Oclusión arterial aguda del riñón

Definición

Es una obstrucción súbita y grave de la arteria que lleva sangre al riñón.

Nombres alternativos

Embolia arterial renal; Trombosis aguda de la arteria renal; Oclusión arterial aguda renal; Embolia de la arteria renal

Causas

Los riñones son muy sensibles a la cantidad de flujo sanguíneo que fluye hacia ellos. La principal arteria que suministra sangre al riñón se denomina renal. Cualquier reducción de la circulación a través de esta arteria puede deteriorar su funcionamiento. Si continúa, la obstrucción total del flujo sanguíneo al riñón con frecuencia ocasiona una insuficiencia renal permanente.

La oclusión arterial aguda de la arteria renal puede ocurrir después de una lesión o trauma en el abdomen, el costado o la espalda. Los coágulos de sangre que viajan a través del torrente sanguíneo (émbolos) pueden alojarse en la arteria renal.

El riesgo de bloqueos de la arteria renal aumenta en personas que tienen ciertos trastornos cardíacos, como estenosis mitral o fibrilación auricular, los cuales los hacen propensos a la formación de coágulos.

Un estrechamiento de la arteria renal, llamado estenosis de la arteria renal, incrementa el riesgo de un bloqueo súbito, debido a que se forma un coágulo en dicha arteria estrecha.

Síntomas

Cuando un riñón no funciona, usted puede no tener síntomas, debido a que el segundo riñón puede filtrar la sangre.

Si el otro riñón no está funcionando, el bloqueo de la arteria renal puede causar síntomas de insuficiencia renal aguda. Otros síntomas de oclusión arterial aguda de la arteria renal abarcan:

Nota: puede no haber ningún dolor, pero, si se presenta, generalmente aparece de manera súbita.

Pruebas y exámenes

Es probable que el médico no pueda identificar el problema simplemente con examinarlo, a menos que usted haya tenido el trastorno por tanto tiempo que cause insuficiencia renal.

Los exámenes abarcan:

  • Ecografía Doppler dúplex de las arterias renales para evaluar el flujo de sangre.
  • Resonancia magnética de las arterias renales, la cual puede mostrar una falta de flujo sanguíneo al riñón afectado.
  • Arteriografía renal que muestra la ubicación exacta del bloqueo.
  • Gammagrafía renal que muestra falta de flujo sanguíneo al riñón afectado.
  • Ecografía del riñón para verificar el tamaño de éste.

Tratamiento

Con frecuencia, los pacientes no necesitan tratamiento y los coágulos de sangre pueden mejorar espontáneamente con el tiempo.

Si se descubre la obstrucción al cabo de unas pocas horas después de ocurrida o si el riñón afectado es el único riñón funcional, se pueden hacer intentos para abrir la arteria.

Los intentos para desobstruir la arteria pueden incluir el uso de medicamentos disolventes de coágulos (trombolíticos) y medicamentos que previenen la coagulación de la sangre (anticoagulantes) como warfarina (Coumadin).

Algunas personas pueden necesitar una reparación quirúrgica de la arteria renal o la eliminación del bloqueo con una sonda, llamada catéter, que se introduce dentro de la arteria.

Se puede necesitar tratamiento para la insuficiencia renal aguda, como la diálisis temporal.

Pronóstico

El daño causado por la oclusión arterial puede ser temporal, pero generalmente es permanente.

Si sólo un riñón está afectado, el riñón sano puede hacerse cargo del filtrado y producción de orina. En los casos en donde sólo hay un riñón funcional, la oclusión arterial lleva a una insuficiencia renal aguda que a menudo se convierte en insuficiencia renal crónica.

Posibles complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si usted deja de producir orina o si siente un dolor súbito y severo en la espalda, el costado o el abdomen.

Si tiene un solo riñón funcional y presenta síntomas de obstrucción arterial aguda, acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en Estados Unidos).

Prevención

En muchos casos, el trastorno no se puede prevenir y la manera más importante para reducir el riesgo es dejar de fumar.

Para las personas con un alto riesgo de desarrollar émbolos, como por ejemplo, aquellos con estenosis mitral , fibrilación auricular o trastornos de coagulación, se puede recomendar el uso preventivo de anticoagulantes. El control de la enfermedad relacionada con ateroesclerosis (endurecimiento de las arterias) puede reducir el riesgo.

Figures

Anatomía del riñónFlujo de sangre y orina en el riñónSuministro sanguíneo del riñón

Referencias

DuBose TD Jr, Santos RM. Vascular disorders of the kidney. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 126.

Kanso AA, Hassan NMA, Badr KF. Microvascular and macrovascular diseases of the kidney. In: Brenner BM, ed. Brenner and Rector's The Kidney. 8th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 32.

Revision

Last reviewed 6/8/2011 by David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; and Herbert Y Lin, MD, PhD, Nephrologist, Massachusetts General Hospital; Associate Professor of Medicine, Harvard Medical School. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com