Tumor medular

Definición

Es un crecimiento de células (masa) dentro o alrededor de la médula espinal.

Nombres alternativos

Tumor de la médula espinal

Causas

Cualquier tipo de tumor se puede presentar en la columna vertebral, como:

Un pequeño número de los tumores medulares ocurre en los nervios de la médula espinal en sí y, con mayor frecuencia, corresponden a ependimomas y otros gliomas.

Los tumores que comienzan en el tejido medular se denominan tumores medulares primarios. Los tumores que se diseminan a la columna desde algunos otros lugares (metástasis) se denominan tumores medulares secundarios. Los tumores se puede diseminar a la columna desde la mama, la próstata, el pulmón y otras áreas.

Se desconoce la causa de los tumores medulares primarios y algunos ocurren con defectos genéticos.

Los tumores medulares pueden ocurrir:

  • Dentro de la médula espinal (intramedulares)
  • En las membranas (meninges) que cubren la médula espinal (extramedulares - intradurales)
  • Entre las meninges y los huesos de la columna (extradurales)

O los tumores se pueden extender desde otros lugares. La mayoría de estos tumores son extradurales.

A medida que crece, el tumor puede afectar a:

  • Vasos sanguíneos
  • Huesos de la columna
  • Meninges
  • Raíces de los nervios raquídeos
  • Células de la médula espinal

El tumor puede ejercer presión sobre la médula espinal o las raíces nerviosas y causar daño. Con el tiempo, el daño puede llegar a ser permanente.

Síntomas

Los síntomas dependen de la localización, el tipo de tumor y de su salud general. Los tumores que se han diseminado desde la columna a otro sitio (tumores metastásicos) a menudo progresan rápidamente. Los tumores primarios con frecuencia progresan lentamente durante semanas o años.

Los tumores en la médula espinal generalmente causan síntomas, algunas veces, en grandes porciones del cuerpo. Los tumores por fuera de la médula espinal pueden crecer durante mucho tiempo antes de causar daño a los nervios.

Los síntomas pueden abarcar:

  • Sensaciones anormales, pérdida de la sensibilidad
    • particularmente en las piernas (puede ser en la rodilla o el tobillo, con o sin dolor fulgurante pierna abajo)
    • sensación de frío en las piernas, manos o pies fríos o frío en otras áreas
  • Dolor de espalda
    • empeora con el tiempo
    • en cualquier área; las más comunes son en la mitad o en la parte inferior de la espalda
    • generalmente severo y no mejora con analgésicos
    • empeora al acostarse
    • empeora con esfuerzo, tos, estornudo
    • puede irradiarse a la cadera, pierna o pies (o brazos) o todas las extremidades
  • Incontinencia fecal
  • Incapacidad para impedir el escape de orina (incontinencia urinaria)
  • Espasmos, contracciones musculares o fasciculaciones
  • Pérdida de la función muscular
  • Debilidad muscular (disminución de la fuerza muscular que no se debe al ejercicio)
    • ocasiona caídas
    • particularmente en las piernas
    • dificulta la marcha
    • puede empeorar (progresiva)

Pruebas y exámenes

Un examen neurológico puede ayudar a indicar la localización del tumor. El médico también puede encontrar lo siguiente durante un examen:

  • Reflejos anormales
  • Incremento del tono muscular
  • Pérdida de la sensación de temperatura y dolor
  • Debilidad muscular
  • Sensibilidad en la columna

Estos exámenes pueden confirmar el tumor medular:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es reducir o prevenir el daño a los nervios por la presión o compresión de la médula espinal.

El tratamiento se debe suministrar rápidamente. Cuanto antes se presentan los síntomas, más rápido se necesita el tratamiento para prevenir una lesión permanente. Cualquier dolor de espalda nuevo o inexplicable en un paciente con cáncer se debe investigar a fondo.

Los tratamientos abarcan:

  • Corticosteroides (dexametasona) que se pueden administrar para reducir la inflamación y la hinchazón alrededor de la médula espinal.
  • Puede ser necesaria la cirugía con el fin de aliviar la compresión sobre la médula espinal. Algunos tumores se pueden extirpar completamente; en otros casos, se puede extirpar parte del tumor para aliviar la presión sobre la médula espinal.
  • Se puede utilizar radioterapia con la cirugía o en lugar de ésta.
  • No se ha demostrado que la quimioterapia sea eficaz contra los tumores medulares, pero se puede recomendar en algunos casos.
  • La fisioterapia puede ser necesaria para mejorar la fuerza muscular y la capacidad para desenvolverse de manera independiente.

Grupos de apoyo

Uno puede aliviar el estrés de la enfermedad uniéndose a un grupo de apoyo, cuyos miembros comparten experiencias y problemas en común.

Expectativas (pronóstico)

El desenlace clínico varía dependiendo del tumor. El diagnóstico y tratamiento tempranos generalmente llevan a un buen pronóstico.

El daño nervioso con frecuencia continúa aun después de la cirugía. Aunque es probable que haya algo de discapacidad permanente, el tratamiento puede retrasar el desarrollo de una discapacidad mayor y la muerte.

Posibles complicaciones

  • Incontinencia
  • Compresión de la médula espinal potencialmente mortal
  • Pérdida de la sensibilidad
  • Parálisis
  • Daño permanente a los nervios y discapacidad a raíz de este daño

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene antecedentes familiares de cáncer y presenta dolor de espalda intenso que sea repentino o empeore.

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si presenta nuevos síntomas o los síntomas empeoran durante el tratamiento del tumor medular.

Figures

VértebrasTumor de la espina dorsal

Referencias

DeAngelis LM. Tumors of the central nervous system and intracranial hypertension and hypotension. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 195.

Revision

Last reviewed 9/9/2012 by David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Yi-Bin Chen, MD, Leukemia/Bone Marrow Transplant Program, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com