Sillas de seguridad para niños

Definición

Sillas de automóvil para niños; Sillas de automóvil para bebés; Sillas para el auto o el carro

Información

Los accidentes automovilísticos son una de las principales causas de lesiones y muerte en los niños. En los Estados Unidos, la ley exige sillas de automóvil para niños de menos de 40 libras (18 kg). Para los niños de más de 40 libras, las leyes varían por estados.

Cuando el bebé nazca, usted deberá tener una silla de automóvil para llevarlo a la casa desde el hospital.

COMPRAR UNA SILLA DE SEGURIDAD PARA NIÑOS

Es mejor utilizar una silla de automóvil nueva, ya que las sillas usadas generalmente carecen de instrucciones y pueden tener fisuras u otros problemas que las hagan inseguras. Por ejemplo, puede haber resultado dañada durante un accidente automovilístico.

Todas las sillas de automóvil tienen fecha de vencimiento en alguna parte, generalmente en la parte de abajo. No utilice una silla de automóvil para niños después de su fecha de vencimiento, dado que el plástico puede ya no ser tan resistente para reforzar la seguridad del niño.

La “mejor” silla depende de:

  • La edad del niño
  • El peso y estatura del niño
  • El automóvil

La silla debe ajustarse a la talla del bebé y poderse instalar apropiadamente en el automóvil. No siempre una silla más costosa es la más segura ni la más fácil de utilizar. Todas las sillas de automóvil para niños vendidas en los Estados Unidos deben satisfacer los estándares gubernamentales de seguridad.

Asegúrese de llenar y retornar la tarjeta de registro que viene con una silla de automóvil nueva. De esta manera, el fabricante se pondrá en contacto con el comprador si retira la silla del mercado, debido a un problema de seguridad o a otro defecto. En caso de no tener esta tarjeta, llame a la compañía que fabricó la silla y solicite una.

Existen algunos tipos diferentes de sillas de seguridad para niños:

  • Las sillas de seguridad de cara hacia atrás
  • Las sillas de seguridad de cara hacia adelante
  • Las sillas auxiliares
  • Las camas para automóviles
  • Las sillas para automóviles empotradas

SILLAS DE SEGURIDAD DE CARA HACIA ATRÁS

Una silla de seguridad de cara hacia atrás es aquella en la cual el bebé queda mirando hacia la parte posterior del automóvil. Siempre instale este tipo de silla en el asiento trasero de su vehículo. Ésta es la posición más segura para un bebé. NUNCA ponga este tipo de silla de seguridad en el asiento delantero de un vehículo que tenga bolsas de aire para pasajeros.

Existen dos tipos de sillas de seguridad de cara hacia atrás:

  • Sillas de cara hacia atrás sólo para bebés
  • Sillas convertibles

Las sillas de cara hacia atrás sólo para bebés son para niños que pesen hasta aproximadamente 22 a 30 libras (10 a 14 kg), dependiendo de la silla. Cuando el niño crece, se necesita una nueva silla. Estas sillas de seguridad sólo para bebés tienen manijas que le permiten a usted moverlas desde el automóvil hasta la casa u otros lugares. Algunas tienen una base que se puede dejar instalada en el vehículo, de tal manera que usted simplemente cuadra la silla en su lugar cada vez que la utiliza.

Las sillas convertibles son para bebés más grandes y niños pequeños menores de un año, hasta aproximadamente 30 a 35 libras (14 a 16 kg), dependiendo de la silla. La silla se puede emplear como silla de cara hacia atrás para niños pequeños y cambiarla a silla de cara hacia adelante cuando el niño sea mayor y más grande. Los expertos recomiendan mantener el niño en una posición de cara hacia atrás hasta al menos los dos años o más si no supera el peso o la estatura permitidos para la silla de seguridad.

SILLAS DE CARA SÓLO HACIA ADELANTE

Una silla de cara sólo hacia adelante es aquella en la cual el niño se sienta mirando hacia el frente del automóvil y se debe instalar en el asiento trasero de su vehículo. La mayoría de estas sillas son para niños que pesen entre 20 y 40 libras (9 y 18 kg).

Se puede usar una combinación de silla auxiliar de cara hacia adelante para niños que pesen entre 40 y 65 libras (18 y 29 kg), según la silla. A la silla se le pueden quitar las correas de seguridad (arnés) y usar la silla auxiliar sola, de tal manera que el asiento del vehículo y el cinturón de seguridad ajusten correctamente en el niño.

