Enfermedad hepática alcohólica

Definición

Es un daño al hígado y su funcionamiento debido al alcoholismo.

Órganos del sistema digestivo

Nombres alternativos

Hepatopatía alcohólica; Cirrosis o hepatitis alcohólica; Cirrosis de Laennec

Causas

La hepatopatía alcohólica ocurre después de años de consumo excesivo de alcohol. El alcohol puede causar inflamación en el hígado. Con el tiempo, se puede presentar cicatrización y cirrosis. La cirrosis es la fase final de la hepatopatía alcohólica.

La hepatopatía alcohólica no se presenta en todos los bebedores empedernidos. Las probabilidades de presentar la enfermedad aumentan según el tiempo que haya estado bebiendo y la cantidad de alcohol que consuma. Usted no tiene que embriagarse enfermarse.

La hepatopatía alcohólica parece ser más común en algunas familias y las mujeres pueden ser más susceptibles a tener este problema que los hombres.

Síntomas

Los síntomas varían con base en la gravedad de la enfermedad y es posible que no se presenten en las etapas iniciales. Los síntomas tienden a ser peores después de un período de consumo excesivo de alcohol.

Los síntomas digestivos son: 

  • Dolor e hinchazón en el abdomen
  • Disminución del apetito y pérdida de peso
  • Náuseas y vómitos
  • Fatiga
  • Boca seca y mucha sed
  • Sangrado de las venas agrandadas en las paredes de la parte inferior del esófago (tubo que conecta la garganta con el estómago)
Problemas de la piel como: 
  • Color amarillo en la piel, las membranas mucosas o los ojos (ictericia)
  • Venas pequeñas y rojas en forma de araña en la piel
  • Piel muy oscura o pálida
  • Enrojecimiento en los pies o las manos
  • Comezón
Los síntomas del cerebro y del sistema nervioso abarcan: 
  • Problemas con el pensamiento, la memoria y el estado de ánimo
  • Desmayos y mareos
  • Entumecimiento en las piernas y los pies

Pruebas y exámenes

Algunos de los exámenes para descartar otras enfermedades son:

Tratamiento

La parte más importante del tratamiento es suspender el consumo de alcohol por completo. Si la cirrosis hepática no ha ocurrido todavía, el hígado puede sanar si usted deja de tomar alcohol.

Puede ser necesario un programa de rehabilitación o asesoramiento para romper con la adicción al alcohol. Las vitaminas, especialmente el complejo B y el ácido fólico, pueden ayudar a neutralizar la desnutrición.

Si se presenta cirrosis, puede ser necesario manejar sus complicaciones. Usted puede necesitar un trasplante de hígado si ha habido mucho daño a este órgano.

Grupos de apoyo

Muchas personas se benefician del hecho de vincularse a grupos de apoyo para el alcoholismo y la enfermedad hepática.

Expectativas (pronóstico)

El consumo constante y excesivo de alcohol puede acortar su período de vida. El pronóstico probablemente será desalentador si usted sigue bebiendo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Presenta síntomas de hepatopatía alcohólica.
  • Presenta síntomas después de beber mucho por un período prolongado.
  • Está preocupado acerca del daño que le puede estar causando la bebida a su salud.

Prevención

Hable de la ingesta de alcohol con el médico, quien le podrá aconsejar qué tanto puede beber sin problema.

Figures

El sistema digestivo

Referencias

Carithers RL, McClain C. Alcoholic liver disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ. Feldman: Sleisinger & Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2010:chap 84.

Schuppan D, Afdhal NH. Liver cirrhosis. Lancet. 2008;371:838-851.

Garcia-Tsao G, Lim JK; Members of Veterans Affairs Hepatitis C Resource Center Program. Management and treatment of patients with cirrhosis and portal hypertension: recommendations from the Department of Veterans Affairs Hepatitis C Resource Center Program and the National Hepatitis C Program. Am J Gastroenterol. 2009;104:1802-1829.

Garcia-Tsao G. Cirrhosis and its sequelae. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 156.

Revision

Last reviewed 11/16/2012 by George F. Longstreth, MD, Department of Gastroenterology, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com