Botulismo

Definición

Es una enfermedad rara pero grave, causada por la bacteria Clostridium botulinum. Las bacterias pueden entrar al organismo a través de heridas o pueden vivir en alimentos mal enlatados o mal conservados.

Causas

El Clostridium botulinum se encuentra en los suelos y en las aguas impotables de todo el mundo. Produce esporas que sobreviven en los alimentos mal conservados o mal enlatados, donde generan la toxina. Al ingerirla, incluso cantidades pequeñísimas de esta toxina pueden provocar intoxicación grave.

Los alimentos que suelen contaminarse con mayor frecuencia son las verduras enlatadas en casa, carne de cerdo y jamón curados, el pescado crudo o ahumado y la miel o el jarabe de maíz. El botulismo también ocurre si la bacteria penetra a través de heridas abiertas y produce la toxina allí.

El botulismo infantil ocurre cuando el bebé ingiere esporas y las bacterias se multiplican dentro de su tubo digestivo. Su causa más común la constituye la ingestión de miel o jarabe de maíz.

El Clostridium botulinum también se puede encontrar normalmente en las heces de algunos bebés.

Cada año, ocurren cerca de 110 casos de botulismo en los Estados Unidos y en su mayoría son en bebés.

Síntomas

Los síntomas generalmente aparecen entre 8 y 36 horas después de consumir los alimentos contaminados. No se presenta fiebre con esta infección.

En los adultos, los síntomas pueden abarcar:

  • Cólicos abdominales
  • Dificultad respiratoria que puede llevar a una insuficiencia respiratoria
  • Dificultad al deglutir y al hablar
  • Visión doble
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Debilidad con parálisis (igual en ambos lados del cuerpo)

Los síntomas en bebés pueden abarcar:

  • Estreñimiento
  • Babeo
  • Mala alimentación o succión débil
  • Dificultad respiratoria
  • Llanto débil
  • Debilidad, pérdida del tono muscular

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico. Puede haber signos de:

  • Ausencia o disminución de los reflejos tendinosos profundos
  • Ausencia o disminución del reflejo nauseoso
  • Párpado caído
  • Pérdida de la sensibilidad/actividad muscular
  • Intestino paralizado
  • Problemas del habla
  • Retención de orina con incapacidad para orinar

Se pueden llevar a cabo exámenes de sangre para identificar la toxina y también se puede ordenar un coprocultivo. Asimismo, se pueden hacer pruebas de laboratorio en los alimentos implicados para confirmar el botulismo.

Tratamiento

Usted recibirá el medicamento para combatir la bacteria, llamado antitoxina botulínica.

Usted deberá permanecer en el hospital si tiene dificultad respiratoria. Se puede introducir una sonda a través de la nariz o la boca dentro de la tráquea con el fin de suministrar una vía aérea para el oxígeno. Asimismo, usted puede necesitar un respirador.

Los pacientes que tengan dificultades para tragar pueden recibir líquidos intravenosos (IV). Igualmente, se puede introducir una sonda de alimentación.

Los profesionales de la salud deben notificarle a las autoridades estatales de salud o a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) respecto a los pacientes con botulismo, de tal manera que se puedan retirar los alimentos contaminados de las tiendas.

A algunas personas les dan antibióticos, pero éstos no siempre sirven.

Pronóstico

El tratamiento oportuno reduce significativamente los riesgos de muerte.

Posibles complicaciones

  • Infección y neumonía por aspiración
  • Debilidad prolongada
  • Problemas del sistema nervioso hasta por un año
  • Dificultad respiratoria

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) o acuda al servicio de urgencias si sospecha de botulismo.

Prevención

NUNCA le dé miel ni jarabe de maíz a bebés menores de 1 año (ni siquiera para endulzar un poco el chupete).

Si es posible, prevenga el botulismo infantil alimentando sólo con leche materna.

Siempre descarte las latas que presenten abultamientos o alimentos en conserva con mal olor. La esterilización de los alimentos empacados en el hogar, cocinándolos a presión a 120° C (250° F) durante 30 minutos, puede reducir el riesgo de botulismo.

Conserve las papas (patatas) horneadas envueltas en papel aluminio calientes o en el refrigerador y no a temperatura ambiente.

Figures

Bacterias

Referencias

Arnon SS. Botulism (Clostridium botulinum). In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 202.

Reddy P, Bleck TP. Clostridium botulinum (botulism). In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Churchill Livingstone Elsevier; 2009: chap 245.

Long SS. Clostridium botulinum (Botulism). In: Long SS, ed. Principles and Practice of Pediatric Infectious Diseases. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Churchill Livingstone Elsevier; 2008: chap 189.

Revision

Last reviewed 8/15/2012 by Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com