Enfermedad de Crohn

Definición

Es una enfermedad donde partes del tubo digestivo resultan inflamadas.

  • Casi siempre compromete el extremo inferior del intestino delgado y el comienzo del intestino grueso.
  • También puede ocurrir en cualquier parte del tubo digestivo desde la boca hasta el extremo del recto (ano).

La enfermedad de Crohn es una forma de enfermedad intestinal inflamatoria (EII).

La colitis ulcerativa es una afección conexa.

Enfermedad inflamatoria del intestino

Nombres alternativos

Enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn); Enteritis regional; Ileítis; Ileocolitis granulomatosa; EII (enfermedad de Crohn);

Causas

La causa exacta de la enfermedad de Crohn se desconoce. Es una afección que se presenta cuando el sistema inmunitario del propio cuerpo ataca por error y destruye el tejido corporal sano (trastorno autoinmunitario).

Cuando partes del tubo digestivo permanecen hinchadas o inflamadas, las paredes intestinales resultan engrosadas.

Los factores que pueden jugar un papel en la enfermedad de Crohn abarcan:

  • Los genes y los antecedentes familiares (las personas de ascendencia judía están en mayor riesgo).
  • Los factores ambientales.
  • Tendencia del cuerpo a reaccionar en forma exagerada a bacterias normales en los intestinos.
  • Tabaquismo.

La enfermedad de Crohn puede ocurrir a cualquier edad, pero generalmente se presenta en personas entre los 15 y los 35 años.

Síntomas

Los síntomas dependen de la parte del tubo digestivo que esté afectada. Estos síntomas fluctúan de leves a graves, y pueden aparecer y desaparecer con períodos de reagudizaciones.

Los principales síntomas de la enfermedad de Crohn son:

  • Dolor abdominal (área del vientre) con cólicos
  • Fiebre
  • Fatiga
  • Inapetencia
  • Sensación de que necesita defecar, aun cuando sus intestinos ya estén vacíos. Puede implicar esfuerzo, dolor y cólicos
  • Diarrea acuosa, la cual puede tener sangre
  • Pérdida de peso

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Estreñimiento
  • Úlceras o inflamación de los ojos
  • Drenaje de pus, moco o heces del área alrededor del recto o el ano (causado por algo llamado fístula)
  • Hinchazón y  dolor articular
  • Úlceras bucales
  • Sangrado rectal y sangre en las heces
  • Encías sangrantes
  • Protuberancias (nódulos) rojas y sensibles bajo la piel que pueden convertirse en úlceras cutáneas
Fístulas anorrectales

Pruebas y exámenes

Un examen físico puede revelar sensibilidad o una masa abdominal, salpullido, articulaciones inflamadas o úlceras bucales.

Los exámenes para diagnosticar la enfermedad de Crohn abarcan:

  • Enema opaco o  tránsito esofagogastroduodenal
  • Colonoscopia o sigmoidoscopia
  • Tomografía computarizada (TC) del abdomen
  • Endoscopia por cápsula
  • Resonancia magnética (RM) del abdomen
  • Enteroscopia

Se puede realizar un coprocultivo para descartar otras causas posibles de los síntomas.

Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

  • Niveles bajos de albúmina
  • Tasa de sedimentación eritrocítica alta
  • Grasa fecal
  • Hemograma bajo (hemoglobina y hematocrito)
  • Pruebas de la función hepática anormales
  • Conteo de glóbulos blancos alto

Tratamiento

DIETA Y NUTRICIÓN

Usted debe consumir una alimentación sana y bien balanceada. Incluya suficientes calorías, proteínas y nutrientes de una variedad de grupos de alimentos.

No se ha demostrado que alguna dieta específica mejore o empeore los síntomas en la enfermedad de Crohn. Los tipos de problemas de alimentos pueden variar de una persona a otra.

Algunos alimentos pueden empeorar la diarrea y los gases. Para ayudar a aliviar los síntomas, trate de: 

  • Comer cantidades pequeñas de alimento a lo largo del día. 
  • Beber mucha agua (consuma frecuentemente cantidades pequeñas a lo largo del día). 
  • Evitar los alimentos ricos en fibra (salvado, frijoles, nueces, semillas y palomitas de maíz). 
  • Evitar los alimentos grasos, grasosos o fritos y las salsas (mantequilla, margarina y crema espesa). 
  • Reducir los productos lácteos si tiene problemas para digerir las grasas de los lácteos. Ensaye con quesos bajos en lactosa, como el queso suizo y Cheddar, y un producto enzimático, como Lactaid, para ayudar a descomponer la lactosa. 
  • Evitar alimentos que usted sabe que le causan gases, como las legumbres. 
Pregúntele al médico por vitaminas y minerales adicionales que usted pueda necesitar: 
  • Suplementos de hierro (si es anémico) 
  • Suplementos de calcio y vitamina D (para ayudar a mantener los huesos fuertes) 
  • Vitamina B12 para prevenir la anemia 

ESTRÉS

Usted se puede sentir preocupado, avergonzado o incluso triste y deprimido por tener una enfermedad intestinal. Otros eventos estresantes en su vida, como mudarse, perder el trabajo o la pérdida de un ser querido, pueden empeorar los problemas digestivos.

Pregúntele al médico o al personal de enfermería por consejos sobre cómo manejar el estrés.

