Hepatitis medicamentosa

Definición

Es la inflamación del hígado que puede ocurrir cuando se toman ciertos medicamentos.

Otros tipos de hepatitis abarcan:

Nombres alternativos

Hepatitis tóxica

Causas

El hígado ayuda al cuerpo a descomponer ciertos fármacos, entre ellos, algunos que se compran sin receta o que el médico le receta. Sin embargo, el proceso es más lento en algunas personas. Esto puede hacer que usted sea más propenso a presentar daño hepático.

Algunos fármacos pueden causar hepatitis con pequeñas dosis, aun cuando el sistema de descomposición del hígado esté normal. Las dosis grandes de medicamentos pueden dañar un hígado normal.

Muchos fármacos diferentes pueden producir hepatitis medicamentosa.

Los analgésicos y los antipiréticos que contienen paracetamol (acetaminofeno) son una causa frecuente de inflamación del hígado. Estos medicamentos pueden causar daño hepático cuando se consumen en dosis no mucho mayores a la dosis terapéutica recomendada. Las personas que ya tienen enfermedad hepática son las más propensas a presentar este problema.

Los antinflamatorios no esteroides (AINES), como el ibuprofeno y el naproxeno, también pueden causar hepatitis medicamentosa.

Otros fármacos que pueden llevar a que se presente inflamación del hígado abarcan:

  • Amiodarona
  • Esteroides anabolizantes
  • Píldoras anticonceptivas
  • Clorpromazina
  • Eritromicina
  • Halotano (un tipo de anestesia)
  • Metildopa
  • Isoniazida 
  • Metotrexato
  • Estatinas
  • Sulfamidas
  • Tetraciclinas 

Síntomas

Pruebas y exámenes

Se llevarán a cabo exámenes de sangre para verificar la función hepática. Las enzimas hepáticas pueden estar más altas si usted tiene esta afección.

El médico le hará un examen físico para buscar hepatomegalia y sensibilidad abdominal en la parte superior derecha del área ventral. Un salpullido o una fiebre pueden ser parte de algunas reacciones farmacológicas que afectan el hígado.

Tratamiento

El único tratamiento específico para la mayoría de los casos de daño hepático causado por tomar un medicamento es la suspensión del fármaco que causó el problema.

Sin embargo, si usted tomó altas dosis de paracetamol, el tratamiento se debe iniciar lo más pronto posible después de presentar hepatitis.

Usted debe descansar durante la etapa aguda de la enfermedad, cuando los síntomas son más graves. Si presenta náuseas y vómitos considerables, pueden necesitar la administración de líquidos por vía intravenosa.

Las personas con hepatitis aguda deben evitar el ejercicio físico, el alcohol, el paracetamol y cualquiera otra sustancia que sea dañina para el hígado.

Pronóstico

Por lo general, la hepatitis medicamentosa desaparece en cuestión de días o semanas después de dejar de tomar el medicamento que la causó.

Posibles complicaciones

En raras ocasiones, la hepatitis medicamentosa puede llevar a insuficiencia hepática.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Presenta síntomas de hepatitis después de comenzar a tomar un nuevo medicamento.
  • Le han diagnosticado hepatitis medicamentosa y los síntomas no mejoran después de dejar de tomar el medicamento.
  • Presenta cualquier síntoma nuevo.

Prevención

Nunca utilice más de la dosis recomendada de medicamentos de venta libre que contengan paracetamol (Tylenol).

Si bebe en exceso o regularmente, debe evitar estos medicamentos por completo o hablar de las dosis seguras con el médico.

Si padece enfermedad hepática, es extremadamente importante hablar con el médico acerca de toda la medicación que toma y evitar los siguientes medicamentos:

  • Paracetamol
  • Fenitoína

Esta lista no los incluye a todos.

El médico puede recomendar medicamentos que sean seguros para usted, incluso de venta libre. 

Figures

Referencias

Teoh NC, Chittun S, Farrell GC. Drug-induced hepatitis. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2010:chap 86.

Wedemeyer H, Pawlotsky J-M. Acute viral hepatitis. Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 150.

 

Revision

Last reviewed 10/8/2012 by George F. Longstreth, MD, Department of Gastroenterology, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, and Stephanie Slon.

Disclaimers

  • The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition.
  • A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.
  • Call 911 for all medical emergencies.
  • Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites.
A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited. adam.com