SILLA AUXILIAR

Una silla auxiliar eleva al niño de tal manera que el asiento del vehículo y los cinturones del hombro ajusten correctamente. El cinturón del regazo debe quedar a lo largo de la parte superior de los muslos y el cinturón del hombro debe atravesar la mitad del hombro y el pecho.

La silla auxiliar se utiliza para los niños mayores que pesen hasta aproximadamente 80 libras (36 kg). Algunos estados han aprobado leyes que exigen sillas auxiliares para niños hasta de 8 años u 80 libras de peso. Verifique las leyes que rigen en su estado.

CAMAS PARA AUTOMÓVILES

Estas sillas, también llamadas asientos planos para automóviles, son para bebés prematuros o bebés con otras necesidades especiales. La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda que un médico observe la forma como encaja y respira el bebé prematuro en una silla de automóvil antes de salir del hospital.

SILLAS EMPOTRADAS

Algunos automóviles y camionetas tienen sillas empotradas, cuyos límites de peso y altura varían. Usted puede obtener más detalles sobre estas sillas leyendo la guía del propietario del vehículo o llamando al fabricante del automóvil.

INSTALACIÓN DE UNA SILLA DE SEGURIDAD PARA NIÑOS

Es importante utilizar sillas de automóvil para niños en forma apropiada. Los estudios muestran que la mayoría de las personas NO instalan estas sillas adecuadamente. La silla debe ajustarse de modo ceñido y estar posicionada en el ángulo apropiado. Muchas personas instalan la silla demasiado suelta, aunque creen que está bien apretada. La silla debe estar bien ajustada y no moverse más de una pulgada hacia delante o hacia los lados.

Siga las instrucciones del fabricante para la instalación y uso de la silla para el automóvil. Igualmente, lea el manual del propietario del vehículo para determinar el lugar más seguro para instalar una silla de automóvil para niños en un vehículo. Si las instrucciones no son claras, llame a la compañía que la fabricó.

Póngase en contacto con la policía o la estación de bomberos local para solicitar ayuda con la instalación de la silla. Muchos de ellos tienen programas gratuitos para mostrar la forma de hacerlo. Para encontrar un técnico certificado en seguridad de niños como pasajeros en el área de residencia, visite la página: www.seatcheck.org.

Las sillas de seguridad para niños vienen con correas de seguridad, llamadas arnés, las cuales aseguran el niño en su posición. La silla de seguridad puede tener un sistema de arnés de 3 o de 5 puntos.

  • Un sistema de arnés de 3 puntos tiene dos correas a nivel del hombro y una entre las piernas.
  • Un sistema de arnés de 5 puntos tiene dos correas a nivel del hombro, dos a la altura de las caderas y una entre las piernas.

La silla se asegura dentro del vehículo utilizando ya sea cinturones para asientos de automóviles o el sistema LATCH.

Este sistema de anclajes inferiores y correas de sujeción para niños (LATCH, por sus siglas en inglés) está diseñado para hacer la instalación de la silla de automóvil más fácil. Una silla de seguridad para niños que viene con el sistema LATCH se fija a los anclajes en el asiento trasero donde se encuentran los cojines y una correa llamada correa de sujeción, la cual conecta la parte superior de la silla de seguridad al marco del automóvil. Los cinturones de seguridad para asientos de automóviles no se utilizan. Todas las sillas de seguridad para niños y los vehículos fabricados después del 1 de septiembre de 2002 vienen con el sistema LATCH.

Para mayor información sobre cómo instalar las sillas de seguridad para niños, ver la página web de la Administración Nacional de la Seguridad del Tráfico en Autopistas (National Highway Traffic Safety Administration) en www.nhtsa.dot.gov. Esta página también suministra una lista de todas las sillas de seguridad para niños retiradas del mercado desde 1990.

Figures

Referencias

Quintana EC. Belt-positioning booster seats and reduction in risk of injury among children in vehicle crashes. Ann Emerg Med. 2004; 43(4): 544.

Committee on Injury, Violence, and Poison Prevention. Child passenger safety. Pediatrics. 2011; 127(4):e1050-e1066.

Biagioli F. Proper use of child safety seats. Am Fam Physician. 2002;65:2085-90.

US National Highway Traffic Safety Administration. Misuse of child restraints. Washington, DC. US Department of Transportation, National Highway Traffic Safety Administration; 2004. DOT HS 809 671.

Revision

Last reviewed 5/1/2011 by Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com