MEDICAMENTOS

Usted puede tomar medicamentos para tratar la diarrea muy intensa. La loperamida (Imodium) se consigue sin necesidad de receta. Siempre consulte con el médico o el personal de enfermería antes de usar estos medicamentos.

Otros medicamentos para ayudar con los síntomas abarcan: 

  • Los suplementos de fibra pueden aliviar los síntomas. Usted puede comprar el polvo de psyllium (Metamucil) o metilcelulosa (Citrucel). Pregúntele al médico antes de tomar estos productos o laxantes.
  • Paracetamol (Tylenol) para el dolor leve. Evite medicamentos como el ácido acetilsalicílico (aspirin), el ibuprofeno (Advil, Motrin) o el naproxeno (Aleve, Naprosyn) que pueden empeorar los síntomas. 

El médico también puede darle una receta de medicamentos para ayudar a controlar la enfermedad de Crohn, como: 

  • Los aminosalicilatos (5-ASA) son medicamentos que ayudan a controlar los síntomas de leves a moderados. Algunas formas de estos medicamentos se toman por vía oral, mientras que otras se deben administrar por vía rectal. 
  • Los corticosteroides como prednisona se utilizan para tratar la enfermedad de Crohn de moderada a grave. Se pueden tomar por vía oral o rectal. 
  • Medicamentos que calmen la reacción inmunitaria del cuerpo. 
  • Los antibióticos tratan los abscesos o fístulas. 
  • La terapia biológica se utiliza para tratar enfermedad de Crohn grave que no responde a ningún otro tipo de medicamento. 
CIRUGÍA 

Algunas personas con enfermedad de Crohn pueden necesitar cirugía para extirpar una parte dañada o enferma del intestino. En algunos casos, se extirpa todo el intestino grueso (colon) con o sin el recto.

Las personas con enfermedad de Crohn que no responden a los medicamentos pueden necesitar cirugía para tratar problemas como: 

  • Sangrado 
  • Retraso en el crecimiento (en niños) 
  • Fístulas (conexiones anormales entre los intestinos y otra área del cuerpo) 
  • Infecciones 
  • Estrechamiento del intestino 
Las cirugías que se pueden practicar abarcan: 
  • Ileostomía 
  • Extirpación de parte del intestino grueso  o del intestino delgado (enlace a cirugía)
  • Extirpación del intestino grueso hasta el recto
  • Extirpación del intestino grueso y la mayor parte del recto

Grupos de apoyo

La Crohn's and Colitis Foundation of America (Fundación Estadounidense para la Colitis y la Enfermedad de Crohn) ofrece grupos de apoyo a lo largo de los Estados Unidos. 

Expectativas (pronóstico)

No existe cura para la enfermedad de Crohn. La afección se caracteriza por períodos de mejoramiento seguidos de reagudización de los síntomas. Aunque la enfermedad de Crohn no se puede curar con cirugía, el tratamiento le puede ofrecer gran ayuda a la mayoría de los pacientes.

Posibles complicaciones

Usted tiene un riesgo mayor para el cáncer de colon y del intestino delgado si sufre enfermedad de Crohn. En algún momento, el médico puede recomendar exámenes para detectar el cáncer de colon.

Las personas con enfermedad de Crohn más grave pueden tener estos problemas:

  • Absceso o infección en los intestinos
  • Anemia, una falta de glóbulos rojos
  • Obstrucción intestinal
  • Fístulas en la vejiga, la piel o la vagina
  • Crecimiento y desarrollo sexual lento en niños
  • Hinchazón de las articulaciones
  • Falta de nutrientes importantes, tales como hierro y vitamina B12
  • Problemas para mantener un peso saludable

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Tiene un dolor abdominal muy fuerte.
  • No puede controlar la diarrea con cambios en la alimentación y los fármacos.
  • Usted ha perdido peso o el niño no está aumentando de peso.
  • Tiene sangrado, secreción o úlceras rectales.
  • Tiene fiebre que dura más de dos a tres días o una fiebre superior a 100.4º F (38º C) sin presencia de enfermedad.
  • Tiene náuseas y vómitos que duran más de un día.
  • Tiene úlceras en la piel que no sanan.
  • Presenta dolor articular que le impide realizar sus actividades cotidianas.
  • Tiene efectos secundarios de medicamentos que está tomando para esta afección.

Figures

El sistema digestivoEnfermedad de Crohn; rayos XDedos en palillo de tamborEnfermedad inflamatoria del intestinoFístulas anorrectalesEnfermedad de Crohn; áreas afectadasColitis ulcerativaEnfermedad inflamatoria intestinal - Serie

Referencias

Cheifetz AS. Management of active Crohn disease. JAMA. 2013 May 22;309(20):2150-8.

Lichtenstein GR, Hanauer SB, Sandborn WJ; Practice Parameters Committee of American College of Gastroenterology. Management of Crohn's disease in adults. Am J Gastroenterol. 2009;104(2):465-483.

Fry RD, Mahmoud N, Maron DJ, Ross HM, Rombeau J. Colon and rectum. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 50.

Sands BE, Siegel CA. Crohn's disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger & Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2010:chap 111.

Lichenstein GR. Inflammatory bowel disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 143.

Revision

Last reviewed 10/13/2013 by George F. Longstreth, MD, Department of Gastroenterology, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.

©1997 - A.D.A.M., Inc.Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.adam.com