Deficiencia de folato

Definición

La deficiencia de folato significa que uno tiene en la sangre una cantidad de ácido fólico, un tipo de vitamina B, menor a la normal.

Nombres alternativos

Deficiencia de ácido fólico; Insuficiencia de ácido fólico

Causas

El ácido fólico trabaja con la vitamina B12 y la vitamina C para ayudar al cuerpo a descomponer, usar y crear nuevas proteínas. La vitamina ayuda a formar glóbulos rojos. También ayuda a producir el ADN, el pilar fundamental del cuerpo humano, que porta la información genética.

El ácido fólico es un tipo de vitamina B. Es hidrosoluble, lo cual significa que no se almacena en los tejidos grasos del cuerpo. Las vitaminas hidrosolubles se disuelven en agua. Las cantidades sobrantes de vitamina salen del cuerpo a través de la orina.

Debido a que el folato no se almacena en el cuerpo en grandes cantidades, los niveles sanguíneos de folato que usted posee disminuirán después de sólo unas semanas de ingerir una dieta baja en folato. Usted puede obtener el folato comiendo vegetales de hoja verde e hígado.

Las causas de la deficiencia de folato son:

  • Enfermedades en las cuales el ácido fólico no se absorbe bien, como en la celiaquía (esprúe) o la enfermedad de Crohn.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Consumo de alimentos demasiado cocidos.
  • Consumo excesivo de ácido fólico durante el tercer trimestre de embarazo.
  • Anemia hemolítica.
  • Ciertos medicamentos, como la fenitoína (Dilantin), hidralacina o trimetoprim con sulfametoxazol.
  • Alimentación deficiente (con frecuencia se observa en personas pobres, ancianos y personas que no comen frutas o verduras frescas).

Síntomas

La deficiencia de ácido fólico puede causar:

  • Fatiga
  • Canas
  • Llagas (úlceras) bucales
  • Crecimiento insuficiente
  • Hinchazón de la lengua

Pruebas y exámenes

La deficiencia de folato se puede diagnosticar con un examen de sangre. A las mujeres embarazadas generalmente se les hacen dichos exámenes durante los chequeos prenatales.

Posibles complicaciones

Entre las complicaciones están:

  • Anemia (conteo bajo de glóbulos rojos)
  • Niveles bajos de glóbulos blancos y plaquetas (en casos graves)

En la anemia por deficiencia de folato, los glóbulos rojos son anormalmente grandes (megaloblástica).

El ácido fólico también se necesita para el desarrollo de un feto saludable y juega un papel importante en el desarrollo de la médula espinal y el cerebro de éste. La deficiencia de ácido fólico puede causar anomalías congénitas graves del cerebro y la médula espinal, conocidas como defectos del tubo neural.

Prevención

La mejor manera de obtener los requerimientos diarios de todas las vitaminas esenciales es consumir una alimentación balanceada que contenga una variedad de la guía básica de alimentos. La mayoría de las personas en los Estados Unidos consumen suficiente ácido fólico debido a que es abundante en el suministro de alimentos.

El folato se presenta en forma natural en los siguientes alimentos:

  • Frijoles y legumbres
  • Jugos y frutas cítricas
  • Hortalizas de hoja verde oscura
  • Hígado
  • Carne de aves, carne de cerdo y mariscos
  • Salvado del trigo y otros granos integrales

El Institute of Medicine's Food and Nutrition Board (Consejo de Alimentos y Nutrición del Instituto de Medicina) recomienda que los adultos tomen 400 microgramos de folato al día. Las mujeres que podrían quedar embarazadas deben recibir suplementos de ácido fólico para garantizar la ingesta diaria apropiada.

Las recomendaciones específicas dependen de la edad, el sexo y otros factores de una persona (como el embarazo). Muchos alimentos ahora tienen ácido fólico extra agregado para ayudar a prevenir anomalías congénitas.

Ver el artículo ácido fólico en la dieta para conocer los requerimientos totales de éste por grupo de edad.

Ver el artículo ácido fólico y prevención de anomalías congénitas para obtener más información sobre los requerimientos de folato durante el embarazo.

Figures

Referencias

Antony AC. Megaloblastic anemias. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 170.

Antony AC. Megaloblastic anemias. In: Hoffman R, Benz EJ Jr., Shattil SJ, et al, eds. Hematology: Basic Principles and Practice. 5th ed. Philadelphia, Pa: Churchill Livingstone Elsevier; 2008:chap 39.

Hamrick I, Counts SH. Vitamin and mineral supplements. Prim Care. 2008;35:729-747.

Revision

Last reviewed 8/24/2011 by David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; and Yi-Bin Chen, MD, Leukemia/Bone Marrow Transplant Program, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com