibióticos para prevenir la infección.

Usted puede experimentar sensaciones como entumecimiento u hormigueo, al igual que dolor, durante semanas después de la cirugía. Camine lo más pronto posible después de la cirugía para ayudar a prevenir la formación de coágulos sanguíneos en las piernas. Evite el ejercicio más fuerte aproximadamente durante un mes después de la operación.

Usted empezará a sentirse mejor después de más o menos una o dos semanas posteriores a la cirugía de liposucción y puede regresar al trabajo al cabo de unos pocos días después de la intervención. La hinchazón y los hematomas por lo general desaparecen al cabo de tres semanas; sin embargo, aún puede tener algo de hinchazón algunos meses después.

El médico vigilará su progreso a través de consultas de control. Si tiene alguna pregunta o problema entre las visitas al consultorio, llame al médico. Su nueva forma corporal empezará a notarse en el primer par de semanas; sin embargo, la mejoría no se hará más visible hasta aproximadamente 4 a 6 semanas después de la cirugía. Usted puede ayudar a mantener la nueva forma, haciendo ejercicio regularmente y consumiendo una alimentación saludable.

Figures

Capa de grasa en la pielLiposucción - Serie

Referencias

Coleman WP III, Flynn TC, Coleman KM. Liposuction. In: Bolognia JL, Jorizzo JL, Schaffer JV, eds. Dermatology. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2012:chap 156.

Farrior EH, Park SS. Liposuction. In: Flint PW, Haughey BH, Lund VJ, et al., eds. Cummings Otolaryngology Head and Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Mosby; 2010:chap 31.

Jacob CI, Kaminer MS. Rejuvenation of the neck using liposuction and other techniques. In: Robinson JK, Hanke CW, Siegel DM, Fratila A, eds. Surgery of the Skin: Procedural Dermatology. 2nd ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Mosby; 2010:chap 40.

Pelosi MA, Pelosi MA. Liposuction. Obstetrics and gynecology clinics of North America. December 1, 2010; vol. 37: pp 507-519.

Revision

Last reviewed 5/15/2013 by David A. Lickstein, MD, FACS, specializing in cosmetic and reconstructive plastic surgery, Palm Beach Gardens, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com