Paroniquia

Definición

Es una infección de la piel que ocurre alrededor de las uñas.

Nombres alternativos

Infección de la piel alrededor de la uña

Causas

La paroniquia es común y generalmente es causada por una lesión en el área, por ejemplo, por morderse o arrancarse un padrastro o también por recortar o retraer la cutícula.

La paroniquia puede ser causada por: 

  • Bacterias
  • Cándida (levadura), un tipo de hongo
  • Otros tipos de hongos

Se puede presentar una infección micótica y bacteriana al mismo tiempo.

La paroniquia micótica se puede presentar en personas que tienen: 

Síntomas

El principal síntoma es un área alrededor de la uña que presenta dolor, enrojecimiento e hinchazón, con frecuencia a nivel de la cutícula o en el sitio de un uñero u otra lesión. Puede haber ampollas llenas de pus, especialmente con una infección bacteriana.

Las bacterias hacen que la afección ocurra de manera súbita. Si toda o parte de la infección se debe a un hongo, ésta tiende a presentarse en forma más lenta.

Se pueden presentar cambios en las uñas; por ejemplo, la uña puede lucir desprendida, deforme o tener un color inusual.

Pruebas y exámenes

El médico generalmente puede diagnosticar esta afección simplemente examinando la piel que presenta dolor.

El pus o el líquido se puede drenar y enviar al laboratorio para determinar qué tipo de bacteria u hongo está causando la infección.

Tratamiento

Si usted tiene paroniquia bacteriana, remojar la uña con agua caliente 2 o 3 veces al día ayuda a reducir la inflamación y el dolor.

El médico puede prescribir antibióticos orales. En casos graves, puede cortar y drenar la lesión con un instrumento afilado. Es posible que parte de la uña deba extirparse.

Si usted tiene paroniquia micótica, el médico puede prescribir medicamentos antimicóticos. Mantenga las manos secas y aplique una sustancia para secar la piel, como la tintura de Castellani (fenol).

Pronóstico

Generalmente, la paroniquia responde bien al tratamiento; sin embargo, las infecciones micóticas pueden durar varios meses.

Posibles complicaciones

Las complicaciones son infrecuentes, pero pueden abarcar:

  • Absceso
  • Cambios permanentes en la forma de la uña
  • Diseminación de la infección a los tendones, los huesos y el torrente sanguíneo

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Los síntomas de paroniquia persisten a pesar del tratamiento
  • Los síntomas empeoran o se desarrollan nuevos síntomas como:
    • Escalofríos
    • Desarrollo de líneas de color rojo a lo largo de la piel
    • Fiebre
    • Malestar general
    • Dolor articular
    • Diseminación local de los síntomas
    • Dolor muscular

Prevención

Para prevenir la paroniquia:

  • Cuide adecuadamente las uñas y la piel que las circunda.
  • Evite cualquier daño a las uñas o a las puntas de los dedos. Debido a que las uñas crecen lentamente, una lesión puede durar meses.
  • No se coma ni hurgue las uñas.
  • Proteja las uñas de la exposición a los detergentes y químicos, usando guantes protectores de caucho o plástico. Los guantes forrados en algodón son los mejores.
  • Lleve sus propios utensilios para el arreglo de las uñas al salón de uñas.

Para minimizar el riesgo del daño a las uñas:

  • Manténgalas libres de asperezas y córteselas semanalmente.
  • Corte las uñas de los pies aproximadamente una vez al mes.
  • Para el arreglo de las uñas de las manos y de los pies, utilice tijeras afiladas, cortauñas o una lima para suavizar los bordes.
  • Recorte las uñas después del baño cuando están más blandas.
  • Recorte las uñas de las manos con un borde ligeramente redondeado y las uñas de los pies rectas y no muy cortas.
  • No recorte las cutículas ni use removedor de cutícula porque pueden dañar la piel que rodea la uña. El arreglo de la cutícula provoca daño en la piel de la base de la uña, lo cual permite la entrada de microbios que pueden causar una infección.

Referencias

Habif TP. Clinical Dermatology: A Color Guide to Diagnosis and Therapy. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Mosby; 2009:chap 25.

Tosti A, Piraccini BA. Nail disorders. In: Bolognia JL, Jorizzo JL, Schaffer JV, eds. Dermatology. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2012:chap 71.

Revision

Last reviewed 5/15/2013 by Kevin Berman, MD, PhD, Atlanta Center for Dermatologic Disease, Atlanta, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com