Extirpación de las glándulas paratiroideas

Definición

La paratiroidectomía es la cirugía para extraer las glándulas paratiroideas o tumores paratiroideos. Las glándulas paratiroideas están justo por detrás de la glándula tiroidea en el cuello y le ayudan al cuerpo a controlar los niveles de calcio en la sangre.

Nombres alternativos

Extracción de las glándulas paratiroideas; Paratiroidectomía

Descripción

Usted recibirá anestesia general (dormido y sin dolor) para esta cirugía. La operación puede durar de 1 a 3 horas.

Por lo regular, las glándulas paratiroideas se extirpan usando una incisión quirúrgica de 2 a 4 pulgadas en el cuello.

  • La incisión generalmente se hace en el centro del cuello, justo por debajo de la manzana de Adán.
  • El cirujano buscará las cuatro glándulas paratiroideas y extirpará cualquiera de ellas que esté afectada.
  • Es posible que le realicen un examen especial de sangre durante la cirugía, en el cual se sabrá si le extirparon todas las glándulas afectadas.
  • En raras ocasiones, cuando es necesario extirpar todas las cuatro glándulas, se trasplanta parte de una hacia el antebrazo.

El tipo específico de cirugía depende de dónde están las glándulas paratiroideas afectadas.

  • Paratiroidectomía mínimamente invasiva: es posible que le pongan una inyección de un material nuclear antes de esta cirugía. Esto ayuda a resaltar las glándulas afectadas. En caso de que le pongan esta inyección, el cirujano usará una sonda especial para localizar la glándula paratiroidea. El cirujano hará un pequeño corte (de 1 a 2 pulgadas) a un lado de su cuello y luego extirpará la glándula afectada a través de este corte. Este procedimiento dura aproximadamente 1 hora.
  • Paratiroidectomía asistida por video: el cirujano le hará dos cortes pequeños en el cuello. Uno es para introducir los instrumentos y el otro es para introducir una cámara. El cirujano utilizará la cámara para ver el área y extirpará las glándulas afectadas con los instrumentos.
  • Paratiroidectomía endoscópica: el cirujano hará dos o tres cortes pequeños en la parte frontal del cuello y otro en la parte superior del esternón. Esto reduce la cicatrización visible, el dolor y el tiempo de recuperación. Esta incisión es de menos de dos pulgadas. El procedimiento para extirpar cualquier glándula paratiroides afectada es similar a la paratiroidectomía asistida por video.

Por qué se realiza el procedimiento

El médico puede recomendar la paratiroidectomía si una o más de las glándulas paratiroideas están produciendo demasiada paratirina. Esta afección se denomina hiperparatiroidismo y con frecuencia es causada por un pequeño tumor no canceroso (benigno) llamado adenoma.

El médico tendrá en cuenta muchos factores al decidir si realiza una cirugía y qué tipo de cirugía sería la mejor para usted. Algunos de estos factores son la edad, los niveles del calcio en la orina y sangre y si tiene síntomas.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

Los riesgos que implica cualquier tipo de cirugía son:

Los riesgos de la paratiroidectomía son:

  • Lesión de la glándula tiroidea o necesidad de extirpar una parte de ella.
  • Hipoparatiroidismo, lo cual puede llevar a niveles de calcio que son peligrosos para su salud.
  • Lesión a los nervios en las cuerdas vocales. Usted puede tener una voz más débil o dificultad para tragar líquidos diluidos.
  • Dificultad respiratoria, lo cual es muy poco común y casi siempre desaparece varias semanas o meses después de la cirugía.

Antes del procedimiento

Las glándulas paratiroideas son muy pequeñas y posiblemente usted necesite hacerse exámenes que muestren exactamente dónde están. Esto le ayudará al cirujano a encontrar dichas glándulas durante la cirugía. Dos de los exámenes que le pueden hacer son una tomografía computarizada y una ecografía.

Antes de la cirugía, un anestesiólogo revisará con usted su historia clínica y decidirá qué tipo de anestesia emplear. El anestesiólogo es el médico que le suministrará el medicamento para inducirle el sueño y no sentir dolor durante la cirugía y además quien lo vigilará durante la operación.

Procure que le despachen las recetas de analgésicos y calcio que usted necesitará después de la cirugía.

Desde varios días hasta una semana antes de la cirugía, le pueden solicitar que deje de tomar fármacos que dificulten la coagulación de la sangre, como ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin), naproxeno (Aleve, Naprosyn) y otros fármacos como éstos.

Le solicitarán probablemente no beber ni comer nada durante al menos 6 horas antes de la cirugía.

Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.

Si fuma, trate de dejar el cigarrillo. El tiempo de recuperación será más corto si no fuma. Pídale ayuda al médico o a la enfermera.

El médico o la enfermera le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

Con frecuencia, las personas pueden irse para su casa el mismo día de la cirugía. Usted puede empezar sus actividades cotidianas en unos cuantos días. Sanar totalmente le tomará alrededor de 1 a 3 semanas.

El área de la cirugía se debe mantener limpia y seca. Usted tal vez necesite tomar líquidos y comer alimentos blandos durante un día.

El entumecimiento u hormigueo alrededor de la boca en las 24 a 48 horas después de la cirugía es causado por el bajo nivel de calcio. Usted puede tomar suplementos de calcio cada cuatro horas hasta que los síntomas desaparezcan.

Después de este procedimiento, usted debe hacerse exámenes de sangre rutinarios para verificar su nivel de calcio.

Pronóstico

Las personas por lo regular se restablecen muy rápidamente después de esta cirugía. La recuperación es más rápida cuando se utilizan técnicas menos invasivas.

Algunas veces, se necesita otra cirugía para extirpar más de las glándulas paratiroideas.

Figures

Referencias

Sosa JA, Udelsman R. The parathyroid glands. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 39.

Revision

Last reviewed 12/10/2012 by Robert A. Cowles, MD, Associate Professor of Surgery, Yale University School of Medicine, New Haven, CT. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, and Stephanie Slon.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com