Intolerancia a la lactosa

Definición

La intolerancia a la lactosa sucede cuando el intestino delgado no es capaz de digerir la lactosa, un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos.

La razón de este problema es que el intestino no produce suficiente cantidad de enzima lactasa. Las enzimas ayudan al cuerpo a absorber los alimentos. No tener suficiente lactasa se denomina deficiencia de lactasa. 

Nombres alternativos

Intolerancia a la leche; Deficiencia de lactasa; Deficiencia de disacaridasa; Intolerancia a productos lácteos

Causas

El cuerpo del bebé produce lactasa para poder digerir la leche, incluida la leche materna.

Los bebés prematuros a veces tienen intolerancia a la lactosa. Los niños nacidos a término generalmente no muestran signos de esta intolerancia hasta que tienen al menos tres años de edad.

La intolerancia a la lactosa casi no es peligrosa y es muy común en los adultos. Aproximadamente 30 millones de adultos estadounidenses tienen algo de intolerancia a la lactosa a la edad de 20 años.  

  • En las personas de raza blanca, la intolerancia a la lactosa generalmente afecta a los niños mayores de 5 años.
  • En las personas de raza negra, la afección a menudo ya se presenta a los dos años de edad.
  • La intolerancia a la lactosa es normal entre adultos de origen étnico asiático, africano y nativo americano.
  • Es mucho menos común en personas de origen europeo del norte u occidente. 

Otras causas de intolerancia a la lactosa abarcan:

  • Cirugía del intestino
  • Infecciones en el intestino delgado a raíz de virus, bacterias o parásitos (con mayor frecuencia en niños, pero también puede ocurrir en adultos)
  • Enfermedades intestinales como el esprúe celíaco

Síntomas

Los síntomas se presentan frecuentemente de 30 minutos a dos horas después de comer o beber productos lácteos, y a menudo se alivian no comiendo ni bebiendo estos productos. Consumir grandes cantidades de productos lácteos puede causar síntomas peores.

Los síntomas abarcan:

Pruebas y exámenes

Otros problemas intestinales, como el síndrome del intestino irritable, pueden causar los mismos síntomas que la intolerancia a la lactosa.

Los exámenes para ayudar a diagnosticar la intolerancia a la lactosa abarcan:

Tratamiento

La mayoría de las personas con niveles bajos de lactasa puede tomar de 2 a 4 onzas (hasta media taza) de leche una vez sin tener síntomas. Las porciones más grandes (más de 8 onzas o una taza) pueden causar problemas para las personas con deficiencia de lactasa.

Estos productos lácteos pueden ser más fáciles de digerir:

  • La mantequilla de leche y los quesos (tienen menos lactosa que la leche)
  • Los productos lácteos fermentados, como el yogur
  • La leche de cabra
  • Helado, malteadas y quesos curados o duros
  • Leche y productos lácteos deslactosados
  • Leche de vaca tratada con lactasa para niños mayores y adultos
  • Fórmulas de soya (soja) para bebés menores de dos años
  • Leche de soya (soja) o de arroz para niños pequeños

Usted puede agregarle enzimas de lactasa a la leche normal o puede tomarlas en cápsulas o en forma de tabletas masticables.

No obtener leche en la alimentación puede llevar a una carencia de calcio, vitamina D, riboflavina y proteína. Es posible que usted necesite encontrar nuevas maneras de obtener calcio en su dieta (dependiendo de su edad y sexo, se necesitan de 1,000 a 1,500 mg de calcio cada día):

  • Tome suplementos de calcio.
  • Coma alimentos que tengan más calcio (verduras de hoja, ostras, sardinas, salmón en conserva, camarones y brócoli).
  • Beba jugo de naranja que contenga calcio agregado.

Lea las etiquetas de los alimentos. La lactosa también se encuentra en algunos productos que no son lácteos, incluso en algunas cervezas.

Expectativas (pronóstico)

Por lo general, los síntomas desaparecen cuando usted elimina de la dieta los productos lácteos u otros productos que contengan lactosa. Los bebés o los niños pueden crecer de manera más lenta o bajar de peso sin cambiar su alimentación.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Tiene un bebé menor de 2 ó 3 años que presenta síntomas de intolerancia a la lactosa.
  • Su hijo está creciendo lentamente o no está aumentando de peso.
  • Usted o su hijo tiene síntomas de intolerancia a la lactosa y necesita información sobre alimentos sustitutos.
  • Los síntomas empeoran o no mejoran con el tratamiento o presenta nuevos síntomas.

Prevención

No se conoce una manera de prevenir la intolerancia a la lactosa.

Figures

Órganos del sistema digestivo

Referencias

Hogenauer C, Hammer HF. Maldigestion and malabsorption. In: Feldman M, Friedman LS, Sleisenger MH, eds. Sleisenger & Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2010: chap 101.

Lactose intolerance. The National Digestive Diseases Information Clearinghouse (NDDIC). NIH Publication No. 09-2751. June 2009, updated April 12, 2012.

Semrad CE. Approach to the patient with diarrhea and malabsorption. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 142.

Revision

Last reviewed 8/10/2012 by David C. Dugdale, III, MD. Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; and George F. Longstreth, MD, Department of Gastroenterology, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com